Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow A días de la asunción de Trump

A días de la asunción de Trump PDF Imprimir E-Mail
Ene-12-17 - por Rosendo Fraga

La tensión política dentro de los EEUU crece al aproximarse la asunción de Trump. Ha completado la designación de su equipo, con un senador republicano (Coats), en el cargo del cual dependen las 16 agencias de inteligencia que tiene el país, incluyendo la CIA, la Secretaría de Seguridad Nacional y la del Pentágono, entre otras. Pero varios de sus colaboradores requieren la aprobación del senado para su designación, donde hay mayoría republicana. El posible cuestionamiento a alguno de ellos, puede ser un primer indicio de la resistencia que puede enfrentar en el Congreso. Trump ha decidido ya el primer día de gobierno, adoptar varias "órdenes ejecutivas", el instrumento que permite al Presidente adoptar medidas de emergencia que deberían pasar por el Congreso. El las usará para comenzar a desmontar el sistema de salud de Obama, que ha sido blanco tanto de sus críticas como las de su partido. Está confirmando que ejercerá el poder de acuerdo a la cultura populista: designa a su yerno (Kushner), como asesor, en manifiesta la tendencia a ejercer el poder con su familia; sus hijos continúan haciendo negocios en el mundo, reuniendo inversores y sentenciando que países son buenos para invertir y cuales no, diluyendo el límite entre lo personal y lo público; sus advertencias a las empresas automotrices, para que desinviertan o no inviertan en México, son personales, directas y sin regla, al estilo del "capitalismo de amigos" de los gobiernos populistas; su entredicho con Mary Streep, confirma el uso de la palabra presidencial para amedrentar, que caracteriza a los presidentes populistas, que suelen tener malas relaciones con el mundo de la cultura y sus constantes apelaciones al nacionalismo tanto en lo político como en lo económico, son la expresión más relevante en esta tendencia.  

Frente a estas manifestaciones, Obama se retira más atento a la historia que a la situación política que deja. El desempleo está por debajo del 5% y el crecimiento se acerca al 3% en el segundo trimestre y posiblemente en el tercero. Las tímidas e inconclusas reformas sociales, así como su compromiso con la diversidad cultural y religiosa, con ratificadas en sus declaraciones en los días previos a dejar el poder. Busca que su legado, que difícilmente se mantenga en los hechos, sea valorizado por la historia. Sin posibilidad de reelección alguna en la Constitución, tiene más futuro como personalidad global, que como líder político en su país. Además, la derrota electoral, ha dejado resentido a su partido con sus últimas acciones. Pero deja también a su país en retroceso en el escenario global, habiendo perdido,- en gran medida por imperio de las circunstancias,- el rol de "hiperpotencia" que tuvo en las dos décadas posteriores a la caída del comunismo. La sociedad estadounidense posiblemente sea la más dividida desde la Guerra Civil y el problema racial con la comunidad afro-americana muestra su mayor tensión en medio siglo. Con Trump, la cultura populista por primera vez llega al poder en los EEUU y esto puede ser una amenaza radical para el funcionamiento de las instituciones, frente al reformismo de Obama. Pero la coalición anti-Trump, que está en condiciones de protestar en la calle y en los medios, sólo puede limitarlo a partir de una convergencia entre republicanos y demócratas en el Congreso y si ello sucede  y cuando, es la gran pregunta en lo político.

Las relaciones entre los EEUU y Rusia, se han transformado en el gran conflicto político en la transición. Obama ha dicho que los servicios de inteligencia rusos estuvieron detrás de la campaña para influir a favor de Trump y que ello influyó en el resultado. Los servicios de inteligencia estadounidenses, han confirmado la injerencia, pero no que ésta haya influido en el resultado. Obama expulsó a 35 diplomáticos rusos,- más que durante toda la guerra fría,- y en los últimos días como Presidente impulsa sanciones económicas a los funcionarios del Kremlin acusados de estar detrás del hackeo. Putin con ironía e inteligencia desechó represalias, invitó a los diplomáticos estadounidenses a brindar con motivo del nuevo año y denunció una "caza de brujas" por parte de la Casa Blanca. En lo  estratégico, si bien entre Trump y Putin hay una clara intención de convergencia, ambos al mismo tiempo han anunciado la intención de expandir el arsenal nuclear, planteando para algunos analistas el riesgo de una carrera armamentista. Obama deja el poder, con tanques estadounidenses entrando en Polonia en el marco del despliegue en el entorno de Rusia dispuesto por la OTAN y Putin desplegando misiles frente a Europa y anunciando 10 lanzamientos experimentales de misiles intercontinentales durante 2017.  El Vicepresidente Biden ha dicho a Trump que "debe madurar" en política exterior y él por su parte sostiene que quien esté en contra de tener buenas relaciones con Rusia  "es un estúpido".  

Pero el conflicto con el terrorismo islámico en Medio Oriente, se presenta como el primer escenario de crisis internacional en el que Trump tomará decisiones. La caída de Aleppo, la visita de Assad a Francia y el acuerdo de Rusia con Turquía e Irán para extender el alto fuego en Siria, son una derrota internacional para Obama, aunque lo haya celebrado. Su respuesta, es la caída de las dos capitales del Estado Islámico en Irak (Mosul) y Siria (Raqqa), en manos de coaliciones apoyadas y dirigidas por EEUU, que aporta tropas de élite en el terreno, bombardeos masivos en las dos ciudades a las posiciones de dicha organización e información de inteligencia, además de armas. La caída de ambas ciudades, serían un triunfo de la estrategia de Obama, así como la de Aleppo de su fracaso. Pero el Presidente saliente no tendrá tiempo de cosechar sus frutos. La caída de ambas ciudades se demora más de lo previsto. Puede conjeturarse que Trump ordenará reforzar las acciones militares estadounidenses en ambas operaciones y que la caída de ambas ciudades, que será en semanas o meses, será capitalizada por él. Trump y Putin tratarán de acordar un nuevo equilibrio en la región, en momentos que ambos tienen buenas relaciones con el gobierno israelí. Pero el problema emergente será Turquía. Es firme aliada de Irán, con quien el nuevo presidente estadounidense está dispuesto a confrontar y hay más de un señal en este sentido.

En conclusión: la tensión política ha crecido en los EEUU ha medida que se acerca la asunción de Trump, anticipando conflictos; Obama por su parte se retira más atento a la visión histórica de su legado, que a la coyuntura que lo favorece menos, dentro y fuera de su país; Rusia es el tema de la agenda internacional en el que ambos se enfrentan con más fuerza y en el cual se diferencian con nitidez, siendo en realidad un campo de batalla entre ellos y en lo inmediato, será Medio Oriente donde Trump adoptará decisiones, buscando capitalizar situaciones preexistentes, como la caída de las capitales del EI (Mosul y Raqqa).

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores