Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow No resulta fácil resolver conflictos en el mundo

No resulta fácil resolver conflictos en el mundo PDF Imprimir E-Mail
Oct-06-2016 - por Rosendo Fraga

La tensión entre los EE.UU. y Rusia ha terminado con la esperanza de paz en Siria, por lo menos en el corto plazo.

 

La ofensiva de las fuerzas sirias con apoyo ruso sobre los rebeldes en la ciudad de Alepo ha sido el desencadenante de la decisión estadounidense de dejar de cooperar con Rusia en este país.

 

Para Moscú, fuerzas estadounidenses dieron muerte a decenas de civiles sirios y para Washington la ofensiva sobre dicha ciudad siria rompió el cese de fuego acordado.

 

Si bien tanto EE.UU. como Rusia coinciden en atacar al EI y sus aliados, mientras el primero apoya a milicias opositoras sirias que combaten contra el gobierno, la segunda las combate junto a las fuerzas gubernamentales.

 

Los procesos electorales que tienen lugar en ambos países inciden en su accionar en el conflicto sirio. En las elecciones para renovar la Duma rusa que tuvieron lugar el 18 de septiembre, Vladimir Putin obtuvo un categórico triunfo obteniendo 50% de los votos y quedando con tres cuartas partes de los legisladores. Ganó tras una campaña muy nacionalista y conservadora. Fortalecido con este éxito avanzó en Siria desafiando a los EE.UU., aún a riesgo de una ruptura como finalmente ocurrió.

 

Por su parte, la elección presidencial estadounidense está a casi un mes, con paridad entre los dos candidatos, quienes tienen posturas muy diferentes frente a Rusia. Mientras Trump se muestra amigable con Putin aún a riesgo de debilitar la OTAN, Clinton mantiene la misma postura que Obama, de frenar la expansión estratégica de Rusia que ha amenazado con abandonar el tratado para el control del plutonio para lograr que occidente levante las sanciones impuestas por la ocupación de Crimea y la secesión de Ucrania, y despliega nuevas baterías de misiles en Siria.

 

En Europa, el rechazo a las cuotas de refugiados impuesta por la UE con el auspicio de Merkel en el referéndum húngaro, anticipa nuevas definiciones electorales en la misma línea. Para ser vinculante esta consulta requería que votara el 50% de los electores y lo hizo sólo 40%, pero de ellos más del 98% lo hicieron rechazando las cuotas.

 

El 4 de diciembre se realiza la segunda vuelta de las elecciones presidenciales austríacas, donde un neonazi que propone que su país abandone la UE y se cierre a la inmigración, y un ecologista, son las alternativas. Elecciones en República Checa, Islandia y Rumania pueden mostrar avances de las fuerzas contrarias a la inmigración.

 

Entrando en 2017, en las elecciones generales de Holanda que tienen lugar el 15 de marzo, está primero un partido anti-islámico y anti-europeo. Lo mismo sucede en las elecciones presidenciales de Francia, que tienen lugar entre abril y mayo (primera y segunda vuelta), en las que la candidata del Frente Nacional (Le Pen) está primera y en Alemania, que renueva gobierno en septiembre, crecen las fuerzas nacionalistas y anti-inmigración donde actúan elementos neonazis.

 

Las elecciones que tendrán lugar dentro de la UE en el próximo año pueden incrementar la inestabilidad de Europa y exacerbar los conflictos en torno a la inmigración.

 

En América Latina, el rechazo del Si en el referéndum de Colombia impide cerrar el conflicto protagonizado por la última guerrilla del continente que lleva 52 años. Los muertos se acercan al cuarto de millón. Pero el acuerdo firmado el 16 de septiembre entre el gobierno del presidente Santos y el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quedó anulado porque el No se impuso por 50,2% en un referéndum en el que votó el 38% de los electores, lo que no es extraño en un país de voto voluntario.

 

La dirigencia global que apoyó el acuerdo -lo hicieron tanto EE.UU. como Rusia en el mundo y Mauricio Macri y Fidel Castro en la región- se encontró con un hecho inesperado, que las encuestas decían no podía suceder.

 

El Secretario General de la UN había celebrado el acuerdo, mostrándolo como un ejemplo frente a la frustración que se vive por la prolongación de la guerra en Siria. La cuestión es que el acuerdo ha quedado anulado, el presidente Santos muy debilitado y aunque las partes dicen que renegociarán el acuerdo para eliminar cláusulas que resultaban impopulares, es incierto que sucederá. El presidente Santos se reúne con el ex presidente Uribe que impulsó el No y anunció que el cese de fuego se mantiene hasta el 31 de octubre. El Vaticano también había participado en la negociación y había celebrado el acuerdo.

 

Al mismo tiempo, la visita del Papa Francisco a dos países del Cáucaso muestra que aún la figura más popular en el ámbito mundial encuentra limitaciones y rechazos en zonas de tensión. A mediados de septiembre, el Jefe de la Iglesia Católica volvió a reunir en Asís, en el norte de Italia, a 500 representantes de las tres religiones monoteístas (judaísmo, cristianismo e islamismo en sus diversas variantes) y de las seis politeístas (budismo, hinduismo, shintoismo, zoroastrismo, sijismo y jainismo). Fue un encuentro mundial de religiones que llegó más allá del diálogo inter-religioso dentro de las tres ramas del monoteísmo, para ampliarlo a las seis más relevantes de quienes creen que hay más de un Dios.

 

Dos semanas después, el Papa visitó dos países del Cáucaso, una región conflictiva, estratégicamente clave. En Georgia, un país católico ortodoxo, a la misa que dio en un estadio para 25.000 personas, asistieron sólo 3.000, mientras que grupos de la Iglesia Ortodoxa local -ampliamente mayoritaria en el país- advirtieron que sus fieles no podían participar en un oficio de otra religión con la cual había diferencias doctrinarias. Seguidamente el Papa Francisco visitó Azerbaiyán, un país musulmán moderado de la misma región. A la misa que dio el Papa asistieron sólo algunos centenares de personas. El Papa convoca multitudes en el mundo occidental, pero también lo ha hecho en países de Asia y África. En cambio en el Cáucaso encontró un vacío singular.  

 

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores