Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

FA: ¿coalición, alianza, partido o qué? PDF Imprimir E-Mail
Ene-25-16 - por Oscar Bottinelli (1)
 

¿El Frente Amplio es una coalición, un partido, una alianza, un movimiento o qué? En definitiva ¿cuál es la naturaleza política del Frente Amplio2? La respuesta a esta pregunta no es solamente un estudio teórico ni un afán taxonómico en materia de sistema político. Es que de la respuesta o las respuestas que se obtengan van a surgir claras definiciones sobre el futuro del Frente Amplio, sobre el papel que cada uno de sus componentes le asigna al Frente y a sí mismo, cuánto de permanente y cuánto de transitorio tiene este Frente Amplio y, en definitiva, cuál es el sujeto político principal: el Frente como tal o el sector en particular, máxime en aquellos casos en que los sectores se definen a sí mismos como “partidos”.

El Frente Amplio,se define (Estatutos de 2011) como una “organización con el carácter de coalición movimiento” y sus componentes “se comprometen al mantenimiento y defensa de la unidad, al respeto recíproco de la pluralidad ideológica y al acatamiento de las resoluciones tomadas por los organismos”. Es decir, se define como coalición movimiento. Previamente, en su Declaración Constitutiva del 5 de febrero de 1971 los grupos políticos acordantes deciden “constituir un frente político unitario” y luego “establecer que esta coalición de fuerzas - que no es una fusión y donde cada uno de sus partícipes mantiene su identidad -, ha de estar dotada de una organización con núcleos de base y autoridades comunes, mandato imperativo y demás mecanismos de disciplina que aseguren el cumplimiento efectivo de los compromisos postulados convenidos”.

Si los textos parecen claros, no lo son. Más bien son galimatías. Hay un uso extraordinariamente impreciso de los términos. Primero que todo, en la Ciencia Política y en el Derecho Político los estudios que hay -o que uno conoce- siguen la conceptualización de Maurice Duverger: una coalición es un agrupamiento de partidos políticos con una finalidad específica, ya fuere de gobierno, legislativa o electoral, o una combinación de dos o de los tres objetivos. Hay cuatro elementos definitorios en la clasificación de Duverger: Uno, la coalición es temporal, puntual, sin ánimo de permanencia. Dos, carece de estructura propia, sino que funciona sobre el principio de la coordinación de sus miembros. Tres, funciona sobre la base del acuerdo o consenso de sus integrantes sin que haya posibilidad de que la coalición obligue a los coaligados a seguir una conducta determinada, es decir, no hay mandato imperativo. Cuatro. Las coaliciones son de partidos, no una mezcla de partidos por un lado y otro tipo de organizaciones políticas que no fueren partidos, por otro. Estas cuatro condiciones se dieron en cinco coaliciones paradigmáticas que llegaron al gobierno en Occidente: el Frente Popular francés de los años treinta, el Frente Popular español de los mismo años, la Unidad Popular chilena de los setenta, la Unión de Gauche de la Francia de lo ochenta y L'Unione italiana del 2005-2008. En ningún caso hubo autoridades permanentes, ni mandato imperativo, ni mucho menos una estructura de base como integrante de esa coalición o frente. Porque no se debe confundir una estructura de apoyo a una fuerza política que una estructura de base de esa fuerza política. El primero es un elemento externo, el segundo es un elemento componente.

Pero el constitucionalista y politólogo francés Duverger va más allá y pone como contracara de la coalición el concepto de alianza. Pero alianza de partidos, no de partidos y otro tipo de organizaciones no partidarias. Una alianza pretende tener ánimo de permanencia y no agotarse con el cumplimiento de un objetivo puntual; puede tener y en general requiere de una estructura propia que le de sustento y firmeza; y requiere que los aliados sean partidos políticos ¿Puede tener mandato imperativo? No hay nada en ese sentido en las investigaciones comparadas y la lógica sugiere que no, que el mandato imperativo sugiere la existencia de un agente político más estructurado, más continentado, más rígido que una alianza. Parece más propio de un partido político.

A esta altura del análisis no importa si los fundadores del Frente Amplio, o los reformadores de 1986, 1993 o 2011 tuvieron in mente las nítidas diferencias entre coalición y alianza. Lo que es claro que evitaron puntillosamente el uso de la palabra partido. Lo cierto es que apuntaron por lo menos a una alianza , más bien a algo mayor que alianza (¿partido?), y para colmo -y se aferran hasta hoy- eligieron usar el nombre inapropiado de coalición. 
Porque desde el 5 de febrero de 1971 y sin solución de continuidad el Frente Amplio tiene un objetivo permanente, o de muy largo alcance; cuenta con una estructura común de dirección, de conducción intermedia y de organismos de base; cuenta con afiliación propia; tiene mandato imperativo; y desde el comienzo se integró con partidos, organizaciones no partidarios y sectores de otros partidos. Despejado que no es una coalición y tampoco cuadra plenamente como alianza, queda claro que se origina como mínimo como algo más que alianza y seguramente más como partido, de un tipo especial de partido, que puede ser un partido de tipo federativo o de tipo confederal.

Otra pregunta, más allá de la naturaleza del Frente Amplio en su 
nacimiento ¿esa naturaleza política se ha mantenido a lo largo de estos nueve lustros, de estas cuatro décadas y media? ¿o por el contrario, se ha transformado en un doble juego sociológico y politológico? Sociológico, en cuanto a si la sociedad y los propios simpatizantes ven o no al Frente Amplio como se lo vio en su origen. Y politológico en cuanto a ver los cambios que se fueron procesado por doble vía en su estructura: los cambios estatutarios u organizacionales por un lado y los cambios en la concepción de los elemento componentes, vale decir, de los sectores.


1 Secretario político de Seregni desde 1971 a 1987 y portavoz suyo en los tiempos de cárcel y proscripción; desde 1989 analista político independiente.
2 Quinta nota de una serie a propósito del centenario del nacimiento de Liber Seregni. Ver Hacia los 100 años de Liber Seregni , Las 10 etapas del Seregni político, De la conducción política en el F.A y, Entre la síntesis y el péndulo., El Observador diciembre 13 y 20 de 2015 y enero 10 y 17 de 2016, en
 www.factum.uy


 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
Los próceres y el Bicentenario de la Independencia

LATINOAMÉRICA
Calendario Electoral 2016-2017

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores