Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

El concepto de dictadura en el siglo XXI PDF Imprimir E-Mail
Sep-18-16 - por Rosendo Fraga

Creo que el término dictadura, hoy no corresponde del todo a las realidades políticas contemporáneas. Pienso que hoy podemos dividir los regímenes políticos, en democráticos, autoritarios y totalitarios. La diferencia entre autoritarios y totalitarios, está en el origen.

Los autoritarios, son gobiernos votados democráticamente, pero que ejercen el poder sin respetar las reglas de la democracia, como la división de poderes o la libertad de expresión. Los populismos latino-americanos, como son hoy los gobiernos de Venezuela y Nicaragua entran en esta categoría. Los totalitarios, son los regimenes de partido único, donde la oposición no compite electoralmente ni tiene representación en el parlamento. Es el caso de China o Vietnam en Asia y Cuba en América Latina. El término dictadura podría aplicarse tanto a autoritarios como a totalitarios, pero son regimenes diferentes. Además, hay muchas situaciones intermedias: regimenes democráticos que tiene algunos elementos de autoritarismo y autoritarios con elementos de totalitarismo.

Los regimenes dictatoriales, se mantienen en el poder por la fuerza y limitando o anulando la libertad de sus ciudadanos. Pero ello siempre tiene matices. Bielorusia es considerada la última dictadura de Europa, pero en las recientes elecciones parlamentarias, la oposición llegó al parlamento, aunque sea minoría, por primera vez en 12 años. En China, se vota sólo en Hong Kong y el partido "independentista" que es la oposición, también por primera vez logró colocar legisladores.

Pero también hay dictaduras que se moderan y democracias que dan pasos hacia el autoritarismo. A veces es riesgosa la clasificación poco flexible. En la región, hay gobiernos como los de Bolivia y Ecuador, que tienen comportamientos autoritarios, pero no al nivel de Venezuela y Nicaragua donde hay elementos de totalitarismo. Son matices que es necesario tener en cuenta.

Los casos más exitosos de salida del totalitarismo a la democracia, fueron los del comunismo en Europa Central y Oriental, incluyendo la misma Rusia. Fue un cambio drástico y rápido, y no violento en la mayoría de los casos. Pese a ello, hay varios gobiernos ex comunistas que han derivado en autoritarismo, como la mayoría de los países del Asia Central de la ex URSS. También en Europa, se perciben hoy cierto giro hacia en el autoritarismo en países como Hungría y Polonia. Fuera de estos, los grandes casos de salida de regimenes autoritarios a través de la resistencia no violenta, fueron el de Gandhi en la India y el de Mandela en Sudáfrica.

El caso más claro de permanencia de dictaduras a partir del apoyo de una potencia extranjera, fue el de la URSS sobre las 14 repúblicas soviéticas y los países de Europa Central, Oriental y los Balcanes. Este apoyo incluía por lo general la presencia de tropas soviéticas. Algo similar ocurrió con Cuba en América Latina durante la guerra fría, el apoyo de la URSS no sólo fue económico y político, también incluyó presencia militar. La comunidad internacional, es un poco cínica. Cuando un régimen dictatorial gobierna en un país pequeño o débil, tiene capacidad de ejercer más presión para un cambio. Cuando es una gran potencia, como sucede hoy con China poco es lo que hace o quizás puede hacer.

Respecto a los países musulmanes, como pueden ser Irán o Arabia Saudita, los dos líderes entre ellos, hay problemas político-culturales, con influencia religiosa que se deben tener en cuenta. A comienzos de esta década, en occidente se pensó que la llamada "Primavera Árabe", que significó la caída de varios regimenes y gobiernos autoritarios en el mundo musulmán (Túnez, Egipto, Marruecos, Libia etc.) iba a derivar en gobiernos democráticos al estilo occidental. Pero ello no ocurrió. Retornaron los autoritarismos y en algunos casos, los cambios derivaron en cruentas guerras civiles, que todavía continúan, como sucede en Siria, Irak, Libia y Yemen. La paradoja es que los gobiernos occidentales han terminado apoyando varios gobiernos autoritarios en el mundo musulmán, ante el peligro que implica el avance del terrorismo fundamentalista islámico.

Se debe impulsar, proteger y defender la democracia, pero también aceptar que hay diferencias culturales para su aplicación. Tras las intervenciones militares de EEUU y sus aliados en Afganistán e Irak, se vienen realizando elecciones periódicas en los dos países, pero viven cruentas guerras civiles que la democracia no ha resuelto.

En la visión china "la democracia es un sistema de gobierno que en los últimos 250 le ha dado algún resultado a algunos pueblos de occidente, sobre todo a los anglosajones". La democracia debe promoverse, pero aceptando al mismo tiempo que su aplicación debe respetar las diferencias culturales. A veces no hacerlo, genera peores situaciones que aquellas que se pretende evitar.  

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores