Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Tras Davos, los problemas del frente interno PDF Imprimir E-Mail
Ene-26-16 - por Rosendo Fraga

La presencia de Macri en el Foro de Davos confirma el giro de la política exterior argentina respecto al Kirchnerismo. El primer paso fue su presencia en la Cumbre de Presidentes del Mercosur en diciembre, donde reclamó a Venezuela por los presos políticos y quebró la alianza con el Chavismo que había caracterizado a su predecesora. El segundo ha sido esta presencia en el Foro de Davos, al encontrarse con el Vicepresidente de EEUU (Biden), el Primer Ministro británico (Cameron) y el Primer Ministro francés (Valls), lo que implica recomponer el diálogo con las potencias occidentales interrumpido en el segundo mandato de Cristina Kirchner. El tercero tendrá lugar a fines de marzo, cuando asista a la Cumbre Nuclear en Washington, en la que participarán medio centenar de países (Argentina, que tiene la mayor capacidad nuclear de América Latina, participa de este evento desde sus inicios). Esta será la oportunidad en la cual se encontraría con Obama. Como gesto, el gobierno estadounidense anunció que dejará de votar contra los créditos para Argentina en los organismos financieros internacionales. En el ámbito privado, la negociación con los holdouts llevará más tiempo del previsto inicialmente  en el Congreso y requerirá finalmente la aprobación del mismo. El Presidente, alegando razones de salud, decidió no participar en la Cumbre de Presidentes de la Comunidad de Estados de Latinoamérica (CELAC), que se realiza esta semana en Ecuador, y sigue dando señales ambiguas respecto a contratos firmados por Cristina con China y Rusia. La presencia de Massa permitió al Presidente mostrar que puede tener el apoyo de un sector de la oposición.

En política interna se van perfilando dos ejes de oposición al cumplirse un mes y medio de gobierno. El primero y más relevante son los gobernadores, 13 de los cuales firmaron el petitorio que surgió en la  cumbre realizada en San Juan, en el que se reclamó la devolución del 15% de la coparticipación devuelto por la Suprema Corte en diciembre. El DNU que elevó en 167% el porcentaje porteño de la coparticipación unificó a los gobernadores opositores, que esta semana se reunirán con el ministro del Interior (Frigerio). El segundo eje es la movilización que se está generando en torno a la prisión de Milagro Sala. El viernes 22 tuvieron lugar un centenar de cortes de ruta en todo el país reclamando su libertad, de los que participaron las agrupaciones kirchneristas, los partidos de izquierda como el FIT (de orientación trotskista), organizaciones de derechos humanos y otros grupos como Quebracho. Estas protestas se extienden al exterior y suman el apoyo del Chavismo y de Amnesty International. El sindicalismo no es un eje de oposición como tal, pero la combinación de despidos, alta inflación y baja del precio del petróleo crean un frente de conflicto.

Pero es la relación con el Congreso y la Justicia donde Macri tiene su problema político más relevante a resolver. El camino lo ha mostrado la gobernadora de Buenos Aires (Vidal), quien en menos de 40 días y teniendo una relación de fuerzas similar a la del gobierno nacional -sin mayoría en ninguna de las dos cámaras provinciales- logró una coalición permanente con Massa que le dio mayoría para aprobar el presupuesto y las emergencias de seguridad y penitenciaria, los dos tercios para permitir el endeudamiento provincial y designar el directorio del Banco Provincia con acuerdo del senado provincial. Ello precipitó la división del FPV entre peronistas y kirchneristas, con los primeros en actitud dialoguista. Pero Macri ha optado por gobernar por decreto en el ámbito nacional. La emergencia de seguridad salió la semana pasada mediante DNU; los embajadores políticos están siendo desganados "en comisión", es decir sin acuerdo del Senado, como sucede con el designado en Washington (Lousteau); las comisiones de ambas cámaras todavía no se han constituido y la de Trámite Legal Parlamentario que convalida los DNU, integrada exactamente por mitades entre el oficialismo y sus aliados con 8, y el FPV con otros 8, todavía no ha designado su Presidente. Los dos integrantes de la Suprema Corte designados mediante decreto no han podido asumir todavía. El ministro de Justicia (Garavano) ha dicho que la designación está firme y que sólo resta que la Suprema Corte les tome juramento. Pero al mismo tiempo ha finalizado la parte del trámite normal de designación en el Congreso y el Poder Ejecutivo está en condiciones de enviar los pliegos a la Comisión de Acuerdos del Senado, convocando para ello a sesiones extraordinarias en febrero. Macri se reunió con el Presidente de la Corte (Lorenzetti) buscando acercar posiciones tras la denuncia de enriquecimiento ilícito en su contra que presentó una figura central de Cambiemos, como es Elisa Carrió.   

Pero la cuestión de la seguridad pública es el tema político más crítico que tiene por delante el gobierno y el que más puede afectar su imagen en la opinión pública. Las falencias se siguen evidenciando. El lunes 18, el ministro de Seguridad de Santa Fe (Pullaro) dijo que, en su presencia, un comandante de Gendarmería de apellido Mesa informó a la ministra de Seguridad (Bullrich) que tenían capturados a los dos integrantes de la "Triple fuga" que faltaban capturar, originando el error que llevó al Presidente a decir que habían capturado a los tres, cuando no había sido así. En la madrugada del miércoles 20 los dos cabecillas de la banda de narcos santafecina "Los Monos", trasladados a la cárcel federal de Ezeiza para evitar su fuga, debieron esperar 5 horas en el hall de la misma por "falta de cupo". Hacia el fin de semana se supo que la AFI (ex Side) había detectado nuevamente en Paraguay al autor intelectual del "Triple crimen" (Pérez Corradi), quien volvió a fugarse. La emergencia de seguridad y penitenciaria que a nivel nacional salió por decreto es un instrumento, pero no está claro cómo se usará. Pero el Presidente ha decidido no tomar decisiones precipitadas por ahora, manteniendo incluso al frente de las cárceles nacionales y bonaerenses a funcionarios kirchneristas.

En conclusión: la presencia de Macri en Davos confirma el giro en la política exterior hacia occidente y el posible encuentro con Obama a fin de marzo será su culminación; van surgiendo dos ejes de oposición: uno en torno a los gobernadores del PJ que puede negociar, y otro alrededor del reclamo por Milagro Sala, mientras que los sindicatos son una cuestión a resolver; Macri sigue gobernando por decreto y posterga la articulación de la coalición parlamentaria, a diferencia de Vidal, que ha logrado hacerla dividiendo al Peronismo bonaerense y el problema de la seguridad pública es el más crítico de la Administración Macri en lo inmediato, sobre todo porque puso la lucha contra el narcotráfico como uno de los tres ejes de su gobierno.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores