Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Recomponiendo la relación con gobernadores y sindicatos PDF Imprimir E-Mail
May-17-16 - por Rosendo Fraga

Esta semana Macri intenta retomar la iniciativa política, tras haberla perdido desde comienzos de abril. El paso inicial será la reunión que mantiene el gobierno con los 24 gobernadores en Córdoba a mediados de semana, a la cual podría asistir el mismo Presidente de la Nación. La derrota en el Senado por 48 a 16 votos en la ley antidespidos puso en evidencia que los gobernadores habían pasado a una actitud opositora. Ello fue consecuencia de la pérdida de apoyo del oficialismo en la opinión pública por el sinceramiento de la economía, la fuerte subejecución en las transferencias a las provincias y en sus obras públicas y la demora en concretar el acuerdo para devolver el 15% de la coparticipación retenida por el Kirchnerismo desde la estatización de las AFJP. Ahora, el Ejecutivo ofrecería a las provincias elevar el porcentaje a devolver gradualmente y acelerar su entrega. Las provincias podrían llegar a recibir así 9% de la coparticipación retenida entre 2016 y 2017. De lograrse este acuerdo, se soluciona la causa central del desencuentro entre el Ejecutivo y los gobernadores. El flujo económico del Ejecutivo hacia las provincias se redujo en el primer cuatrimestre en el marco de la política tendiente a demorar egresos, para mostrar una reducción del déficit como señal económica.

También esta semana, el gobierno retoma el diálogo con el sindicalismo, tras el fracaso del encuentro que tuvo la semana pasada el Presidente con los gremios por la ley antidespidos. El 19 de mayo se reúne el Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil, que incluye la productividad y el empleo como temas a discutir. Por primera vez han sido invitadas las cinco centrales sindicales, dado que durante el Kirchnerismo sólo participaban las krichneristas. El oficialismo ofrece concretar dos anuncios realizados hace un par de meses cuya ejecución postergó: elevar el salario mínimo 30% -llegaría a 8.000 pesos- y aumentar el monto del seguro de desempleo de 400 a 3.000 pesos, tras un congelamiento que lleva una década. El gobierno también pretende incluir temas como el ausentismo, a lo cual se oponen los gremios, que plantearán que los montos ofertados han quedado desactualizados por la inflación de abril, que para ellos proyecta la anual a un nivel entre 35 y 40%, porcentaje sobre el cual se están cerrando los últimos acuerdos salariales. Pero simultáneamente, el gobierno hizo saber a los gremios que comenzará a cumplir el demorado acuerdo para devolver a las obras sociales sindicales, los fondos que les fueron retenidos durante el Kirchnerismo. Este año abonará la primera cuota de 2.750 millones de pesos. Reconstruir una tregua con los sindicatos es importante para el gobierno, cuando en la educación pública tiene un frente de conflicto creciente, los movimientos sociales intensifican protestas en las calles pidiendo aumento de los subsidios y los diputados sindicales juegan un rol clave en el tratamiento de la ley antidespidos en el Congreso.

En estos días, la Cámara de Diputados puede resolver el tratamiento de la ley antidespidos, resistida por Cambiemos e impulsada por el sindicalismo y el Peronismo. El FPV, el Bloque Peronista (Bossio) y la izquierda fracasan al reunir sólo 109 diputados y quedar a 18 del quórum necesario para dar sanción definitiva a la ley antidespidos, que tiene media sanción del Senado. Pero este fracaso se debió a que 32 de los 33 diputados de Massa decidieron no dar el quórum, impulsando un proyecto propio que es una suerte de "tercera posición" entre el Kirchnerismo y Cambiemos. Si el FPV llega a un acuerdo con Massa incorporando sus iniciativas, el proyecto podría ser sancionado, pero volvería al Senado. Al oficialismo, le quedaría en este caso demorar la sanción de la ley en el Senado negociando para ello con los gobernadores o utilizar el veto si es aprobado. Los dos tercios para anular el veto pueden estar en el Senado donde el proyecto ya tuvo el voto positivo de 48 senadores, que son los dos tercios. Pero en Diputados es más difícil que lo alcancen, ya que el oficialismo tiene 2 diputados más que el tercio. Pero el uso del veto generaría dudas acerca de la capacidad que el oficialismo tendría en el futuro para sancionar sus propios proyectos y por eso la Casa Rosada preferiría evitarlo.

Mientras el oficialismo intenta retomar la iniciativa con Gobernadores, sindicatos y el Congreso, el tema corrupción sigue ocupando el centro de la escena política. Hay cuatro situaciones que dan al tema un impacto político singular: las acciones globales en pos de mayor transparencia, como es el caso de la filtración de los Panamá Papers; las investigaciones en Brasil, que presionan en los demás países de la región en la misma dirección; la magnitud de los casos de corrupción del Kirchnerismo, que impulsan las investigaciones de jueces que hoy no tienen la misma presión política desde el Ejecutivo y las denuncias de una integrante de la coalición de gobierno (Carrió), que acusa al Kirchnerismo, pero también al entorno del Presidente. En este marco, el tema corrupción es un "imponderable" porque los efectos políticos pueden ser difíciles de prever. Cristina Kirchner tiene hoy seis causas en la justicia federal y ya ha sido procesada en una (dólar futuro), que la amenaza menos que otras (Hotesur, Los Sauces). La situación judicial de los funcionarios del gobierno anterior se complica, desde De Vido hasta Kicillof, pasando por Boudou y Alicia Kirchner. Ello hace que desde el Kirchnerismo se intente contraatacar con las vinculaciones del entorno presidencial, ya sea con las relaciones del primo del Presidente (Calcaterra) con Lázaro Báez o los pedidos de ampliación de las investigaciones sobre las vinculaciones de Macri con los "Panamá Papers" que presentan diputados del FPV, cuando además surgen diferencias entre el Presidente y su padre que se hacen públicas.           

En conclusión: el gobierno intenta recomponer la relación con los gobernadores, ofreciendo acelerar la devolución de los fondos de la coparticipación retenidos por el Kirchnerismo; lo mismo hace con los sindicatos, ofertando concretar anuncios sobre el salario mínimo y el seguro de desempleo y concretando la devolución de los fondos retenidos a las obras sociales en el gobierno anterior; en el Congreso busca bloquear la sanción de la ley antidespidos, pero en caso de fracasar está dispuesto a vetarla y es difícil que la oposición tenga dos tercios en diputados para insistir y las investigaciones de corrupción son hoy una situación política "imponderable", que afectan principalmente al Kirchnerismo, que busca involucrar en el ellas al gobierno.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores