Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow La Cumbre del G20 en China

La Cumbre del G20 en China PDF Imprimir E-Mail
Ago-25-16 - por Rosendo Fraga

La onceava Cumbre del G-20, que tendrá lugar entre el 4 y el 5 de septiembre en la ciudad de Hanghou (próxima a Shanghái en China), tiene lugar en un marco de inestabilidad global relativa. Fuera de los 19 países que la integran -junto con la Unión Europea- participarán como invitados la Unión Africana y el Presidente de Egipto. Ello busca reforzar la presencia de África, representada en el grupo sólo por Sudáfrica como miembro. Se pondrá énfasis en tratar el crecimiento de este continente, sin por ello desatender el de los BRICS y en particular el de la India, que es el más alto del grupo. También, asistirá Singapur, representativo de las economías medianas de fuerte crecimiento del Asia y España, el país que por el volumen de su PBI, pudo haber sido el integrante número 20. En el trabajo previo realizado en comisiones, han sido tratados temas económicos como el crecimiento, el comercio y la inversión en el ámbito global, así como las condiciones necesarias en pos de una economía sustentable. De la misma manera se debatió el tema de la protección del medio ambiente y las acciones para contribuir a que se hagan realidad los compromisos internacionales asumidos. A ello se agregan cuestiones como la agricultura -fundamental para la alimentación y la disminución de la pobreza extrema- institucionales como la promoción de mayor transparencia y sociales, como alcanzar mejores condiciones de trabajo en el mundo. Analistas sostienen que China prefiere que la Cumbre gire más sobre la agenda económica (como probablemente sucederá) eludiendo así conflictos políticos o geopolíticos, como lo son los reclamos de soberanía  sobre las islas del Mar de Sur de China.

La expectativa de crecimiento global, tanto para los organismos financieros internacionales como para las calificadoras de riesgo, son de 2,3% para 2016 y el año próximo será casi el mismo con 2,4%. La predicción para este año, es la más baja desde la recuperación de la crisis del mercado de las hipotecas en los EE.UU. Pero, el crecimiento es muy diferente entre los países desarrollados, con sólo 1,5% y los emergentes que se estima en 3,7% (dos veces y media más). Así como tras la crisis de 2008-2009, los BRICS fueron el motor de la recuperación global y un año atrás, los emergentes habían perdido el interés frente a los desarrollados, ahora las economías emergentes vuelven a tener un desempeño positivo. En lo que va del año, la bolsa de Brasil fue la que más subió con 67%, le sigue Perú 62%, Rusia 27,52%, Colombia 27,27%, Kazajshstan 26,49%, Indonesia 23,83%, y Tailandia 23,59%. Al mismo tiempo, la moneda que más se revaluó fue la de Brasil, con 23,59%. Seguida por: el yen japonés en un 19,88%, el rand sudafricano 15,50% y el rublo ruso 15,28%.

El crecimiento está claramente de lado de los emergentes, entre los cuales se percibe recuperación. India crece este año 7,3% y el año próximo se espera 7,2%. China tiene un ritmo de crecimiento de 6,7% y se espera algo similar -o algo menor- para 2017. Rusia, que en 2015 cayó 3,7%, este año modera la caída a menos 1% y en 2017 comenzará a crecer. Brasil, tras sufrir la recesión más prolongada de su historia, el año próximo comienza crecer de nuevo. En cuanto a América Latina (que en 2015 y 2016 es la región de menor crecimiento del mundo como consecuencia de la recesión brasileña y la crisis venezolana) en 2017 verá cifras positivas. Frente a ello EE.UU. crece este año 1,4% y el año próximo 1,8%; Japón solo 0,7% y 0,9%; Alemania 1,5% y 1,3%; el Reino Unido este año 1,7% y el próximo caería a 0,4% por efecto del Brexit; Francia 1,5% y 1,3% en 2017; Italia 0,9% este año y el próximo sería similar y Canadá 2% en 2016 y un porcentaje semejante el año que viene. Si algo queda claro es que son nuevamente los BRICS quienes encabezan el crecimiento, contra las dudas de la Reserva Federal sobre la baja de la tasa de interés, que revelan incertidumbre frente al crecimiento en el mundo desarrollado. Los países de mediano desarrollo comparten más la perspectiva de las potencias emergentes que la de los países desarrollados. Esto se da al mismo tiempo que en Occidente se evidencian tendencias a la disgregación política. Casos como el Brexit en el Reino Unido que debilita a la UE, el surgimiento de Trump en los EE.UU. con su "aislacionismo belicista" y elecciones que tendrán lugar en Europa, como las presidenciales en Austria y el referéndum en Hungría en octubre, las presidenciales en Francia, las generales en Holanda y las parlamentarias en Alemania en 2017, donde hoy parece probable el crecimiento de las fuerzas políticas anti-europeas, presentan riesgos de disgregación. 

Si bien la agenda se centrará en la economía y el desarrollo, la Cumbre tiene lugar en un escenario político y geopolítico complejo. Para empezar, el Brexit, que implica la salida del Reino Unido de la UE, sumado a la elección estadounidense, con el giro que ha tomado, más allá de quien gane, muestra cambios en la cultura política anglo-americana hacia el populismo. El papel de Rusia en el ámbito global es crecinete,  especialmente en los conflictos de Medio Oriente y los países de Europa Oriental. A ello se agrega tanto la amenaza global del terrorismo y el fracaso del golpe de Estado en Turquía y sus implicancias geopolíticas. Será la última Cumbre de la cual participará el presidente Obama, que deja el poder en enero del año próximo. El G20 es la novedad global de la última década, en términos de esfuerzos para encauzar la toma de decisiones mundiales. La integran 19 países y la UE, lo que en conjunto representan el 80% de la economía mundial, el 85% del comercio y dos tercios de la población. Dentro del mismo, hay tres categorías fácticas de países: el G7 integrado por los países más desarrollados (EE.UU., Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá), las potencias emergentes que integran el BRICS (China, Brasil, Rusia, India y Sudáfrica) y el grupo de países medianos MITKA (México, Indonesia, Turquía, Corea del Sur y Australia). De los países restantes, Arabia Saudita ha entablado relaciones con este último y Argentina, que durante el gobierno de Cristina Kirchner intentó incorporase a los BRICS, todavía no ha decidido que actitud adoptará frente al mismo. Cabe señalar que el gobierno argentino ha logrado avances para ser sede de la Cumbre del G20 en 2018. La de 2017 será en Alemania.

En conclusión: la Cumbre del G20 que se reúne en China en la primera semana de septiembre, tiene lugar en un escenario de inestabilidad global relativa, tanto política como económica; el crecimiento de 2016, como el que se espera para 2017, es el más bajo tras la recuperación del la crisis de los años 2008-2009; el mundo emergente en los últimos meses ha dado claras señales de recuperación, mientras que el mundo desarrollado evidencia estancamiento relativo en lo económico y si bien la Cumbre se centrará más en lo económico, tiene lugar en un escenario político y geopolítico global complejo.  

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores