Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Latinoamérica arrow La gira sudamericana del Papa: un balance

La gira sudamericana del Papa: un balance PDF Imprimir E-Mail
Jul-15-15 - por Rosendo Fraga

La gira sudamericana del Papa que comenzó en Ecuador tuvo fuertes connotaciones políticas. Días antes de la llegada de Francisco, el presidente Correa denunció a la oposición de "golpista", buscando descalificar las crecientes protestas. La diplomacia vaticana buscó evitar que la visita se politizara y sirviera en cambio para generar cierta pacificación. La SIP por su parte había pedido al Papa que reclamara por la libertad de expresión en el país, amenazada por el gobierno de Correa. Ecuador -como otros países de la región- viene mostrando un descenso de la práctica religiosa entre los católicos y el crecimiento de otras expresiones religiosas, como las sectas evangélicas. Frente a un presidente Correa que lo recibió reclamando por la desigualdad y criticando al sistema financiero internacional, el Papa criticó explícitamente los "liderazgos únicos", alertó sobre "el personalismo y el sectarismo" y sostuvo que "nuestra revolución es evangelizar", exhortando a mantener el diálogo y la libertad. Mostró así una línea crítica hacia el populismo latinoamericano desde la perspectiva del liberalismo político. La popularidad que evidenció en Ecuador fue muy alta, superior a la de cualquier líder político latinoamericano o jefe de  estado extranjero al visitar el país. De acuerdo a su última Encíclica, en la que exhorta a proteger el medioambiente, criticó la explotación sin límites de los recursos naturales, en momentos que indígenas ecuatorianos reclaman que esto deje de hacerse. Políticamente, el Papa logró crear un clima de "tregua política" en el país, pero es incierto cuánto durará.

En Bolivia el Papa mostró un mensaje social y cultural más encendido y cierta tensión política en la relación con Evo Morales. En sus primeras declaraciones al llegar al país reconoció los avances logrados en materia de inclusión social, pero también pidió que se respete la libertad, algo que reclama la oposición política boliviana. En la visión histórica, pidió perdón por las ofensas generadas a los pueblos indígenas por la conquista española en la cual participó activamente la Iglesia Católica, mostrando así una coincidencia con la posición de Evo Morales. También criticó el "viejo y el nuevo colonialismo", generando otro punto de contacto con el Presidente boliviano, y a su vez convocó a los movimientos sociales a poner la economía "al servicio del pueblo", reiterando las críticas al capitalismo financiero lo que viene haciendo desde que asumiera más de dos años atrás. Al visitar el penal más grandes y más violento de Bolivia -que no han cambiado 11 años de gobierno de Evo-  además de pedir por su trato, se asumió como pecador que ha sido perdonado, combinando la compasión y la humildad. Reclamó compasión para los jóvenes que actúan en la delincuencia. El cansancio que manifestó durante esta visita se explica en parte por los efectos que genera la altura boliviana sobre la naturaleza humana no acostumbrada a ella. En política exterior, haciéndose eco de un reclamo de Morales por la salida al Pacífico a través de territorio chileno, pidió a los dos países diálogo para resolver el conflicto. La cancillería chilena rápidamente respondió que su posición es que se cumpla el tratado bilateral firmado por los dos países hace décadas, por el cual Bolivia reconoció la soberanía de Chile sobre el territorio que hoy reclama. El momento políticamente más delicado se generó cuando el Presidente boliviano regaló al Papa un crucifico montado sobre una hoz y un martillo, el símbolo del comunismo. El visitante no mostró agrado y contestó con firmeza y diplomacia en la escala siguiente de la gira. Como en Ecuador, la movilización popular que tuvo lugar en Bolivia fue sin precedentes.  

En Paraguay el Papa también tuvo definiciones políticas y sociales significativas. A poco de llegar respondió al polémico regalo de Evo, diciendo que las ideologías del siglo XX siempre "terminaron en dictaduras", refiriéndose al marxismo y sus variantes, pero también al fascismo y el nazismo, específicó que "siempre terminan mal, no sirven". En un país donde el Partido Colorado domina la política desde hace más de un siglo, llamó a consolidar la democracia y a luchar contra la corrupción. Volvió después sobre este tema, afirmando que "la corrupción es la gangrena de un pueblo". Lo dijo en la región que muestra los mayores índices de corrupción después del África y en un país considerado uno de los más corruptos de America Latina. Reiteró un mensaje político pluralista como el planteado en Ecuador, al convocar a "incluir a los que piensan distinto". También criticó el uso de los pobres con fines políticos, algo que realizan como sistema los regimenes populistas latinoamericanos. Insistió en la crítica al sistema económico globalizado, al criticar el "capitalismo sin rostro". En este país reiteró su lema de las Tres T, al plantear el reclamo de que todos tengan "Trabajo, Techo y Tierra". En Paraguay, el reclamo de tierras por parte de comunidades campesinas es un conflicto vigente. El Papa rememoró la guerra que perdió Paraguay en el siglo XIX contra Brasil, Argentina y Uruguay, al elogiar el rol de la mujer en la reconstrucción del país tras ella, dado el exterminio de la población masculina. En el balance realizado tras la gira, el Papa reconoció haberse olvidado de la clase media y negó a sus actitudes sentido de apoyo para los gobiernos de los países visitados, respondiendo a ciertas críticas de la oposición paraguaya, sobre la elección de los lugares que visitó.  

El próximo paso del Papa en "las Américas" tendrá lugar en septiembre, cuando visite los EE.UU. y Cuba. En poco tiempo, el  primer país será el que tenga más católicos del mundo después de Brasil y México, por el aumento de los hispanos y su mayor natalidad. El 23 de septiembre llegará a Washington y se reunirá con Obama, un presidente con el cual tiene buena sintonía. Al día siguiente hablará ante el Congreso de los EE.UU., donde el ala derecha republicana lo espera críticamente por su cuestionamiento al capitalismo globalizado. De ahí irá a New York, donde el 25 hablará ante la asamblea de la UN, ámbito en el que seguramente desarrollará su pensamiento sobre la desigualdad, la deshumanización de la economía y la defensa del medioambiente. Al día siguiente presidirá en Filadelfia un gran encuentro por los valores de la familia. De ahí irá a Cuba, donde se reunirá con los hermanos Castro y dirá una misa en la que se espera que participen cientos de miles de cubanos. El rol del Papa en la recomposición de relaciones entre Cuba y los EE.UU., su alta popularidad en la población de la isla y el momento de cambio que vive el país, dan a la visita del Papa una especial relevancia.   

En conclusión: en su gira sudamericana, el Papa se mostró crítico sobre aspectos políticos del populismo latinoamericano como el personalismo, la concentración del poder y la descalificación del adversario;  expresó un mensaje social encendido en el que valoró la inclusión, exigió que no se utilice políticamente a los pobres y reclamó por las tres T (Trabajo, Techo y Tierra);  en la faz histórica pidió perdón por las ofensas de la conquista española, diálogo entre Bolivia y Chile por la salida al Pacífico y recordó a la mujer paraguaya en la guerra de la Triple Alianza; en lo económico reiteró las críticas hacia la deshumanización de la economía y al capitalismo sin rostro, pero también condenó a las ideologías que terminaron en dictaduras y  la visita que hará en septiembre a los EE.UU. y Cuba amplían su acción a "Las Américas" y le permite explicitar su rol en la recomposición entre Washington y La Habana.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores