Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Investigaciones arrow Defensa arrow ¿El Estado Islámico a las puertas de Israel?

¿El Estado Islámico a las puertas de Israel? PDF Imprimir E-Mail
Jul-15-15 - por Guillermo Lafferriere

Las noticias de cadenas internacionales, y algunas fuentes indican que el Estado Islámico (EI) estaría iniciando un proceso que buscaría establecerse en los territorios palestinos, sea en la Franja de Gaza, bajo el control de Hamas o en el West Bank, donde reside la Autoridad Nacional Palestina que mayoritariamente responde al grupo Al Fatah. EI no es un grupo terrorista más, de los que abundan en el mundo. El Estado Islámico es una organización político militar que ha demostrado no solamente una relevante capacidad para recibir golpes demoledores de las fuerzas aéreas occidentales y del mundo Islámico que continuamente accionan sobre las mismas, sino que simultáneamente hace frente a las fuerzas terrestres de los regulares del régimen sirio; de los irregulares que se oponen al mismo régimen, entre los que se encuentre Al Qaeda; de los peshmerga kurdos; de Hezbollah; de las tropas regulares y milicias iraquíes y seguramente de las fuerzas especiales de países como EE.UU., el Reino Unido y muy probablemente Francia. Y en ese entorno absolutamente hostil, encuentra "espacio" estratégico para avanzar en su expansión territorial en el Medio Oriente y más allá. Analicemos a continuación que podría suceder si esa expansión los hiciera fuerte en las puertas de Israel.

Tel Aviv y sus planificadores estratégicos no son meros observadores pasivos de la expansión del EI en su vecindario estratégico, son plenamente conscientes de la peligrosidad del grupo y las implicancias que su presencia en fuerza en sus fronteras significaría para Israel. Y esto no porque este país carezca de la experiencia o de la voluntad de llevar adelante operaciones de extrema dureza para preservar sus intereses nacionales; sino porque de posicionarse EI en Gaza o el West Bank se complicaría en un grado elevadísimo toda la situación política con los palestinos.  

Es que a pesar de las diferencias que pueda tener con Al Fatah y en mucho mayor grado con Hamas, Israel sabe que está interactuando con facciones palestinas con diferentes perspectivas en relación al Estado de Israel, pero que en definitiva tienen un horizonte que las une que es la conformación de un Estado Palestino.  Esa meta, es simultáneamente un marco sobre el cual Israel puede establecer, y creemos que debiera hacerlo, un camino que al final del mismo logre un estado para los palestinos, plenamente reconocido por Israel, y que entre ellos se establezca una convivencia pacífica. Pero si ese camino es tremendamente complejo, plagado de dificultades no solamente en relación a la interacción de los actores en pugna sino hacia el interior de los mismos, donde las perspectivas de las bases muchas veces son todavía más radicalizadas que la de los líderes; en caso que EI se hiciera fuerte en los territorios palestinos, ni siquiera podría hablarse de la posibilidad de un camino hacia un destino negociado.  Sería una llamada directa a una confrontación sangrienta.

Que el EI lograra instalarse en esos territorios sería no solamente una amenaza para Israel, sino posiblemente otra no menos peligrosa para la propia aspiración palestina. Es que en la mirada de EI no habría lugar para un estado palestino, sino que el esfuerzo estaría en lo discursivo dividido entre la expansión del califato y la destrucción del Estado de Israel.

Desde nuestra perspectiva, tanto palestinos como israelíes tienen mucho que perder en caso de que el EI lograra hacer pie en los territorios autónomos. Y la sola amenaza de que ello pudiera suceder, debiera funcionar como un acicate para impedirlo por medio de acciones que fueran todavía más allá de recurrir a la fuerza militar.  Ya en otros trabajos hemos mencionado que el tema del Estado Islámico, su desarrollo, expansión y amenaza a la paz; en modo alguno encontrará solución por vía exclusiva del recurso militar; aunque este no puede tampoco dejar de emplearse. Requiere de soluciones que estén centradas en logro de circunstancias políticas que coadyuven a aislar a EI de la población que pueda ser permeable a su discurso y también de los extranjeros que al mismo se pliegan de todo el mundo. Y si para el caso de Irak se reclama que el país busque una solución política que no excluya a las minorías religiosas, sino que por el contrario trate de hacer que todas ellas encuentren maneras de ser representadas en el poder de ese país; de manera similar, y hasta actuando de manera preventiva, Israel y la Autoridad Palestina debieran sentar las bases reales, concretas para alcanzar ese horizonte que permita una vida en común en un marco de seguridad, básico para el propio desarrollo de la población de palestinos e israelíes. En ese marco, sobre todo los segmentos más radicalizados palestinos, aquellos que podrían naturalmente ser más sensibles al discurso de EI, se verían aislados y sin razón de existencia; limitando sensiblemente que el grupo terrorista islámico más peligroso contara con bases de apoyo mínimas para operar.

Si ese ambiente no se logra, y la Autoridad Palestina y el Estado de Israel, por las razones que fueran, apuestan al stau quo que han mantenido en estos años, muy probablemente asistamos situaciones todavía más graves en Medio Oriente. Israel no se amedrentará por las repercusiones internacionales que sus acciones pudieran tener en caso de que debiera actuar militarmente contra el EI en territorios palestinos. Y las autoridades palestinas de Gaza y del West Bank tendrían en su territorio un grupo que ningún estado hasta el momento se ha mostrado completamente hábil para derrotarlo.

No sería la primera vez en la historia de las naciones que el espanto por el nivel de amenaza que un enemigo despiadado demuestra, obre el milagro de unir lo que hasta el momento aparecían como voluntades absolutamente divergentes. Ojalá fuera este el caso. 

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores