Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow El desafío político de Vidal es la seguridad

El desafío político de Vidal es la seguridad PDF Imprimir E-Mail
Ago-31-16 - por Rosendo Fraga

En forma coincidente, los sondeos de opinión conocidos en agosto, muestran que María Eugenia Vidal es la figura política con mejor imagen, no sólo en la provincia que gobierna, sino también en el promedio nacional.

En su gestión, ha mostrado gran eficacia política, sobre todo para manejarse con sectores del Peronismo y generar con ellos una coalición parlamentaria y política.

Pero donde no ha logrado avances relevantes -aunque haber logrado que más del 90% de los jefes policiales y sus mandos medios hayan hecho pública su declaración de bienes lo es-, es en el tema seguridad pública. Pero este mismo tema le juega en forma ambivalente: la gente reclama por la falta de seguridad, pero la ve a ella también como una víctima más del problema.

Las amenazas no son algo nuevo en la política argentina y hoy en día, difundirlas desde el estado, las puede terminar potenciando. Es evidente que ella ha tenido dificultades y limitaciones para desarrollar una política de seguridad pública eficaz y algunas de las amenazas pueden vincularse a ello y en esta categoría pueden inscribirse las intrusiones en su domicilio y oficinas, como en ha sucedido también con otros de sus funcionarios. Pero las llamadas anónimas y las que se realizan mediante redes sociales, son algo más difusas y multicausales.

De acuerdo a ello, es posible que policías exonerados tengan que ver con algunas de estas amenazas, pero también se está verificando que las realizan  bromistas, jóvenes buscando divertirse y adolescentes. A veces es riesgoso sobredimensionar estos hechos, porque se multiplican, en sociedades "hiperconectadas" como es hoy la argentina.

La pregunta central es si Vidal va a poder tener un control efectivo de la policía, para mejorar la seguridad pública de los bonaerenses. Pero hay que tener presente, que la seguridad no sólo depende de la presencia y eficacia policial. También depende del funcionamiento de la justicia penal y procesal penal, del sistema penitenciario, los servicios de inteligencia y la participación de la ciudadanía. La articulación de todas estas variables, es lo que determina la eficacia del estado para enfrentar las amenazas en materia de seguridad.

La experiencia mundial muestra que la eficacia de las políticas de seguridad pública, deriva más de la aplicación sistemática de rutinas, que de golpes de efecto u operativos espectaculares. No hay resultados en el corto plazo, sino una mejora gradual en los niveles de seguridad. A veces, es el gobierno siguiente el que recoge los resultados. Asumir que no hay resultados inmediatos, pero si mejora en el mediano plazo y solución en el largo, es el mensaje a transmitir. Mientras tanto, hay que montar un sistema eficaz de asistencia a las víctimas de delito. A ello se agregan políticas específicas, como un mayor control de la población reincidente, que comete la mayoría de los delitos más graves y un cambio drástico en el sistema de internación de menores, que termina multiplicando la delincuencia, entre otras.

Respecto a los policías que cometen delitos, deben ser separados. Pero es un error aplicar a la policía normas que no se aplican al resto de los funcionarios públicos. Si se aplica la obligatoriedad de la declaración de bienes para los policías, ello debe también regir para concejales, legisladores, jueces, etc. En caso contrario, se genera resentimiento y no una mejora en los niveles de seguridad.

Lo que sucede en la provincia en materia de seguridad, tiene mayor visibilidad porque es el 40% del país en términos de población y PBI. Muchas veces, la cantidad perjudica a las cifras de la provincia en comparación con el resto del país. Es claro en el ámbito global, que a mayor población de un centro urbano, es mayor es la inseguridad. Los ejemplos de México DF, Sao Pablo, Río de Janeiro y Caracas son elocuentes. En esta categoría entre el conurbano bonaerense. El mayor desafío de la seguridad, es mantenerla en las grandes urbes con millones de personas y fuertes migraciones internas.

En cuanto a las causas del incremento de la inseguridad son básicamente cuatro: las grandes poblaciones en centros urbanos y la limitación de la eficacia estatal, pero a ellas se suman el aumento del tráfico y el consumo de drogas y la pobreza y el desempleo.

Es la conjunción de estos cuatro factores, lo que constituye el desafío en los grandes centros urbanos del mundo emergente en materia de seguridad pública.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores