Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Latinoamérica arrow Venezuela: Diálogo con pocas posibilidades

Venezuela: Diálogo con pocas posibilidades PDF Imprimir E-Mail
Nov-02-16 - por Rosendo Fraga

Durante octubre, Maduro ha decidido mantenerse firme frente a la oposición y sin hacerle  concesiones. Ha postergado para el año próximo tanto las elecciones de gobernadores como las municipales que debían tener lugar antes de finalizar el año y el referéndum revocatorio ha quedado sin fecha, con lo cual la posibilidad de que se realice antes del 10 de enero ha quedado anulada. Tampoco está dispuesto a liberar presos políticos. Frente a las protestas y marchas de la oposición, la actitud del gobierno es de dureza, registrándose en el estado de Táchira, enfrentamientos con los estudiantes que provocaron 27 heridos. Al mismo tiempo, ha alineado las Fuerzas Armadas, las de seguridad y policiales, así como las milicias chavistas integradas por civiles armados para un eventual enfrentamiento. Ha denunciado al Congreso ante la justicia que controla y dice que esta en marcha  un "golpe parlamentario" junto con el ex presidente de la asamblea, Diosdado Cabello. Mientras tanto la situación económica se deteriora y la PDVSA (la petrolera estatal) ha postergado el 40% de sus vencimientos, sin lograr superar la duda de si entrará en default en los próximos meses. La economía sigue en estado crítico, agravándose la carestía y la falta de insumos hospitalarios. Pero el régimen parece dispuesto a mantener el poder a cualquier costo. La gira de Maduro buscando apoyos económicos urgentes -que lo llevó hasta Arabia Saudita, enemiga de su aliado Irán- no ha arrojado resultados relevantes. Aislado de los países desarrollados de occidentes y de los demás integrantes el Mercosur, mantiene en la región el apoyo de los países del ALBA (Cuba, Nicaragua, Ecuador y Bolivia).

Por su parte la oposición se vio obligada a intensificar su acciones, pero sin una estrategia clara en tanto y en cuanto no se resquebraje el régimen. El respaldo que recibe en el exterior de EEUU, la UE y la mayoría de los países de América Latina, no resulta operativo hasta ahora. La Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno Ibero-americanos que se realizó en los últimos días de octubre en Cartagena (Colombia), lo puso en evidencia. La iniciativa de paz que presentaron España, México y Chile no pasó de lo declarativo. Realizó una gran movilización opositora que llenó las calles y avenidas de Caracas el domingo 26 de octubre y mostró que tiene la mayoría de la sociedad a su favor, cuando una encuesta de la empresa Datanálisis dice que 78% votaría contra Maduro si se realiza el referéndum revocatorio. Pero el paro general que convocó para dos días después, tuvo menos acatamiento del esperado. Maduro había amenazado a quienes pararan y aumentó 40% del salario mínimo el día antes. El parlamento con mayoría opositora ha iniciado el juicio político a Maduro y ha convocado una nueva marcha para el 4 de noviembre en Miraflores. La convocatoria al diálogo además la ha dividido. Mientras los sectores más moderados liderados por Capriles la han aceptado, los más duros que lidera desde la cárcel Leopoldo López la rechazaron.   

En este marco, el diálogo que impulsa el Vaticano y apoya EEUU, parece tener limitadas posibilidades de prosperar. Hace diez días, Rodríguez Zapatero, ex jefe presidente del gobierno español del PSOE, junto con otros dos ex presidentes de América Central y Caribe, dieron por finalizada sin resultado su intento de mediación. Ante el riesgo cierto de un desenlace violento en Venezuela, el Papa decidió intervenir, aunque es conciente de que las posibilidades no son muchas. Convocó a Maduro a Roma durante su gira por Asia y acordó con él que aceptara el diálogo, aunque sin obtener concesiones de su parte. Francisco I designó al Nuncio en Buenos Aires para promover este diálogo. La Iglesia venezolana está muy enfrentada con el Chavismo y por esa razón es el Vaticano y no ella la que puede intentar que se concrete. La reunión de Maduro con el sector más dialoguista de la oposición, permitió acordar cuatro comisiones de trabajo. El Ministro de Defensa, el General Padrino López, si bien ha explicitado lealtad a Maduro, es el único límite que puede tener si el enfrentamiento se generaliza. Pero el control de las Fuerzas Armadas sobre las milicias chavistas armadas es bajo. Al comenzar noviembre, parece que Maduro se siente obligado a mantenerse inflexible y la oposición a seguir ganando la calle, más allá el diálogo, que tuvo un nuevo impulso con la llegada de un enviado de Obama (Shannon), que se reunió con Maduro. Pero los gestos para hacer posible el diálogo se han dado: Maduro liberaría presos políticos y la oposición suspende la próxima marcha y el juicio político contra el Presidente.

La segunda vuelta de las elecciones municipales brasileñas ha confirmado el giro hacia el centro-derecha del país y la región y en Nicaragua el 6 de noviembre Ortega ganará de nuevo. En Río de Janeiro, ganó la segunda vuelta un pastor evangelista y fue derrotado un candidato de izquierda que no es el PT. El partido de Lula y Dilma perdió en Recibe. Es así como las dos principales ciudades del país (Sao Pablo y Rio) han quedado gobernadas por figuras de centro-derecha de partidos aliados de Temer y el PT sólo con una de las 26 capitales estaduales (Rio Branco) que es la de un pequeño estado fronterizo de Bolivia. En Nicaragua, Ortega como Maduro en Venezuela tiene alineada a la justicia y con su apoyo hace un par de meses destituyó a todos los legisladores opositores y sus suplentes. Ha elegido a su esposa como candidata a la Vicepresidencia y con la oposición divida y perseguida, ganaría las elecciones. Ortega es un firme aliado de Maduro y la inacción de la región frente a su avance sobre el Congreso, ha permitido al Chavismo percibir que la acción internacional para limitarlo es irrelevante. Nicaragua es en América Central la excepción al giro político que se está dando en América del Sur.

En conclusión: al decidir Maduro suspender el revocatorio, postergar las elecciones provinciales y municipales y no liberar presos políticos, ha dejado escaso margen para un diálogo exitoso; la oposición tiene la opinión pública a su favor, pero esta dividida y no cuenta con otra alternativa que seguir movilizándose en la calle; en este marco, el diálogo que impulsa el Vaticano y avala EEUU, que quiere evitar un desenlace sangriento a la crisis, no tiene muchas  posibilidades de éxito y la segunda vuelta de las elecciones municipales brasileñas confirma el giro hacia el centro-derecha en América del Sur y el probable triunfo de Ortega en Nicaragua, muestra que hay excepciones en América Central.

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores