Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Desfiles del Centenario y el Bicentenario del 9 de Julio PDF Imprimir E-Mail
Jul-13-16 - por Rosendo Fraga

El 9 de julio de 1916, al cumplirse el Centenario de la Declaración de la Independencia, se realizaron actos conmemorativos simultáneamente en Tucumán y en la Ciudad de Buenos Aires.

El Ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública, Carlos Saavedra Lamas, los presidió en la capital provincial, siendo el desfile militar de unidades del norte argentino, ante la casa de gobierno tucumana, el evento más relevante. Un siglo después, al conmemorarse el Bicentenario, el propio Presidente de la Nación, Mauricio Macri, presidió el desfile cívico-militar realizado en el mismo lugar que un siglo antes.

En la Capital, el titular del Poder Ejecutivo, su gabinete y las autoridades de los poderes Judicial y Legislativo, estuvieron en el Tedeum rezado en la Catedral, realizando el trayecto a pie de ida y vuelta desde al Casa de Gobierno. En el Bicentenario, el Presidente asistió al Tedeum que se oficio en  la catedral tucumana.

Ubicado en el balcón central de la Casa de Gobierno el Presidente, el Comandante de las fuerzas de desfile, General de División Rosendo Fraga -había sido Jefe de Policía de la Capital, Ministro de Guerra y Presidente de la Cámara de Diputados-  solicitó al Presidente la autorización para iniciarlo, transmitiendo la orden de marcha mediante uno de sus ayudantes. Un siglo más tarde, el desfile se realizó en la Avenida Liberador y el General de Brigada Claudio Pasqualini, Jefe de la Guarnición Militar Buenos Aires, al mando de las fuerzas de desfile, solicitó la autorización ante el Ministro de Defensa, Julio Martínez, para iniciarlo a lo largo de la Avenida Libertador.

Iniciaba el desfile, del Centenario, la delegación de tropas brasileñas, integrada por efectivos de Infantería del Ejército y marinería del Acorazado Almirante Barroso y las fuerzas de Uruguay, representadas por la marinería del Crucero Uruguay. En el Bicentenario, lo hicieron 11 bandas militares de países extranjeros, de Brasil, Bolivia, Chile España, Estados Unidos, Francia, Italia,  Marruecos, Perú, Paraguay y Uruguay. En ambos casos cerca de medio millar de efectivos, pero más representativa la de 2016 por la cantidad de países. Fue la participación militar extranjera más grande en un desfile argentino, desde el que tuvo lugar en el Sesquicentenario de la Revolución de Mayo, oportunidad en la cual desfilaron delegaciones de todos los colegios militares del continente.

Cien años atrás inició el desfile de las fuerzas argentinas, la Brigada de Institutos de la Armada, integrada por los cadetes de la Escuela Naval, los aspirantes de  la Escuela de Aprendices Mecánicos, Torpedistas y otras especialidades de esta fuerza. El 9 de julio de 2016, también desfiló la Escuela Naval y los institutos de formación de suboficiales de la Armada, junto con tropas de Infantería de Marina que no existía entonces. Pero antes de ella e inmediatamente después de las bandas extranjeras, pasaron efectivos de la Fuerza Aérea, que no existía entonces, compuestos por cadetes  de su escuela de Aviación Militar y de  la Escuela de Suboficiales de esta Fuerza.

Seguidamente en el Centenario pasó a primera división de desfile del Ejército. La encabezó bajo las órdenes del Coronel Agustín P. Justo -será Ministro de Guerra entre 1922 y 1928 y Presidente de la Nación en el período 1932-1938- Director del Colegio Militar con asiento en San Martín, la Brigada de Institutos del Ejército, que también integró la Escuela de Suboficiales de Campo de Mayo. Continuaba la Escuela de Tiro, la de Armeros militares y las Compañías de archivistas y administración.

Ahora, también encabezaron el desfile del Ejército el Colegio Militar, que hoy está en el Palomar, el Liceo Militar que no existía entonces y ocupa el edificio que entonces tenía el primero y la Escuela de Suboficiales que sigue como un siglo atrás en Campo de Mayo.

Pasaron frente al Presidente después un siglo atrás, los regimientos de infantería 1,2.3 y 4, formados en dos brigadas y todos con guarnición en la Capital. En 2016, seguían los regimientos históricos, con sus uniformes de época, primero el mismo regimiento 1 de Infantería "Patricios" y el Grupo de Artillería 1 "Brigadier Iriarte" y a continuación el Regimiento 7 de Infantería.

La brigada de ingenieros cerraba la columna de la primera división, constituida por el batallón número 1 que había venido de Campo de Mayo y el 2 llegado del Azul, el 9 de julio de 1916. Un siglo más tarde, desfilaron el Batallón de Ingenieros 601, la Agrupación de Comunicaciones 601 -un arma que no existía todavía entonces- y nuevas especialidades de combate: el Batallón de Asalto Aéreo y la Compañía de Comandos 601. También desfilaron efectivos antárticos, que no lo hicieron en 2016, aunque la presencia soberana de argentina en el "continente blanco" se ejercía desde 1903.

Volviendo a un siglo atrás, la segunda división de desfile del Ejército, estaba integrada por tropas montadas, compuestas por la Brigada de Artillería que formaban los regimientos 1,- que ahora desfiló a pie,- y 3 de campaña y el 10 de obuses. En 2016, tras el desfile a pie de Ejército, pasaron efectivos de la Gendarmería Nacional -no existía entonces-, la Prefectura y la Policía Federal, incluyendo así a las Fuerzas de Seguridad que no habían participado un siglo atrás.

Cerraba la columna del Centenario, la brigada de caballería a cuya cabeza marchaba el  regimientos de Granaderos y luego el 2 y el 8 de Caballería. Nuevamente como entonces, cerró el desfile la caballería, integrada como entonces por el Regimiento de Granaderos a Caballo, una secciones de los escuadrones del Colegio Militar y de la Escuela de Suboficiales y una sección de artillería a caballo con uniforme de época del Grupo de Artillería 1.

Hace cien años, cuando el Comandante del desfile a caballo se aproximaba a las autoridades para informar que el desfile había terminado, un militante anarquista Juan Mandrini, disparó varias veces desde el público hacia el Presidente para darle muerte, sin dar en el blanco, quedando los impactos sobre la parte baja del balcón central de la Casa Rosada desde el cual el Presidente veía el desfile. De acuerdo a la crónica periodística, fue desarmado por Alfredo Maillhe que estaba junto a él viendo el desfile, y detenido por Manuel Barral, Washington J. Rubbione y Juan J. Silva, que lo entregaron a la policía. Siguiendo una tradición vigente entonces, que habían iniciado Sarmiento y Roca en situaciones similares, el agresor fue liberado por orden del Presidente.

Afortunadamente, en el Bicentenario, no hubo agresión alguna. Pero la actitud del público en general fue similar, predominando un espíritu  de "alegre patriotismo", con profusión de banderas y escarapelas.

Desfilaron en 1916 algo más de 7.000 hombres, en su mayoría del Ejército. Ahora lo hicieron 4.000, la mitad de ellos del Ejército. Pero una diferencia relevante, es que ahora también lo hicieron cerca de 3.000 ex combatientes de Malvinas, algo que no podía suceder un año atrás entonces y que ahora dio un fuerte contenido humano al desfile militar del Bicentenario. La Argentina de 1916 estaba a medio siglo de la Guerra de la Triple Alianza, pero los ex combatientes ya eran pocos, aunque todavía en la primera década del siglo XX, hubo presidentes como Roca y ministros de guerra como Luis María Campos que habían lucha con valor en ella.  

Después del desfile un siglo atrás, se realizó una gran ceremonia de homenaje a la bandera nacional en la Plaza de Mayo, con la participación de decenas de miles de personas que habían asistido al desfile, ante la mirada del Presidente. Ahora tuvo lugar un Festival de bandas militares, en el Campo de Polo, con las 11 extranjeras que habían participado del desfile y otras 8 de las Fuerzas Armadas y de Seguridad argentinas, entre las que se destacaron la del Colegio Militar -que es la Sinfónica del Ejército- la fanfarria montada del Regimiento de Granaderos en sus caballos tordillos y los tambores del Regimiento de Patricios. En este acto si se hizo presente el Presidente Mauricio Macri, que fue recibido con aplausos por las decenas de miles de personas que colmaban las tribunas.

En los días previos al desfile hace cien años, el gobierno realizó una serie de agasajos a las delegaciones extranjeras que asistieron, destacándose la jornada deportiva en el hipódromo de Palermo. El político, jurista, diplomático y escritor brasileño, Ruy Barboza fue una personalidad destacada entre ellos. También el gobierno aprovechó para firmar algunos acuerdos bilaterales, como sucedió con España. Cien años después, se destacaron en los días previos los actos que se realizaron en la Ciudad de Buenos Aires y entre ellos la "vigilia", que permitió a los porteños esperar la llegada del Bicentenario a la media noche del 8 de julio, en diversos lugares en los que actuaron artistas, como la Plaza de Mayo, frente al Cabildo, la Manzana de las Luces, la Plaza del Vaticano frente al Teatro Colón o el Museo de Bellas Artes.

Para un país como Argentina, un siglo es mucho tiempo, es la mitad de su historia. Tanto en el Centenario como en el Bicentenario, el desfile militar que se realizó fue la nota descollante y que más registró y registrará la historia. Es así como el 9 de julio de 2016, se recuperaron tradiciones y continuidades que estuvieron presentes el mismo día de 1916.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores