Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Investigaciones arrow Defensa arrow Un marino es el nuevo comandante del Comando Sur de los Estados Unidos

Un marino es el nuevo comandante del Comando Sur de los Estados Unidos PDF Imprimir E-Mail

Nov-11-06 - por Ignacio J. Osacar (Coordinador de la Comisión de Defensa del CENM)

El Almirante James G. Stavridis ha sido designado como Comandante del Comando Sur de Estados Unidos, es el primer marino en ocupar ese cargo después de una larga tradición de militares, y más recientemente, de dos infantes de marina. Este nombramiento forma   parte de un esquema de mandos que durante 6 años decidió el Secretario de Defensa y Capitán de Navío (Reserva) Donald Rumsfeld, en el cual de los 10 cargos superiores de la Defensa con posibilidades de ser cubiertos por cualquier fuerza, 6 son ocupados por marinos o infantes de marina, 2 por aviadores y solo 2 por militares. Durante su gestión Stavridis deberá conducir su Comando por los nuevos rumbos que tomará la Defensa norteamericana. 

Este marino de 52 años, graduado en 1976 en la Academia Naval de Annapolis, ha tenido una carrera rápida y exitosa- ascendió a Contralmirante en el 2000- en la que ha comandado destructores, cruceros y portaviones y ocupó puestos en los Estado Mayores del Jefe de Operaciones Navales y del Jefe de la Junta de Jefes del Estado Mayor Conjunto. Se ha desempeñado como asistente (1) ejecutivo del  Secretario de Marina y principal asistente militar del Secretario de Defensa, cargo que ocupaba antes de este nombramiento. Podemos decir que este marino ha llegado superando todos los obstáculos, tanto en los tormentosos mares como en los silenciosos, pero no menos peligrosos  pasillos del Pentágono. También posee un Master en Leyes y Diplomacia y un PhD, en Relaciones Internacionales enfocado en Latino América, con premios y honores, de la Universidad Tufts, algo no demasiado habitual en los hombres de armas. Ha sido autor y co-autor de varios libros sobre mando y comando naval.   

Se destaca haber comandado la Fuerza de Tareas que integra el portaviones "Enterprise" desde el 2002 al 2004, durante las operaciones de combate en el Golfo Arábigo en apoyo de las operaciones "Libertad para Irak" y "Libertad Duradera". El Almirante Stavridis comentó, quizás como credencial para su nuevo cargo, haber tenido bajo su comando en el 2003 a la corbeta argentina ARA "Sarandí" durante operaciones combinadas en el Mediterráneo. 

Es también importante a señalar los puestos de estado mayor que ocupó, con responsabilidades específicas en el planeamiento estratégico y de largo plazo y como jefe del planeamiento naval cuando comenzó la así llamada  "Guerra Global Contra el Terror". En estos cargos se elaboran planes para escenarios futuros, y el futuro, en el pensamiento militar norteamericano, puede ser moldeado desde el presente, al menos esa es la intención. En este caso particular significaría que es posible que deba implementar las políticas y estrategias que el mismo contribuyó a elaborar hace una década.   

En ese momento el entonces Capitán Stavridis parecía apostar al triunfo de la superioridad tecnológica. En su artículo "La segunda revolución", que fue publicado en el "Joint Forces Quarterly" en el año 1997 afirma que a través de la historia militar por cada acción se ha producido una reacción, a veces más intensa. Por eso afirma que a la primera revolución tecnológica debiera seguir una  segunda revolución, que igual a la anterior, generará nuevas doctrinas, tácticas, técnicas y procedimientos. Lo que constituyó la primera revolución fueron los ataques de precisión, la guerra de información, la maniobra estratégica dominante, los sensores avanzados y priorizar la calidad y no la cantidad. Pero esto puede ser neutralizado eficazmente por un enemigo que aprende, se adapta rápido, y adopta contramedidas eficaces; en consecuencia el progreso tecnológico debe ser actualizado y profundizado permanentemente. En otras palabras, hay que asegurar una inmensa brecha tecnológica que distancie a cualquier posible enemigo. Remarca especialmente la atención que merecen los desarrollos en el campo de la biología, nuevos materiales avanzados y otros adelantos científicos en determinados campos específicos.  

Es posible que hoy el autor reconsidere las recetas tecnológicas paradigmáticas y amplié el crédito que merece el factor humano en la guerra. Observando los resultados de las operaciones que se desarrollan contra la insurgencia en Irak, la alta tecnología pareciera brindar un margen de superioridad más reducido que el esperado por los ideólogos del complejo industrial-militar en su momento, y que la victoria esta asegurada finalmente para quien aplica en su concepción estratégica el principio de convicción en la causa por la cual lucha, además de otros factores que corresponden a valores esencialmente morales.  

La elección de un marino para este cargo no debiera sorprender, sobre todo un marino que parece manejar tanto el conocimiento técnico-científico como el humanístico con la misma solvencia. Las prioridades del Comando Sur, de por si, involucran un escenario marítimo donde se destaca el Canal de Panamá, las rutas de la droga a través del Caribe y las grandes masas oceánicas que rodean a Sudamérica.  

Una alternativa probable es que el control futuro de cualquier situación de crisis en esta jurisdicción sea  mediante el empeño predominante de la poderosa fuerza aero-naval norteamericana, con la cual pueden controlar sin oposición las rutas marítimas que conectan al continente con el resto del mundo, bloqueando o aislando determinados puertos, sin desplegar fuerzas terrestres ni arriesgarse demasiado a sufrir bajas. Desde las épocas del "Big Stick" de Theodore Roosevelt, la presión psicológica generada por buques de guerra norteamericanos, fondeados silenciosamente en aguas internacionales, pero visibles desde la costa, constituyeron una herramienta de la política exterior y en muchos casos actuaron como catalizadores que incrementaron o disminuyeron las tensiones con países díscolos.  

El Comando Sur es el Comando Unificado Combatiente que menos personal y medios dispone para cumplir su misión, la que tan solo geográficamente comprende gran parte del continente americano. Incluso la popularidad de este Comando no es de las mejores en las Fuerzas Armadas norteamericanas por el alto costo de vida de Miami y la escasa infraestructura de bienestar y vivienda, lo que ha generado el jocoso apodo de SADCOM (Comando Triste) por la semejanza fonética con el acrónimo reglamentario SOUTHCOM. Sin embargo, recientemente muchos de sus comandantes han continuado sus carreras en cargos más importantes como el general Clark en el Comando Europeo, el general Pace presidiendo la Junta de Jefes de Estado Mayor Conjunto y el saliente general Craddock también en el Comando Europeo.  

Al parecer el nuevo Comandante tiene bien definidas cuales son sus direcciones estratégicas, las que reveló diciendo que hay aún un espacio para una relación con Venezuela, a pesar que las mismas se hayan enfriado con el presidente Chavez, las mismas podrían reactivarse mediante ejercitaciones, las que con seguridad se centraran en los inocuos escenarios de ayuda humanitaria en desastres naturales. Aseguró que mantendrá un control permanente sobre el centro de detención de la base de Guantánamo, que mantiene 435 detenidos presuntamente terroristas desde el 2002, para asegurar su funcionamiento "legal y transparente". También otro motivo de preocupación es nuevamente Cuba -que a diferencia de la base de Guantánamo, no está en su jurisdicción (2)- por la inevitable e incierta sucesión a la muerte de Castro, la que podría provocar una grave crisis humanitaria, por éxodo masivo de cubanos hacia países vecinos. Por último, no se muestra demasiado preocupado por la influencia que está ejerciendo China en algunos países de la región. 

La agenda de viajes inmediata concuerda con los intereses expresados: Guantánamo, Colombia y Centroamérica. El reciente triunfo del revolucionario aburguesado Ortega en Nicaragua, plantea nuevos interrogantes para una situación que se complica, al acceder al poder más gobiernos de izquierda por vía electoral, y en especial la vinculación que se puede esperar de estos con el presidente Chavez en el futuro. Esto reitera que las prioridades de Estados Unidos que raramente alcanzaban más al Sur del Ecuador, ahora podrían extenderse. 

Stavridis entiende que esta es un área del mundo donde es extremadamente improbable que se vayan a lanzar misiles o bombas, y que la confrontación está dada por las ideas en el marco de conferencias de debate, con trabajo común para la construcción de un ambiente de seguridad global, del que todos formen parte y se puedan beneficiar. Sin embargo es precisamente en el campo de las ideas donde hay diferencias profundas, dado que el sentimiento abiertamente anti-norteamericano ha crecido exponencialmente durante la última década.  

La decisión política para la reanudación del entrenamiento a personal militar de países que no han otorgado la inmunidad jurídica para las tropas norteamericanas que se ejerciten en su territorio, permitirá ofrecer inmediatamente hasta 750 vacantes, con lo cual se procura estimular el estrechamiento de relaciones y avanzar nuevamente para recuperar espacios perdidos. Sin lugar a dudas la tarea del nuevo Comandante no será fácil y demandará considerables esfuerzos de diplomacia militar y el compromiso de personal y recursos si desea no hacer menos que sus exitosos antecesores en el escenario crecientemente hostil e imprevisible de su área de responsabilidad.  

Referencias: 

  1. Equivalente al Secretario Ayudante en terminología militar argentina.
  2. El Area de Responsabilidad del Comando Sur se extiende desde el la frontera sur de México, todo Centro América, el Caribe menos Cuba y América del Sur, incluyendo las áreas marítimas que la rodea, hasta las costas de la Antártida.

Fuentes: 

www.thestate.com consultado el 11-11-06
www.dcmilitary.com consultado el 11-11-06
www.miami.com consultado el 11-11-06
www.defenselink.mil consultado el 11-11-06

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores