Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

El veto: una respuesta al desafío sindical PDF Imprimir E-Mail
May-26-16 - por Rosendo Fraga

El 4 de junio se cumplen 70 años de que el Peronismo llegó al poder por primera vez en la Argentina.

Desde entonces y hasta hoy, los gremios han tenido una clara identidad peronista, que se ha mantenido a través de varias generaciones. El sindicalismo estuvo en el origen de este movimiento político, siendo protagonista de la movilización del 17 de octubre de 1945 que sacó a Perón de su prisión en la isla Martín García y vuelve a estarlo el 19 de mayo de 2016, cuando la Cámara de Diputados dio sanción definitiva al proyecto de ley llamado "emergencia ocupacional", un proyecto presentado por las centrales sindicales en conjunto y que fue aprobado con el voto de todas las fracciones en las cuales hoy está divido el Peronismo.

El eje del Peronismo-Sindicalismo se articula hace siete décadas y sigue hoy teniendo un rol protagónico en la política argentina. Muchas cosas han cambiado desde 1945, pero esto no.

Con este mismo marco de análisis, cabe recordar que Macri es el quinto Presidente no peronista que llega al poder en la Argentina por elecciones.

La cuestión es que en los cuatro casos anteriores, el Sindicalismo articulado con el Peronismo, jugaron un rol importante en las crisis políticas que frustraron los cuatro gobiernos.

Frondizi, pese a haber cumplido el pacto pre-electoral con Perón, tuvo una hostilidad sindical importante desde el comienzo. Las grandes huelgas de frigoríficos, ferroviarios y bancarios, marcaron sus primeros meses de gobierno. El triunfo de un dirigente sindical textil, como candidato a gobernador del Peronismo en la provincia de Buenos Aires (Framini), fue el hecho que precipitó su caída golpe militar mediante.

En el caso de Illia, el plan de lucha de la CGT debilitó al gobierno radical, que había sido electo con el Peronismo proscripto -como también sucedió con Frondizi-, generando una situación de conflicto casi permanente, que fue utilizado por el golpismo para desacreditar al gobierno en la opinión pública.

Cuando llega al poder Alfonsín, elegido en la primera elección en la cual el Peronismo es derrotado por primera vez, se planteó modificar el modelo sindical. La alianza del sindicalismo peronista con los senadores, frenaron la "ley de reordenamiento sindical" que impulsaba el oficialismo, antes que cumpliera un año. Los 13 paros generales que realizó el sindicalismo peronista, cuyo dirigente más caracterizado en este período fue Saúl Ubaldini, contribuyeron al fracaso electoral y económico del gobierno que terminó renunciando anticipadamente.

En el caso de De la Rúa, la intensidad de los paros generales fue mayor dado que el gobierno duró dos años, con uno por trimestre como promedio. Ya al finalizar el primer semestre de gobierno, el conflicto entorno al proyecto de reforma laboral en el Senado, denunciándose supuestos intentos de sobornos por parte del gobierno, fue la primera crisis política de este gobierno. Nuevamente fue la articulación del sindicalismo y los senadores, el que puso el primer límite al gobierno de la Alianza.

En los cuatro casos, la protesta sindical y el freno en el Senado se dieron desde el primer año de gobierno.

Macri ahora, ha tenido su primera movilización de protesta antes de cumplir los seis meses de gobierno y por amplias mayorías en las dos cámaras, fue aprobada la "emergencia ocupacional" que el gobierno decidió vetar.

La situación encuentra algunas analogías con el pasado, pero la historia no se repite mecánicamente.

El eje Sindicalismo-Peronismo ha actuado como en el pasado. Pero el quinto Presidente no-peronista, parece tener demasiado frescos los antecedentes mencionados.

La misma semana que la Cámara de diputados daba sanción definitiva a este proyecto -dos semanas después que aprobara el Senado y tuviera lugar la primera movilización- el gobierno tendía puentes con el sindicalismo.

Se reunía el Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil, que aumentaba de 6.000 a 8.000 pesos el salario mínimo y de 400 a 3.000 el seguro de desempleo. Al mismo tiempo, se iniciaba la devolución en cuotas a las obras sociales sindicales, del dinero que les fuera retenido durante el Kirchernismo. Macri fue aún más allá y se reunió públicamente con la conducción de UPCN -el gremio estatal controlado por el Peronismo- ratificando que no habrá más despidos en el sector.

La consecuencia de estas acciones, fue que el sindicalismo peronista decidió evitar una escalada de reacción frente al veto del proyecto que se había vetado.

Los principales dirigentes sindicales peronistas, descartaron la posibilidad de recurrir a un paro general, como rechazo al veto.

Es así como la iniciativa de las dos CTA -las centrales sindicales no-peronistas que impulsaron la medida de fuerza general- se vio frustrada.

Si bien sólo ha transcurrido un octavo del primer mandato de Macri, es claro que está demostrando más habilidad para manejarse con los sindicatos, que sus predecesores radicales.

En los próximos meses se verá si lo logrado en estos días es una tregua o el inicio de una relación que puede derivar en algún tipo de acuerdo permanente con las organizaciones sindicales peronistas.

Pero por ahora lo que es seguro es que ha ganado tiempo.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores