Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Publicaciones arrow Libros arrow "Alem" de Miguel Ángel De Marco

"Alem" de Miguel Ángel De Marco PDF Imprimir E-Mail
Oct-09-15 - Reseña de Rosendo Fraga

ALEM: Caudillo popular, profeta de la República
Miguel Ángel De Marco
Emecé, Buenos Aires, 2015  

resenia151009DEMARCO.jpgEl autor es un reconocido historiador que ha sido Presidente de la Academia Nacional de la Historia y que también ha ejercido el periodismo.

Ambas condiciones le permiten escribir la historia con erudición, pero a la vez con amenidad. Es por ello que sus libros han contribuido al conocimiento de la historia en momentos que ella suele ser un campo de batalla de la política, en función de acciones que desde el estado buscan imponer una determinada interpretación con la intención de dominar el futuro.

Sus aportes, en cambio, han buscado siempre la ver verdad desde el equilibrio y la sensatez, explicando el contexto en el cual los protagonistas actuaron y vivieron. No ha buscado enjuiciar, sino comprender.

En los últimos años ha incursionado con éxito en el género biográfico con libros sobre San Martín, Belgrano y Güemes, los próceres de la Independencia (también es autor de una sobre Mitre). Con estos antecedentes, ahora ha abordado la figura de Alem, el fundador del Radicalismo.

Borges dice en su Evaristo Carriego que es ley "que el biógrafo se enamore del biografiado". Es que el proceso de escribir una vida produce un efecto profundo sobre quien la escribe, creando un vínculo que deja huellas.

De Marco ha logrado penetrar en una personalidad singular y compleja de la llamada "Generación del Ochenta" como es Leandro Alem. Es que si bien perteneció a ella por cronología y formación, fue también el gran crítico de la misma en cuanto a sus prácticas políticas.

En general, los trabajos biográficos sobre esta figura fueron escritos desde una perspectiva laudatoria. Pero el autor, con rigor de historiador, ha ido revisando algunos mitos construidos en torno a él. Tal es el caso de su participación en las batallas de Cepeda y Pavón, de lo que no encuentra ningún registro, o su participación en la batalla de Curupayty, en la cual habría sido herido, hecho que sin embargo nunca tuvo lugar porque regresó de la Guerra del Paraguay por razones de enfermedad antes de dicha acción.

Esta vida de Alem muestra la complejidad del proceso político de esos años. Reclama por el sufragio libre desde los años ochenta del siglo XIX, pero tanto en la revolución de 1890, de la cual fue líder, como en la elección presidencial de 1892, está enfrentado con Roque Sáenz Peña, quien como Presidente llevará a los hechos el programa electoral que dará origen al Radicalismo.

La compleja relación que tiene con su sobrino Hipólito Yrigoyen es un tema interesante y que quizás explica por qué la figura de Alem ha quedado un tanto relegada, incluso en la historiografía del mismo Radicalismo.

De Marco transcribe una cita de una carta de Alem tras la fracasada revolución de 1893, en la cual dice a quienes lo impulsaban a enfrentarse con su sobrino Hipólito Yrigoyen:

"No piensen que yo haya de luchar con Hipólito en el terreno de las intrigas y las maniobras, no sólo porque no está en mi carácter sino porque en ese terreno él es invencible. Lo conozco. Es la fuerza política más poderosa que he conocido porque carece en absoluto de escrúpulos morales."

Los valores de la época, que son difíciles de entender en el siglo XXI, están bien expuestos.

Ello se ve bien explicitado en un hecho singular que tuvo lugar con Carlos Pellegrini, amigo y compañero de juventud, pero en política duros adversarios. El calor de esa lucha llevó primero al agravio, y de éste al duelo.

Sus padrinos acordaron hacerlo fuera del país para evitar problemas legales. Se acordó disparar dos tiros cada uno  a doce pasos de distancia entre ellos. Poco tiempo antes, un duelo había malogrado la vida de Lucio V. López, amigo de ambos duelistas.

Ante la inminencia de un desenlace dramático, relata De Marco que el Presidente, José Evaristo Uriburu,

"los citó a su casa [a los padrinos] y les propuso la formación de un tribunal de honor. Ni Alem ni Pellegrini, dijo, tenían que demostrar que eran valientes. Los cuatro aceptaron y los miembros del tribunal, Mitre, Roca y Leonardo Pereyra, se reunieron en la casa de Bernardo de Irigoyen y resolvieron, interpretando el sentimiento público, que no procedía el duelo, que se daban por retiradas las palabras ofensivas y que quedaba a salvo el honor y el decoro de que ambos gozaban merecidamente".

Cabe recordar que Roca era la figura política contra quien Alem enfocaba toda su lucha política y que Mitre había sido blanco de durísimas críticas por él a raíz de su giro político acuerdista.

De Marco eligió adecuadamente como ámbito para la presentación de su libro el Club del Progreso, lugar al que Alem hizo conducir el coche dentro del cual se suicidó.

En síntesis, "Alem: Caudillo popular, profeta de la república" es una muy buena biografía sobre una de las personalidades políticas más singulares de las últimas décadas del siglo XIX.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores