Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Los refugiados, un problema global

Los refugiados, un problema global PDF Imprimir E-Mail
Jun-02-06 - por Rosendo Fraga

La Cumbre del G7 reunida la última semana de mayo en Japón definió tres problemas centrales globales: incentivar la demanda económica, combatir al terrorismo y el problema de los refugiados. Para el primero propuso que los bancos centrales de los países desarrollados sigan incentivando la liquidez mundial, para el segundo elevar los sistemas de alertas en materia de seguridad y en cuanto  a los refugiados, la propuesta es más imprecisa o quizás menos operativa. Pero la misma semana que se reunían los líderes del G7, murieron ahogados 700 refugiados que intentaban llegar a Italia a través del Mediterráneo. Esta vía se ha reactivado como puerta de acceso a Europa por dos razones: la primera es que la ruta de los Balcanes se encuentra bloqueada, no sólo porque Grecia ha asumido la política de trasladar los refugiados a Turquía, sino porque las redes de traficantes de personas se han  instalado en este país sobre la costa del mar, aprovechando la situación de caos que vive por el esbozo de Califato que el EI ha instalado en el país sobre la costa del Mediterráneo. Al mismo tiempo, no sólo Merkel en Alemania se ve obligada a retroceder con la política de acogida a los refugiados, sino que  Suecia limita sus programas en el mismo sentido. 

El crecimiento del populismo en los procesos electorales del mundo occidental condiciona la capacidad de los gobiernos de mantener una política receptiva hacia los refugiados. En los EE.UU. la propuesta de Trump que le ha permitido ganar en los hechos las primarias republicanas y transformarse en un candidato competitivo frente a Hillary Clinton tiene como eje el rechazo hacia los inmigrantes, complementado con un cierre de la economía y una exaltación del nacionalismo. Pero el sentimiento anti-inmigratorio se está exacerbando en América Central. Panamá, Nicaragua y Costa Rica -los tres países del sur de esta región- han acumulado en los últimos meses migrantes cubanos hacia los EE.UU., deseosos de llegar a este país antes de que venga la disposición estadounidense que otorga a todos los cubanos que lleguen, la ciudadanía. En Europa, el candidato neonazi en Austria -que combina nacionalismo con el cierre de la frontera a los refugiados- fue derrotado por un ecologista por sólo 30.000 votos en la segunda vuelta, menos del 1%. Quienes postulan la salida del Reino Unido de la UE, defienden también posturas contrarias a los refugiados, exaltan al nacionalismo y el cierre de la economía. Esta semana por primera vez llegaron refugiados en pequeños barcos al Reino Unido. En Alemania el crecimiento de Alternativa por Alemania -el partido neonazi que hoy es tercera fuerza- impulsa una política anti-refugiados. Pero quizás es en los cuatro países de Europa Central (Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia) donde gobiernos, con matices, asumen posiciones contrarias a la inmigración y de tipo nacionalista. El problema de los refugiados es más crítico en los países próximos a los afectados.

Un estudio realizado para Amnesty Internacional por la red GlobScane en mayo de este año muestra que si bien la opinión en general apoya la entrada de los refugiados, hay resistencia a alojarlos. El 73% está de acuerdo con recibir a refugiados que dejan su país por situaciones de guerra o persecución y solo 25% en desacuerdo. Cabe señalar que el apoyo a recibir migrantes económicos es menor. Pero quienes están fuertemente de acuerdo, son sólo el 36%. Quienes están de acuerdo con que su país reciba refugiados (fuertemente o  moderadamente) son 94% en Alemania y 93% en España, en Canadá 87%, Argentina 85%, Reino Unido y Australia 84%, Chile y Grecia 83%, Pakistán 81% y Nigeria 80%. Siguen Brasil (79%), Líbano (78%; el país que como se dijo tiene más refugiados de acuerdo a su población), México y Francia 77%, Indonesia, Polonia y EE.UU. 73%, y Corea del Sur y China 70%. Cabe destacar que el porcentaje es casi el mismo en EE.UU. y China pese a sus fuertes diferencias. Los países con menor acuerdo respecto a recibir refugiados, son Ghana 67%, India, Kenya -que está expulsando refugiados somalíes para recibir de Sudán del Sur- y Sudáfrica 65%, Jordania -que sigue al Líbano por su cantidad de refugiados de acuerdo a la población- 63%, Rusia 57%, Turquía 47% - el país con más refugiados del mundo- y Tailandia 27%.

Pero al mismo tiempo, sólo está dispuesto a recibirlos en su casa o edificio el 10% y en el barrio o vecindario 22%. El país que donde la gente se muestra más dispuesta recibir refugiados en su casa o edificio es  con el 46% China, 29% en el Reino Unido, Sudáfrica  27%, 20% en Grecia, 18% en España, 15% en Estados Unidos y Canadá, 13% en Australia, 11% en Pakistán y 10% en Alemania, exactamente en el promedio. Siguen Jordania, Nigeria  y Francia (9%), Líbano (8%), Argentina, India, Brasil, Tailandia, Sudáfrica y Kenya (6%), México, Chile, Ghana y Turquía (5%). El mayor rechazo se registra en Corea del Sur y Polonia con 3% y con sólo 1% Rusia e Indonesia. Esta respuesta muestra la contradicción que existe entre estar a favor de que los refugiados sean recibidos en el país y hacerlo uno mismo y explica por qué crecen políticamente quienes se oponen a su llegada. Hay países en los que surge una posición coherente. Sobre los 27 países incorporados al estudio, los dos que más rechazan recibir refugiados en sus casas o edificio, Indonesia y Rusia con solo 1%, la última también es uno de los que más rechaza que lleguen al país, en cambio Indonesia está en un nivel intermedio. Alemania es el que más acepta que vengan al país (94%), pero está exactamente en el promedio de aceptarlos en sus casas o edificio (10%). El país que tiene más refugiados (Turquía), es el que muestra menos disposición a recibirlos en casa o domicilio. Pero Líbano y Jordania, que son los países del mundo con más refugiados de acuerdo a su población, no muestran un rechazo tan alto. Argentina es un caso particular: es el tercero en cuanto a mayor disposición de recibirlos en el país, pero es el 6% el que está dispuesto a recibirlos en casa o domicilio. Cabe recordar que en 2015, cuando la preocupación por los refugiados llegó a su punto más alto, el Papa exhortó a todas las parroquias católicas de Europa a recibir refugiados en sus instalaciones, pero lo hicieron menos del 10%.  

En conclusión: el problema de los refugiados es considerado por el G7 como uno de los tres centrales a nivel mundial, junto con la demanda global y el terrorismo; el avance del populismo en los procesos electorales del mundo occidental tiene como una de sus causas el temor o rechazo a los refugiados; por un lado, tres cada cuatro se muestra a favor de que su país reciba refugiados por persecución o guerra y ello da la imagen de que sólo las minorías activas están en contra de ello y pero sólo uno cada diez acepta que ellos vengan a vivir en su casa o edificio y esto muestra una actitud concreta de apertura mucho más estrecha, que explica el fenómeno político de rechazo.  

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores