Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Investigaciones arrow Defensa arrow ¿Ante una crisis por error de cálculo?

¿Ante una crisis por error de cálculo? PDF Imprimir E-Mail
Ene-16-17 - por Rosendo Fraga

La historia dirá si el 11 de enero de 2017 es una fecha irrelevante en la historia mundial, o el inicio de una escalada militar entre las tres potencias globales: EEUU, China y Rusia.

En la mañana de ese día, una Brigada del Ejército de EEUU entró en Polonia proveniente de Alemania, hacia la ciudad de  Zigañ, donde tienen ahora su emplazamiento permanente.  Los 3.500 hombres, 80 tanques y centenares de vehículos blindados y de transporte, que la integran, al día siguiente habían completado su despliegue, hacia su nuevo emplazamiento, próximo a la frontera entre Polonia y Rusia.

El vocero del Kremlin, dijo que este despliegue militar constituía una "amenaza para los intereses y la seguridad de Rusia" y cuestionó que fuerzas militares ajenas a Europa, se estuvieran desplazando por el continente en forma amenazante para la seguridad y la paz.

Este hecho no sólo se dio en el contexto de las denuncias de la Administración Obama sobre el "hackeo" de los servicios de inteligencia de Rusia para influir en la campaña electoral estadounidense, sino después que a lo largo de 2016 la OTAN dispusiera establecer bases permanentes para desplegar tropas en territorio de tres de sus integrantes que estuvieron en la órbita soviética y que Rusia desplegara misiles diseccionados a Europa y anunciara para 2017 el lanzamiento de una decenas de misiles experimentales intercontinentales.

En la percepción rusa, no es lo mismo una base de la OTAN con algunos cementares de hombres en Polonia, Rumania o Estonia, a la cual en caso de conflicto se envían tropas, que el establecimiento permanente de una Brigada de combate estadounidense sobre su frontera.

Ese mismo día, el futuro Secretario de Estado de los EEUU, Rex Tillerson, comparecía ante el Senado, del cual requiere la aprobación para su designación.

Sus definiciones respecto a China fueron contundentes en lo militar. Concretamente, dijo que su país impedirá el acceso de la potencia asiática a las islas artificiales que ha construido en el Mar del Sur de China -donde tiene conflictos de soberanía marítima con Taiwán, Filipinas, Vietnam, Indonesia, Malasia y Brunei- en los que en semanas atrás desplegó misiles tierra aire, tras la comunicación telefónica de Donald Trump con la Presidenta de Taiwán  y afirmar que podía abandonar la política de "una sola China".

Cuando el futuro Secretario de Estado declaraba ante los senadores, el único portaaviones chino -tiene otro en construcción- venía navegando el estrecho que separa China continental de Taiwán -que ha declarado el estado de "alerta"- en dirección al Mar del Sur de China donde están las islas artificiales construidas en base a su poder industrial y desde las que reclama la soberanía marítima sobre el entorno.

Pero también Tillerson sostuvo que las acciones de China mediante estas islas, eran similares a la anexión de Crimea por parte de Rusia; acusó al gobierno chino de ser un aliado de Corea del Norte al no presionarla los suficiente para que abandone sus armas nucleares y que la decisión china de crear una "zona de defensa" entorno a las islas Sensaku en el Mar Oriental de China, donde tiene disputas con Japón y Corea del Sur, es "ilegal".

Estas afirmaciones van mucho más allá del riesgo de una guerra comercial y cambiaria. Ya la diplomacia china en las últimas semanas, comenzó diciendo que Trump era una amenaza para la "estabilidad" mundial para después considerarlo riegos para la "paz" del mundo.

Pero ahora, mediante la editorial de un diario estatal, ha dicho que si EEUU quiere impedirle el acceso a las islas artificiales que considera su territorio, tendrá que "librar una guerra a gran escala".

Es así como a pocos días antes de la asunción de Trump, Obama el Presidente saliente se encuentra en una escalada de tensión militar con Rusia y el Presidente entrante, en otra con China, ambas al mismo tiempo. Se trata de un ejercicio de poder "bipolar" sin precedentes en la primera potencia del mundo.

Simultáneamente,  occidente está ensimismado en las crisis políticas que viven  a la par EEUU y Europa y parecen no entender las percepciones y señales que se están generando en el resto del mundo.

Si tras la asunción del nuevo Presidente estadounidense, esta escalada militar se contiene o reduce, lo que sucedió el 11 de enero habrá sido un episodio más en la transición política más compleja y conflictiva que ha vivido la primera potencia del mundo.

Pero si no es así, el segundo miércoles de enero de 2017, será una evidencia más en la historia, de cómo la dirigencia occidental no supo advertir a tiempo las señales que pueden evitar las “crisis por error de cálculo”.  

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
Los próceres y el Bicentenario de la Independencia

LATINOAMÉRICA
Calendario Electoral 2016-2017

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores