Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

El Gobierno pierde la iniciativa política PDF Imprimir E-Mail
Nov-29-16 - por Rosendo Fraga

Las sesiones ordinarias del Congreso finalizan el 30 de noviembre y por esta razón entre este día y el precedente, el Ejecutivo pretende trabaje intensamente. El Senado dará sanción definitiva al proyecto de presupuesto 2017, negociado con los gobernadores. Es el ejemplo de la cooperación que ha predominado en el primer año de gobierno en los temas más relevantes. En diputados, se tratará de lograr dictamen de comisión para la reforma del impuesto a las ganancias. El oficialismo se vio obligado a ceder en este proyecto, que presentado por Massa, elevar al 25% el mínimo para pagarlo y aumenta la carga impositiva sobre el juego, la renta financiera y eventualmente la minería  para financiarlo. Otro tanto puede suceder con el proyecto de "emergencia social", impulsado por la oposición, los movimientos sociales y el sindicalismo. En ambos casos, el oficialismo se vio obligado a retroceder. El bloqueo en el Senado de la reforma electoral es en cambio una derrota del oficialismo que hizo de la boleta electrónica en la elección de 2017, la prioridad de su proyecto de cambio político. En este caso, 12 de los 17 gobernadores peronistas de opusieron. Ello no impide que las provincias más importantes, por propia iniciativa implementen la reforma. La última semana de las ordinarias, cierra así con cierto sinsabor para el oficialismo. El gobierno ya ha decidido convocar a extraordinarias a partir del 1 de diciembre, pero en ellas, los dos proyectos más relevantes que se tratarían serán de la oposición: ganancias y emergencia social.

Este último es una concesión del gobierno, temeroso que de no sancionarlo se transforme en pretexto o argumento para protestas violentas sobre el fin de año. Una semana atrás, el gobierno estaba decidido a impedir su sanción en el Congreso y en caso de fracasar, a vetarlo, como hiciera con la "ley antidespidos". Pero en las reuniones mantenidas con la CGT por un lado y los movimientos sociales por otro, se convenció que de no ser sancionado, podría tener un paro general antes de finalizar el año y disturbios violentos en paralelo, algo que piensa afecta la gobernabilidad de un gobierno no-peronista, dadas las experiencias del pasado. Fue así como Macri cambió su estrategia, pasando a aceptar las demandas. Frente al sindicalismo, se destaca la de acordar frenar los despidos por noventa días, algo sobre lo cual surgen dudas sobre su implementación. Con los Movimientos Sociales, se acordó la creación del millón de puestos de trabajo subsidiados que reclamaban, a razón de 300.000 por año en lo que resta del período de gobierno en curso. Ello se suma a otros tantos ya existentes. Serán administrados por los movimientos sociales (comúnmente conocidos como piqueteros), a través de cooperativas. Teóricamente, serán financiados reasignando partidas del presupuesto que está siendo aprobado, aunque el año próximo el Ejecutivo sólo puede reasignar el 10% de ellas. Pero surgen dos dudas sobre la eficacia de este acuerdo. Una es que en la solicitada publicada por medio centenar de estos movimientos el domingo 27, excluyeron  el párrafo del acta firmada por los Ministros de Trabajo y Acción Social por la cual se comprometían a no realizar protestas durante los próximos tres años. A ello se agrega que el dirigente de estos movimientos más cercano al Papa (Grabois) dijo que puede haber "violencia social en diciembre por desborde de internas policiales".

Dentro del oficialismo aparecen dos planteos diferentes respecto hasta dónde debe cambiar el gobierno, cuando se apresta a cumplir un año de gestión. El Jefe de Gabinete (Peña) desmintió que vayan a tener lugar cambios de ministros y los redujo a sólo la segunda y la tercera línea del gobierno, argumentando "no vemos razones para hacer grandes cambios". Por su parte el Presidente de la Cámara de Diputados (Monzó), dijo que es necesario "oxigenar el gabinete", proponiendo que se incorporen como ministros, figuras del Peronismo no-kirchnerista, mencionando a Randazzo (último Ministro de Interior y Transporte de Cristina), Bossio (ultimo titular del Anses y líder del bloque peronista), Perotti (senador nacional por Santa Fe) y Urtubey (gobernador de Salta). El líder del Frente Renovador (Massa) elogió a  Monzó por haber sabido negociar con la oposición las 70 leyes sanciondas por el Congreso este año. La reelección del diputado del PRO como presidente de la Cámara de Diputados de la Nación reforzó su posición política. Más allá de las diferencias políticas que tiene con Vidal, plantea lo mismo que hace ella: ampliar la coalición oficialista a sectores del Peronismo. 

En este marco, Macri realiza el 1 de diciembre, el "retiro" de los integrantes de su gabinete, para evaluar la gestión del primer año y relanzarla para el año electoral. Lo hará después que intentará lograr que gobernadores peronistas contribuyan a moderar las pretensiones opositoras en el proyecto de cambio del impuesto a las ganancias y que permitan reflotar la reforma política, lo que parece tener pocas probabilidades. El contexto político en el cual se realiza este encuentro, no es de celebración. Incluso la Casa Rosada ha decidido bajar el nivel de la conmemoración del año de gobierno, convocada en Rosario para el 10 de diciembre. Que el oficialismo comience a asumir públicamente falencias en áreas como Medio Ambiente, Comunicaciones y Justicia elude la discusión central: la marcha de la economía. La realidad es que la Jefatura de Gabinete ha comenzado a realizar algunas consultas con economistas independientes sobre la marcha de la economía. El reordenamiento o cambio de Gabinete negado por Peña y reclamado por Monzó es un tema de análisis, pero sin decisión por ahora.

En conclusión: los dos primeros días de la semana hábil, mostrarán al Ejecutivo trabajando intensamente para que el Congreso apruebe proyectos, negociando ganancias y realizando el último intento entorno a la reforma política;  el acuerdo para la sanción del proyecto de emergencia social es un retroceso político y económico del gobierno en aras a terminar el año sin conflictividad en la calle;  mientras el Jefe de Gabinete niega que se realice un cambio de ministros, el Presidente de la Cámara de Diputados lo impulsa proponiendo incorporar a figuras del peronismo dialoguista y el "retiro" del gabinete de Macri se realiza sin ánimo celebratorio, con la Jefatura de Gabinete consultando economistas, debatiéndose cambios y preparándose un relanzamiento para el segundo año.   

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
Los próceres y el Bicentenario de la Independencia

LATINOAMÉRICA
Calendario Electoral 2016-2017

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores