Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Los seis primeros meses de Macri

Los seis primeros meses de Macri PDF Imprimir E-Mail
Jun-07-16 - por Rosendo Fraga

Macri cumple esta semana seis meses en el poder, con un balance positivo y un conjunto de problemas a resolver. Su imagen externa, tanto en lo político como en lo económico quizás sea su activo más importante. Argentina no es un centro de interés para el mundo, pero todo los que miran América Latina hoy miran a la Argentina, que es vista como el país que inició un proceso de cambio político en la región de salida del populismo que dominó desde principios de la década pasada. Macri es visto como el político latinoamericano que inició este giro y que de alguna manera puede liderarlo. Se ha ganado el apoyo de las potencias occidentales y se ha cuidado de eludir conflictos con China y Rusia que tienen un rol importante en las relaciones económicas de Argentina en los últimos años. Los mercados financieros han respondido positivamente a la solución del conflicto con los holldouts. El objetivo explicitado de integrar la OCDE, el propósito que Argentina sea la próxima sede de la Cumbre del G20 y la candidatura de la canciller (Malcorra) para la secretaría general de la UN, han dado a la política exterior argentina objetivos globales. La crítica situación de Brasil refuerza el rol de Argentina en la región y la agudización de la crisis venezolana también lo hace, más allá de la controversia que pueda haber suscitado en la oposición antichavista la reticencia argentina a aplicar la "Carta Democrática" a Venezuela. 

Tras cuatro meses sin grandes dificultades, los últimos dos fueron más complejos y con la reforma jubilatoria, el oficialismo intenta ahora retomar la iniciativa. Ha tenido dos momentos muy diferentes en la relación con el Congreso. A fines de marzo, la sanción del acuerdo con los holdouts, obtenida con mayorías cercanas a los dos tercios en las dos cámaras, habiendo logrado el apoyo no sólo del Peronismo disidente sino también de parte del FPV. Pero a comienzos de mayo, la sanción de la emergencia ocupacional, votada por todo el Peronismo unido, tuvo con mayorías cercanas a los dos tercios en ambas cámaras, esta vez contra el gobierno. La semana pasada entró al Congreso el proyecto, que tiene más de 600 artículos, incluyendo el pago que mejora el intereso de un tercio de los jubilados, el blanqueo, la venta de acciones del ANSES, diversas reformas impositivas y acuerdos con los gobernadores. El tratamiento en Comisión no será fácil y el oficialismo aspira a tener sancionado el proyecto para la primera semana de julio, tras la sanción en el Senado. Es posible que sectores del Peronismo terminen aprobando el blanqueo aunque con modificaciones, pero que al mismo tiempo todos rechacen la venta de acciones del ANSES.

Pero es la situación social donde el gobierno de Cambiemos tiene su área más venerable. Seis meses atrás, el oficialismo esperaba para 2016 una inflación de entre 20 y 25%, que finalmente sería entre 35 y 40%; un leve crecimiento de la economía, que es decrecimiento; una reactivación que se haría sentir en el segundo semestre, que este fin de semana la Vicepresidente (Michetti) ha dicho recién llegará el año próximo. Ello ha hecho que el costo social del sinceramiento de la economía sea mayor del esperado. El problema es que por cada despido que se produce en la actividad, formal, hay aproximadamente cuatro en la informal. Es que en el mundo informal o en negro, donde están casi la mitad de quienes trabajan al sumar trabajadores en relación de dependencia, cuentapropistas y quienes realizan tareas a cambio de subsidios, el ajuste es inmediato y se traducen en situaciones como "no vengas más", "te puedo pagar la mitad" o "vení la mitad del tiempo". Un ejemplo simbólico de lo que está sucediendo, es Margarita Barrientos, quizás la dirigente social más cercana a Macri, quien este fin de semana informó que durante la semana pasada no le alcanzaron los alimentos para el aumento de personas que debe alimentar y que recibió una factura de luz de 11.000 pesos. La demora en la sanción de la ley que devuelve el IVA a los alimentos básicos para los vulnerables,- la iniciativa social de mayor alcance del gobierno,- es un ejemplo de la demora en materia social. Ningún legislador va a votar en contra, el proyecto recién fue enviado al Congreso en abril y todavía no tiene ni media sanción.  

La justicia y las denuncias de corrupción, así como la relación con la Iglesia, son ámbitos complejos para el oficialismo. Encabezados por el Presidente de la Corte, la reunión que tuvieron jueces y fiscales del fuero federal -donde están las causas políticamente sensibles- con el Papa evidencia la complejidad de este ámbito. Tras el encuentro, Francisco tuvo reuniones a solas tanto con Lorenzetti, que enfrenta el cuestionamiento de Carrió y con Casanello, el juez que tiene las dos causas políticamente más sensibles: la de Lázaro Báez que puede alcanzar a Cristina Kirchner y la vinculación del actual Presidente con los "Panamá Papers". Las causas de corrupción quizás han avanzado más de lo que esperaba el gobierno y ello le presenta ventajas, pero también algunas desventajas. La relación con el Papa es un ámbito delicado, donde si bien hay cierto acercamiento, es claro que subiste una intervención desde Roma en la política argentina que el gobierno considera excesiva y cierta falta de entendimiento en la Casa Rosada respecto a las prioridades del Sumo Pontífice. En el área de defensa, durante la semana pasada, el gobierno hizo un cambio sustancial respecto al Kirchnerismo: el Presidente públicamente en el acto del día del Ejército dijo que una de las tres misiones de las Fueras Armadas es la lucha contra el terrorismo; se inauguró un monumento a los militares caídos en un combate contra la guerrilla en Tucumán durante el gobierno de Isabel Martínez y fueron devueltas atribuciones de administración y gestión a lo mandos militares, que le habían sido retiradas en los años ochenta. En cuanto a la salud del Presidente, es claro que sus problemas recientes derivan de lo que normalmente se llama "estrés". Cabe recordar que todos los Presidentes argentinos desde 1983 han tenido problemas de salud, pero ninguno se vio obligado a dejar su gestión por ello.

En conclusión: Macri cumple seis meses de gobierno, teniendo en su imagen externa, tanto política como económica su activo más importante;  con el proyecto para los jubilados ha retomado la iniciativa política, pero se verá obligado en el Congreso a un proceso de negociación y concesiones con sectores del Peronismo para lograr su aprobación;  es en  lo social donde el gobierno  enfrenta su situación más difícil y la demora en sancionar la ley para devolver el IVA a los alimentos básicos a los sectores vulnerables, ejemplifica la demora en esta área y  las causas de corrupción en la justicia, así como la relación con la Iglesia, con temas complejos para el gobierno de Cambiemos, que acaba de dar un giro drástico en la política de defensa.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores