Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Balance de las elecciones presidenciales PDF Imprimir E-Mail
Oct-27-15 - por Patricio Giusto

Scioli y Macri definirán la Presidencia en un histórico ballotage

Argentina realizó elecciones presidenciales para definir el sucesor de Cristina Fernández de Kirchner (FPV), quien finaliza dos mandatos consecutivos, tres en total del kirchnerismo. Habrá ballotage el 22 de Noviembre, ya que el gobernador bonaerense Daniel Scioli (FPV) se ubicó en primer lugar con 36,7%, seguido por el Jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri (Cambiemos), con 34,3%. Para imponerse en primera vuelta, Scioli necesitaba superar el 45%, o bien el 40%, con una diferencia de al menos 10% respecto del segundo.

El resultado fue sorpresivo, ya que ninguna encuesta predecía una diferencia tan ajustada entre ambos. Las principales especulaciones rondaban en torno a un posible triunfo de Scioli en primera vuelta, o bien la posibilidad de ballotage, pero por una diferencia similar a la registrada en las primarias (PASO) del 9 de Agosto. En aquella ocasión, Scioli había obtenido 38,4% y los tres precandidatos del frente Cambiemos, con Macri a la cabeza, alcanzaron 30,1%.

Sólo hay un antecedente cercano de ballotage presidencial, aunque nunca se realizó. Fue en 2003, cuando Carlos Menem se bajó tras salir primero con 25% y consagró automáticamente a Néstor Kirchner (22%).

El fenómeno Vidal

Fue una verdadera debacle electoral para el oficialismo, que perdió frente a Cambiemos la provincia de Buenos Aires (una de las 11 provincias que renovaron sus autoridades) y numerosos partidos relevantes del conurbano y el interior de ese trascendental distrito, que representa el 37% del padrón. La actual Vicejefa de Gobierno porteño María Eugenia Vidal, la gran estrella en ascenso de la oposición a nivel nacional, se impuso por 39,5% a 35,2% frente al kirchnerista Aníbal Fernández, candidato de Cristina Kirchner. En las PASO de Agosto, Fernández había derrotado al sciolista Julián Domínguez.

El triunfo de Vidal fue espectacular en varios aspectos: será la primera gobernadora electa de la historia provincial, quebró 18 años de hegemonía peronista y, por si eso fuera poco, sacó casi 6 puntos más que Macri en la provincia. Sin dudas, Vidal fue una de las claves para garantizar el ingreso de Macri al ballotage. La contracara fue Aníbal Fernández, cuya polémica candidatura significó un peso muerto del que Scioli jamás pudo despegarse. El actual gobernador bonaerense aspiraba a superar el pobre 39% obtenido en las PASO para evitar el ballotage. Sin embargo, con Fernández a cuestas decayó hasta 37%, una cifra muy lejana al 50% que Scioli había logrado en su reelección como gobernador en 2011.

Macri ganó la crucial batalla de Córdoba

El notable crecimiento nacional de Macri también se cimentó en muy buenos resultados en distritos clave del centro del país. En Córdoba (9% del padrón), Macri sacó 53%, 18 puntos más que en las PASO. Esto significa que Macri pudo captar aproximadamente la mitad de los votos que había obtenido el gobernador cordobés José Manuel de la Sota, derrotado por Sergio Massa en las PASO presidenciales de UNA. Asimismo, Macri ganó y creció en otras provincias relevantes como Mendoza (+5%), Santa Fe (+4%) y Entre Ríos (+3%). En el resto del país, el mapa electoral no varió demasiado respecto a las PASO.

Otro dato sumamente relevante es que en esta elección votaron más de 2 millones más de personas que en las PASO, de las cuales casi 1,5 millones se inclinaron por Macri. Scioli apenas pudo sumar unos 200.000 votos más que en las PASO. En la provincia de Buenos Aires, creció menos de 2.000. Cabe destacar que una importante fracción de esos dos millones de electores que no habían votado en las PASO fueron damnificados por las graves inundaciones del mes de Agosto en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe. Puede ser una de las razones para explicar su masivo apoyo a Macri.

Massa venció a la polarización y hasta sumó más votos que en las PASO

El peronista opositor Sergio Massa (UNA) no sólo logró exitosamente sostenerse en el tercer puesto venciendo la esperable polarización que podría darse tras las PASO entre Scioli y Macri, sino que hasta creció cerca de 1%. Massa logró el 21,3% de los votos y se dio el lujo de ganar en Jujuy, apuntalado por su aliado radical Gerardo Morales, quien le arrebató por casi 23 puntos de diferencia la Gobernación al kirchnerista Eduardo Fellner (FPV). La victoria de Morales fue muy trascendental, ya que el peronismo gobierna esa provincia norteña de manera ininterrumpida desde 1983. 

Además, Massa salió segundo en Córdoba, Salta, Chubut, Río Negro, San Juan, Santiago del Estero y Tierra del Fuego. En definitiva, fue un balance muy positivo para el ex Jefe de Gabinete de Cristina Kirchner, cuyos votantes se convirtieron en árbitros privilegiados de la definición del próximo presidente. Por la postura opositora del voto de Massa, se supone esos votantes deberían orientarse mayoritariamente hacia Macri.

Tras su buen desempeño electoral, Massa queda muy bien posicionado para disputar el nuevo liderazgo del peronismo. Sobre todo si Scioli es derrotado en el ballotage, ya que ello implicaría una derrota total del kirchnerismo y un escenario proclive a una reconfiguración del poder en el espectro peronista y en el cual quedan planteadas serias dudas sobre el futuro político de Cristina Kirchner.

Del Caño desplazó a Stolbizer, que perdió votos respecto a las PASO

En cuarto lugar a nivel nacional, con 3,3%, se ubicó Nicolás del Caño (Frente de Izquierda), quien logró crecer levemente respecto a las PASO, desplazando al quinto lugar a Margarita Stolbizer (Frente Progresistas), quien terminó con apenas 2,5%. Los votos perdidos por Stolbizer se habrían direccionado mayoritariamente hacia Macri, algo que es probable se profundice en el ballotage. Los votantes de Del Caño, en tanto, irían casi en su totalidad hacia el voto en blanco. En sexto lugar volvió a posicionarse el peronista opositor de San Luis, Adolfo Rodríguez Saá (Compromiso Federal), con 1,7%, perdiendo casi 0,5% en comparación con las PASO.

El nuevo Congreso, sin mayoría kirchnerista en Diputados

A partir del 10 de diciembre, la Cámara de Diputados de la Nación perderá la mayoría kirchnerista. El FPV y sus aliados perderán 26 bancas. Reunirán en total 117 diputados (pusieron en juego 87) y tendrán la primera minoría, pero se alejarán del umbral de 129 que exige el quórum. Cabe destacar que la agrupación ultra-kirchnerista de "La Cámpora" tendrá unas 28 bancas en total.

La oposición crecerá en número, pero mantendría su composición fragmentada. La alianza Cambiemos tendría una fuerza legislativa de 91 miembros, pero la UCR, la Coalición Cívica y PRO ya anticiparon que preservarán sus respectivas identidades en el futuro Congreso. También crecerá el peronismo no oficialista en Diputados: los bloques del Frente Renovador, que responde a Sergio Massa; de Compromiso Federal, de los hermanos Rodríguez Saá, y de Unión Por Córdoba, de José Manuel de la Sota, tendrán unas 18 bancas.

El oficialismo logró conservar su mayoría en el Senado

La renovación de un tercio del Senado Nacional (24 legisladores correspondientes a ocho provincias) se convirtió en una de las pocas buenas noticias para el oficialismo. El FPV pasará a tener 42 miembros (+2), con "La Cámpora" habiendo logrado su primera senaduría nacional en Mendoza. La contracara es la UCR, que perdió 3 de las 9 bancas que debía renovar y verá caer a 11 miembros su futuro bloque. El mismo caso se registra con el Frente Amplio Progresista (FAP), que perdió las 3 bancas que debía renovar. El peronismo opositor incrementará su interbloque en 2 miembros y pasará a tener 10 senadores. El PRO, por su parte, sumará un nuevo senador a su actual bancada de 3 miembros. Por último, se sumará un senador por ECO de Corrientes, que pasaría a ser aliado de la UCR.

Sorpresas para algunos gobernadores candidatos a cargos legislativos

Ocho mandatarios provinciales se postularon a cargos legislativos en las PASO. Hubo varios que encabezaron la lista de diputados nacionales en sus distritos y fueron electos, aunque con algunas sorpresas. En La Rioja, Luis Beder Herrera (FPV) fue desplazado al segundo lugar por Cambiemos, que lo derrotó por 51% a 41%. Beder Herrera, que en las PASO había quedado primero con 50%, logró de todas formas una de las 3 bancas en juego.

El misionero Maurice Closs (FPV) arrasó con el 66% (fue anunciado como futuro ministro de Turismo del eventual gabinete presidencial de Scioli), el sanjuanino José Luis Gioja (FPV) hizo lo propio con 56%, mientras que Claudio Poggi (Compromiso Federal) se impuso en San Luis con 62%; volviendo a sacarle una amplia diferencia a Alberto Rodríguez Saá, quien fue electo gobernador con 56%.

En la categoría senadores nacionales, el gobernador tucumano José Alperovich (FPV) se impuso con 50%, casi 10 puntos menos que en las PASO, probablemente afectado de manera negativa por la escandalosa elección provincial del pasado del 23 de Agosto. Por su parte, el ex gobernador de Santiago del Estero y actual Presidente Provisional del Senado Nacional, Gerardo Zamora, fue electo como miembro del Parlasur con 66%.

El gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri (FPV), fue electo diputado provincial con 42% (fue anunciado como eventual ministro de Interior y Transporte de Scioli). El trago más amargo de la jornada lo tuvo el mandatario neuquino Jorge Sapag (MPN), quien quedó cuarto y se quedó sin banca de diputado nacional.

Escenario a pedir de Macri: Crisis política en el kirchnerismo, cambio de expectativas y factor humano

El resultado de las presidenciales desató una fuerte crisis política en el seno del oficialismo. Es probable que las internas preexistentes entre el sciolismo y los sectores kirchneristas duros que rodean a la Presidenta (siempre resistieron la candidatura del bonaerense) se profundicen de cara al 22 de Noviembre. Aníbal Fernández anunció su posible retiro de la política y acusó -en un claro tiro por elevación a Scioli- a sectores del oficialismo que habrían jugado en contra de su postulación. Por su parte, la Presidenta decidió no hacer declaraciones tras conocerse los resultados.

Esta incipiente crisis anticipa la posibilidad de que Scioli no cuente con el apoyo del kirchnerismo en su conjunto de cara al ballotage, potenciando aún más las grandes chances de Macri. Tras el sorpresivo resultado entra a jugar fuerte el cambio de expectativas que podría producirse en gran parte del electorado, que ahora advierte que el a priori invencible oficialismo quedó a un paso de ser derrotado. Y por último, en política siempre ocupa un rol decisivo el factor humano. En ese sentido, la gran pregunta es: ¿Podrá Scioli sobrellevar la campaña en un contexto político tan adverso como inesperado para su aspiración presidencial?  

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores