Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Comenzando la gestión en un año electoral

Comenzando la gestión en un año electoral PDF Imprimir E-Mail
Ene-10-17 - por Rosendo Fraga

Macri termina sus vacaciones, habiendo dejado reorganizado el gobierno para su segundo año. Ha cumplido con una regla de la política argentina desde 1983: cambiar el Ministro de Economía (en este caso de Hacienda y Finanzas), al año de gestión. Todos los presidentes sin excepción lo hicieron. Su decisión ha sido reforzar al equipo de la Jefatura de Gabinete como su instrumento principal de gobierno, como lo explicitó en diciembre. Concretamente, si bien sigue existiendo un equipo económico integrado por 8 de los 21 ministros más el Presidente del Banco Central, presidido por el Jefe de Gabinete (Peña) y sus secretarios (Quintana) y Lopetegui), se ha organizado otro más pequeño y operativo, integrado por ellos tres, más los dos nuevos Ministros de Hacienda (Dujovne) y Finanzas (Caputo), más el Ministro del Interior (Frigerio), quien es el dato político en una reorganización, que acentúa los rasgos de gestión empresaria que ya venían caracterizando el gobierno de Macri. Como ya lo han dicho el Presidente como el Jefe de Gabinete, estos cambios no implican que no se produzcan otros de acuerdo a las circunstancias. Pero la decisión adoptada, significa ante todo ratificar la personalidad de Macri, para quien los ministros son más gerentes que figuras políticas que articulan una coalición de gobierno.

En los primeros días de gestión del nuevo equipo, ha quedado claro que no cambiará la política, que subordina la gestión económica a la estrategia electoral para ganar la elección de medio mandato. La idea de que Dujovne será un Ministro que pondrá en marcha los ajustes postergados por Prat Gay, se va diluyendo rápidamente. Es que el "no ajuste" del ex ministro, fue la consecuencia de decisiones políticas de Macri, que llevaron durante 2016 a adoptar medidas como moderar el aumento de tarifas, sancionar la ley de emergencia social y ceder en la negociación por el cambio de ganancias, eludiendo utilizar el veto. Las primeras señales del nuevo Ministro de Hacienda, en el sentido de gastar menos, fueron rápidamente neutralizadas desde la Casa Rosada. Poner a funcionar a pleno la obra pública,- que depende formalmente de Frigerio,- y poner un marcha un "blanqueo laboral" que reduzca el trabajo informal o en negro, son el tipo de iniciativas que se ponen en marcha al comenzar el año y que muestran el rumbo de la gestión económica para el año en curso. Esto deja planteadas dos preguntas políticas respecto a la gestión de la  economía: si el gobierno logrará que la percepción de crecimiento llegue a la gente antes de la elección de octubre y si logrará convencer de que los ajustes que nuevamente se postergarán, se realizarán en 2018, aunque entonces ya estará planteado como gran desafío político la elección presidencial de 2019.

En cuanto a la discusión política central del oficialismo, que es si ampliar o no su coalición a sectores del Peronismo. Macri parece dispuesto a no hacerlo a nivel nacional, pero dejar abierta la posibilidad en los distritos. La idea del Presidente de la Cámara de Diputados (Monzó), de ampliar la coalición a sectores del Peronismo dentro del gabinete,- apoyada conceptualmente públicamente por Frigerio y ejecutada en los hechos por Vidal,- ha sido rechazada por Macri. Pero al mismo tiempo, la gobernadora de Buenos Aires, comenzó el año incorporando un nuevo intendente peronista a su coalición sin que ello genere ningún cuestionamiento desde la Casa Rosada. Algo similar puede suceder en otras provincias. Pero en lo que coinciden las dos visiones del oficialismo, es en la necesidad de que el Peronismo vaya dividido a las elecciones en la provincia de Buenos Aires, donde se decide el resultado nacional. Macri ha comenzado el año dando a este distrito un refuerzo de 25.000 millones de pesos por fuera del presupuesto, a riesgo de generar tensiones y reclamos de los demás gobernadores. Ya el de Mendoza,- que es de Cambiemos,- ha pedido un refuerzo similar para su provincia y los gobernadores de la Patagonia (Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut y Río Negro), han criticado la decisión que beneficia a Buenos Aires. El refuerzo financiero de Vidal, confirma que no será la prioridad de la nueva gestión económica la disminución del gasto, el que será la herramienta política principal ya sea para dividir peronistas como para sumarlos.

El conflicto social, ya sea el protagonizado por sindicatos o movimientos sociales y el reclamo de mayor seguridad pública, despuntan desde los primeros días del año, como una cuestión central. El sindicalismo peronista tratará de no recurrir a un paro general, que es su arma de negociación más eficaz frente a un gobierno que en esto quiere diferenciarse de las gestiones no-peronistas anteriores. El gobierno inicia el año planteando que no aceptará aumentos por encima del 20% y buscando impulsar los "acuerdos de productividad", que bajen costos salariales por un lado,- las primeras propuestas del nuevo Ministro de Hacienda para bajar impuestos al trabajo se van diluyendo rápidamente,- y que permitan mayores aumentos cuando ellos se justifiquen económicamente. Pero el sindicalismo en los últimos días del año, con su paro de transporte,- cuyo efecto es nacional,-  y en los primeros días de éste, con el paro de la línea C del subte, mostró que mantendrá la presión. Los movimientos sociales (piqueteros), aparecen divididos en los "moderados" que acordaron la emergencia social con el gobierno,- con cierto apoyo del Papa,- y los "duros"  que han quedado fuera del acuerdo, estarán en la calle desde enero. El debate sobre bajar la edad de imputabilidad penal de 16 a 14 años, es consecuencia del creciente reclamo de la sociedad por el deterioro,- o saturación,- de la inseguridad pública. Durante 2016, el gobierno optó por ceder en los temas referentes al "manejo de la calle", - sindicatos, piqueteros, política hacia las fuerzas policiales, etc.- la cuestión es que en el año electoral seguir con esta política puede tener costos.

En conclusión: Macri comienza el año reorganizando su gobierno, ratificando su modo de gestión “empresaria” a través de la ejecución a cargo de la Jefatura de Gabinete, pero reforzando el rol del Ministro del Interior; pero también ha quedado claro que la política económica estará subordinada a la estrategia para ganar la elección de medio mandato, postergando o diluyendo la idea de un ajuste; la estrategia política central del oficialismo en el año que se inicia, es dividir el Peronismo electoralmente, más allá de si se lo incorpora o no al gobierno y el gasto, será un instrumento para ello y el “manejo de la calle” (sindicatos, piqueteros, seguridad pública, etc.) será un punto crítico, en el cual la política de ceder para evitar conflictos, pero pagar costos por inacción, será el dilema a resolver.  

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores