Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Latinoamérica arrow Auge y caída del populismo latinoamericano

Auge y caída del populismo latinoamericano PDF Imprimir E-Mail
Mar-01-16 - por Lucas Calzoni

"Panem et Circenses" (pan y circo) exclamaban los antiguos romanos, refiriéndose a las políticas demagógicas de carácter asistencialista que promovían los emperadores en aquellos tiempos. La hambrienta y aburrida plebe romana, aplaudía con júbilo a los césares a cambio de dádivas yde grandes espectáculos públicos como las sangrientas peleas de gladiadores. El populismo como podemos ver no es un fenómeno nuevo, sino que viene de antaño, incluso su etimología proviene del latín "populus", que significa "pueblo".  

En los "corsi e ricorsi" de la historia (como decía Vico) pareciera que el populismo se esfuma y luego vuelve a surgir. La saga del populismo a través de los tiempos ha tenido sus variantes, pero en el fondo es siempre la misma, porque concibe a la sociedad de forma maniquea, como dos campos irreductibles: esa dualidad extrema donde el pueblo representa el "valor universal del bien" y el enemigo es la "encarnación de la maldad absoluta". Porque no hay populismo sin la construcción discursiva de un enemigo a quien culpar de todos los males.

Esta conceptualización de la esfera de lo político como la relación "amigo-enemigo" es propia del jurista y filósofo alemán Carl Schmitt. En este espacio de conflicto no hay lugar para la figura del ciudadano, que remite a la idea de un conjunto de individuos considerados como sujetos autónomos. Mientras que el concepto de pueblo es la idea de un bloque anónimo, que toma cuerpo en la figura de un líder. Éste utiliza el discurso  para construir y crear antagonismos, definiendo la línea divisoria entre el pueblo y el no-pueblo.

En el populismo están presentes dos rasgos fundamentales: la permanente convocatoria al pueblo y el "anti-elitismo". La retórica populista se encarga de simplificar y reducir el espacio político a aquellos que pertenecen al "demos" (nosotros) y los que se encuentran fuera de él (ellos). Pero el populismo escapa a la dicotomía izquierda-derecha porque está cargado de elementos ideológicos contradictorios que se alejan de los esquemas clásicos y en el fondo aspira a ser un movimiento político multiclasista que busca abarcarlo todo.

Si pudiéramos hacer una analogía, entonces el populismo sería como un "virus contagioso" que se propaga y extiende hasta llegar a ser una "verdadera pandemia" si no se lo controla a tiempo. Es un agente transmisor de corrupción, clientelismo y autoritarismo. Sabemos que en América Latina ha habido un "fuerte brote" de populismo, y que ahora han aparecido algunos focos infecciosos en Europa  e  incluso en Norteamérica. Aunque no existen curas contra el populismo, sí hay antídotos para combatir y frenar este virus peligroso y parasitario. Debemos estar atentos, porque el virus del populismo está siempre latente para activarse y socavar las instituciones democráticas.

El populismo es una deformación de la democracia, porque exalta la soberanía popular pero desprecia las virtudes del disenso, cuestiona la legitimidad de toda forma de oposición y contradice el sentido pluralista de la democracia. Se apropia del "símbolo" pueblo y construye su legitimidad política de arriba hacia abajo, en forma vertical y descendente,  pero en el discurso populista el pueblo no es sujeto de "liberación" sino de "dominación". Le es necesario un relato como narrativa para construir simbólicamente su poder, porque tiene que ser "refundacional" de su política. El populismo es siempre un "momento de ruptura", porque va creando nuevas formas de legitimidad que van contra las que existían anteriormente.

El continente latinoamericano cayó en la "tentación populista" porque nuestros regímenes democráticos estuvieron marcados por serias debilidades institucionales. Por mucho tiempo, se abandonó la preocupación por mejorar la calidad de la democracia, dejando el "camino libre" para el surgimiento de los populismos.

Estamos en presencia del final del "ciclo populista" en América Latina, dando lugar a democracias más sólidas y maduras, donde se pondera el consenso y la reconciliación de la sociedad y no la polarización artificial y la demonización del otro. Por lo tanto, deberíamos aprender de la experiencia y de nuestros errores pasados y sobre todo luchar contra los flagelos de la pobreza y la desigualdad social. Habría que fomentar los valores cívicos y democráticos para formar ciudadanos libresy no los hombres-masa e individuos mediocres y dependientes que generan los populismos.  Si no poseemos la voluntad colectiva de trabajar juntos, entonces volveremos a padecer el "eterno retorno" populista.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores