Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

El rol de Rusia como potencia global PDF Imprimir E-Mail
Sep-15-16 - por Rosendo Fraga

Rusia se afianza como potencia global comenzando por el Asia, donde profundiza la alianza militar con China. En la Cumbre del G20 realizada en dicho país, Putin explícitamente le expresó su respaldo en los conflictos que mantiene con varios países por soberanía en su Mar Meridional. Concretamente, respaldó el rechazo de Beijing a la decisión del Tribunal Internacional de La Haya, de otorgar a Filipinas islas en disputa con China en dicho mar. Una semana más tarde, Rusia y China iniciaron ejercicios militares binacionales en él. Si bien se vienen realizando desde de 2012, esta vez tuvieron mayor alcance en cuanto a las ejercitaciones de combate y la cantidad de elementos militares comprometidos y mayor significación por la tensión existente entre el gobierno chino y el filipino. Pero también tienen lugar a la semana siguiente que tras la Cumbre del G20, Obama se trasladó a Laos, para participar en la reunión de jefes de gobierno de la ASEAN, la alianza militar que mantiene con una decena de países del Sudeste de Asia y Oceanía. Constituida en la guerra fría para contener el avance soviético en la región, ahora se ha volcado a hacer lo mismo con el chino. La alianza militar entre Rusia y China tiene un mismo motivo: las dos potencias quieren evitar el despliegue militar estadounidense en su entorno. En el primer caso se trata de la extensión de la OTAN hasta sus fronteras y en el segundo, del despliegue militar estadounidense a través de sus bases en países aliados, como Japón y Corea del Sur. En las últimas horas, ha sido evidente que EEUU y sus aliados han respondido frente a la amenaza nuclear norcoreana, con un énfasis diferente al de China y Rusia.

Pasando a Medio Oriente, la crisis entorno a la guerra civil Siria, ha dado a Rusia el rol de segunda potencia global después de EEUU en dicha región. La intervención militar rusa en éste país a favor de Assad, puede haber evitado que su régimen cayera. Desde entonces, el gobierno sirio recuperó la iniciativa militar, tanto frente al EI como respecto a las milicias que apoyadas por Washington y sus aliados, combaten contra las tropas sirias. Tras reestablecer el equilibrio militar a favor del Presidente sirio, el gobierno estadounidense tras coordinar con el ruso acciones militares contra el EI, avanzó en negociaciones para contener y eventualmente resolver el conflicto. El precario alto el fuego que ha comenzado, es consecuencia de este acuerdo. La oposición siria pro-occidental se ha visto obligada a aceptar la permanencia de Assad en el poder durante la transición, la que culminaría -si la hoja de ruta logra cumplirse lo que no es seguro- con elecciones libres, a las que Assad todavía pretende presentarse. En esta crisis, China ha intervenido con bajo perfil, apoyando la posición de Rusia y en consecuencia también la de Assad.

La Cumbre de los 27 jefes de gobierno de la UE, que se realiza el 16 de septiembre en Bratislava, tiene al Brexit y la amenaza de Rusia, como prioridades, junto con la democracia y el terrorismo. Putin va a elecciones para renovar la Duma el 18 y llega a ellas con una popularidad del 84%, la máxima que registra desde que llegara a poder dos décadas atrás. Antes de la Cumbre, Merkel y Hollande, acordaron avanzar hacia un sistema de defensa europeo propio. La causa no es sólo la salida del Reino Unido de la UE, dado que este país -que tiene las Fuerzas Armadas más fuerte de Europa, el 22% de su gasto militar total y su mayor poder nuclear- sigue formando parte de la OTAN, junto con EEUU y la mayoría de los países de Europa. Pero la posibilidad de que Trump llegue al poder, obliga al continente a revisar sus previsiones de seguridad. Es que el eventual Presidente estadounidense ha expresado públicamente tener dudas, sobre si el interés de su país es ir a la guerra contra Rusia para defender a países como las repúblicas bálticas de una eventual invasión rusa, creando incertidumbre sobre el cumplimiento de los compromisos de la OTAN. Esta posibilidad, obliga a Europa a repensar su seguridad y fortalece la posición estratégica de Rusia frente al continente. La combinación del Brexit y Trump, crea una situación estratégica que debilita a Europa frente a Rusia y Putin está dispuesto a sacar ventaja de ello. Frente a la elección presidencial francesa que tendrá lugar en mayo de 2017, las simpatías mutuas entre Putin y Le Pen han sido explícitas.

La influencia de Rusia en la elección estadounidense es sin precedentes y confirma su rol creciente como potencia global. Que un candidato republicano haga campaña elogiando al Presidente ruso, cuando éste se muestra hostil frente a los intereses estratégicos estadounidenses es un hecho sin precedente. También lo es que hackers rusos sean acusados de entrar en las comunicaciones de Internet de uno de los partidos -en este caso el Demócrata- para difundir información confidencial para perjudicar a un candidato y favorecer los intereses electorales de su preferido. Hay quienes sostienen que más allá del interés que puede tener Putin en que gane Trump, lo que ha puesto en marcha es un proceso para deteriorar la credibilidad en el sistema electoral estadounidense. Esto implicaría reducir el uso del llamado "poder blando", que aventajó a EEUU respecto a otras potencias. La influencia de una potencia extranjera y además hostil en varios aspectos, crea una situación nueva en la política estadounidense, que puede tener diversas consecuencias. Pero lo más relevante para la Rusia de Putin, es que un triunfo de Trump va a debilitar la fe en la OTAN, que ha sido la clave militar de la victoria de EEUU sobre la URSS en la guerra fría y hoy lo es de la contención de Rusia en Europa. Un presidente republicano, coincidiendo con un líder ruso nacionalista, es una situación realmente novedosa. El candidato anterior de éste partido (Romney), planteaba que Rusia era la mayor amenaza para la seguridad de su país.

En conclusión: los ejercicios navales de China y Rusia en el Mar Meridional de la primera, confirman la coincidencia estratégica entre ambas potencias para limitar el poder global de EEUU y sus aliados en el Asia; el frágil cese de fuego comenzado en Siria, negociado entre Rusia y los EEUU, confirma el rol decisivo que ha adquirido Putin en los conflictos de Medio Oriente;  en Europa, el Brexit y el crecimiento de los partidos nacionalistas y anti-europeos debilita a la UE y genera dudas sobre la OTAN, lo que favorece la influencia rusa en este continente y  la de Rusia en la elección presidencial de los EEUU, y las ventajas para ella de un eventual triunfo de Trump, crean una situación sin precedentes.

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores