Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Argentina: Entre las negociaciones y el Papa PDF Imprimir E-Mail
Oct-12-06 - por Rosendo Fraga

La semana se inició con una marcha hacia el Congreso en reclamo por la inseguridad, lo confirma la relevancia social y política que ha adquirido el tema. Desde que en 2004 Blumberg convocará marchas reclamando por la inseguridad en los inicios del Kirchnerismo, la cuestión ha compartido el rol de primera demanda de la sociedad, con las cuestiones socio-económicas, como la inflación, el desempleo y la pobreza. Un sondeo publicado por Clarín el domingo 9, muestra que en agosto la inseguridad era la primera demanda para el 18% y en septiembre pasó a serlo para el 34%. Este incremento responde a dos causas: el aumento real de los delitos, pero también al descenso que registró en agosto y septiembre de la inflación, por lo que disminuyó el reclamo por esta demanda. Un año antes de las elecciones de medio mandato, Macri ha comenzado a trabajar electoralmente en el tema, haciendo lo mismo que el Kirchnerismo: desplegar fuerzas federales (Gendarmería y otras), en las provincias más afectadas por el delito: Santa Fe y Buenos Aires. En el último caso, se trata también del territorio en el cual se definirá la suerte de la elección. Cabe señalar que en ambas provincias, en la década pasada, se desarticularon las policías al romper sus jerarquías y la disciplina, fusionando los grados de oficiales y suboficiales. La cuestión es que se trata de la misma política que ahora es está implementando con la mitad de la Policía Federal que pasa a la Ciudad de Buenos Aires. En este marco, la manifestación convocada para hoy frente a Congreso, por víctimas del delito, a través de las redes sociales, confirma la relevancia que está adquiriendo el tema. 

La negociación con sindicatos y movimientos sociales, también adquiere relevancia esta semana, cuando el gobierno busca neutralizar protestas hacia el fin de año. Si bien tanto el gobierno como los sindicalistas se han endurecido en los últimos días, el primero diciendo a través del equipo económico que es más caro el bono que reclaman que el costo de un paro general y al mismo tiempo crece la presión en el sindicalismo para un medida de fuerza, los ex titulares de las tres  centrales (Moyano, Barrionuevo y Caló) y el propio Presidente, mantienen posiciones más moderadas e impiden se rompa el diálogo. Los movimientos sociales más importantes y moderados, hoy aliados de la CGT (CCC, CTEP y Barrios en Pie), han pedido al gobierno que se eleve a 4.000 pesos el subsidio para el "Plan Trabajar" que administran las cooperativas que ellos controlan. Estos movimientos, la semana pasada instalaron centenares de ollas populares en todo el país, como forma de protesta. Pero también el gobierno ha iniciado el diálogo con los movimientos sociales radicalizados, como el FOL (por lo general son escisiones de los anteriores), que acamparon la semana pasada en la Plaza de Mayo y que parecen más proclives a realizar actos violentos hacia fin de año. La paradoja es que las circunstancias -no las intenciones- han llevado al gobierno de Cambiemos a adoptar formas populistas: la pobreza ha crecido, se han incrementado los planes sociales y un cuarto de millón de personas participando en un festival de asado en la Avenida Nueve de Julio, asemejan la situación social a la que ha caracterizado al Peronismo en el pasado.

Mientras el gobierno intenta enfrentar la inseguridad y la pobreza, el Peronismo se muestra dividido y la conmemoración del 17 de octubre lo pondrá en evidencia. El Ministro de Justicia (Garavano) ha dicho públicamente que "no están dadas las condiciones para que Cristina vaya presa", porque "no hay riesgo de que fugue o entorpezca a la justicia" y que ella sólo debe "explicar" ante la justicia. Menem fue detenido antes de cumplir diez meses de dejar el gobierno y esta afirmación da credibilidad a que un sector del gobierno, prefiere a la ex Presidenta compitiendo electoralmente en 2017 y no presa. Ella por su parte esta semana continúa con actos en el Gran Buenos Aires, recibiendo un título "honoris causa" de las universidades kirchneristas de Quilmes y La Matanza. Pero los gobernadores peronistas se manejan con autonomía respecto a ella, negociando con la Casa Rosada respecto a la coparticipación y su endeudamiento en el presupuesto 2017. Al mismo tiempo, Massa va a disputar la elección bonaerense el año próximo, aunque sin descartar que sea su esposa (Malena), finalmente la candidata, mientras que intendentes peronistas no-kirchneristas, impulsan la candidatura de Randazzo. Que la Intendenta de Matanza (Magario), haya sido electa titular de la Federación Argentina de Municipios (FAM), mostró la incapacidad de Cambiemos y el PJ dialoguista para impedirlo, dado que sumados tenían suficiente fuerza para impedirlo. La conmemoración del 17 de octubre, mostrará la división y diversidad del Peronismo, algo que hoy favorece al oficialismo, que pese a criticar a la "vieja política", esta semana realizará actos en homenaje a Yrigoyen al cumplirse un siglo de su llegada al poder y a Perón, con motivo del 17 de octubre.   

Pero es el encuentro con el Papa que tendrá lugar el 15 de octubre, el tema político prioritario para el Presidente en esta semana. Si bien la supuesta decisión del Francisco I de no visitar Argentina en 2017 no cayó bien en sectores del oficialismo, la segunda reunión que Macri tendrá con él, será en términos más cordiales que la anterior. Ello será así por tres razones: el 24 de junio, el Presidente por primera vez coincidió co el Papa en la cuestión del aborto al decir "me comprometo a defender la vida desde la concepción", en su discurso de clausura del Congreso Eucarístico Nacional en Tucumán; en ese mismo encuentro, asumió el rol del Episcopado como su interlocutor, abandonando su idea inicial de tener sólo diálogo directo con el Papa y la tercera es que ha dejado atrás su postura de que la relación con Francisco I es de "jefe de estado a jefe de estado". Allanadas estas diferencias, la reunión que mantendrán el 15 de octubre -el día antes de la santificación del Cura Brochero- será más cordial. Ello no impedirá que el mes próximo, el Papa reciba a los tres movimientos sociales hoy aliados de la CGT (CCC, CTEP y Barrios en Pie), en un encuentro global con este tipo de organizaciones. 

En conclusión: a un año de la elección, la inseguridad es la primera demanda de la sociedad y el gobierno toma medidas para responder al problema, aunque parece carecer de una política de largo plazo para ello; al mismo tiempo dialoga con sindicalistas y movimientos sociales, buscando impedir paros, protestas y hechos de violencia en el último bimestre del año; la conmemoración del 17 de octubre pondrá en evidencia las divisiones del Peronismo, entre las que opera la ex Presidente, situación que electoralmente en principio puede beneficiar al oficialismo y la reunión que mantiene Macri con el Papa seguramente mostrará un trato más cordial, tras una serie de concesiones coincidencias gestadas  por el Presidente.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores