Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Publicaciones arrow Libros arrow "Un futuro común: agro e industria en Argentina", de Jorge Castro

"Un futuro común: agro e industria en Argentina", de Jorge Castro PDF Imprimir E-Mail
Ene-06-15 - Reseña de Rosendo Fraga

UN FUTURO COMÚN. Agro e industria en la Argentina: Bases para una estrategia de desarrollo nacional
Jorge Castro
Pluma Digital. Buenos Aires, 2014  

El ciclo kirchnerista finaliza con una reedición quizás extrema del conflicto entre el agro y la industria, que parece haber dominado la Argentina desde comienzos de los años cuarenta del siglo XX.

Desde el conflicto que se precipitara en 2008 entre el Kirchnerismo y el campo durante siete años, es decir los dos períodos presidenciales de Cristina Kirchner, el agro ha sido planteado como el "enemigo", al que se fueron sumando los medios primero y la justicia después.

Este libro de Jorge Castro -que confirma su vigencia y profundidad como pensador estratégico respecto a los problemas de Argentina- muestra cómo este antagonismo no tiene sentido ni razón, dada la situación mundial y las grandes oportunidades que ella presenta para la República Argentina.

El crecimiento del Asia -pronósticos presentados a fines de 2014 sostienen que en 2030 China será la primera economía del mundo y la India la tercera- es la causa central del incremento de la demanda de alimentos, que viene y seguirá dando una oportunidad excepcional a la Argentina, que tiene capacidad para producir entre tres y cuatro veces más alimentos que los producidos hoy.

Con acierto, Castro explica cuánto ha cambiado la producción del agro en los últimos años y cómo la Argentina es posiblemente en esta área el país más avanzado en ciencia y tecnología.

Al respecto recuerdo que ya casi una década atrás, el presidente global de una gran empresa de agroquímicos me señaló que en un estudio realizado en más de 60 países en los cuales trabajaba entonces la compañía, el productor argentino era el más eficiente del mundo por dos razones: la primera es que dos tercios de ellos no trabajaban su propia tierra, sino que arrendaban y ello liberaba trabas para la innovación; la segunda que dos tercios de estos productores eran graduados universitarios y ello no sucedía en ningún país del mundo. Es decir que hoy no hay antagonismo entre el campo y la modernidad, entendiendo por ella los avances científicos y tecnológicos.

Al mismo tiempo, el antiguo antagonismo con la industria también hoy ha perdido sentido. Es que el este libro revaloriza la "cadena de valor agro-industrial" que comenzó a articularse en nuestro país en 2005, pero que el conflicto de 2008 hizo que los sectores industriales, comerciales e incluso financieros que la integran, no lo acompañaran en su enfrentamiento con el oficialismo.

Si una empresa con base en Argentina es el mayor proveedor de tubos para exploración petrolífera y al mismo tiempo es capaz de exportar centrales nucleares a Australia -que tiene acceso a cualquier tecnología-, es claro que tiene todas las capacidades y posibilidades de ser el primer fabricante de la industria para el campo. 

En un escenario político diferente, como probablemente tendrá lugar a partir del 10 de diciembre de 2015, la rearticulación de esta cadena aparece no sólo como una conveniencia, sino como una necesidad.

El autor describe los puntos de contacto o coincidencias que se dan entre la situación internacional, que permitió a Argentina entre las últimas décadas del siglo XIX y la primera del XX transformarse en la economía más grande y más dinámica de América Latina, y ser el país que recibió más inmigración europea del mundo de acuerdo a su población original.

Como la llamada "Generación del Ochenta", que supo aprovechar esta oportunidad organizando el país en términos políticos e institucionales y desarrolló su infraestructura para hacer posible la producción a escala global del agro, hoy la dirigencia argentina, al promediar la segunda década del siglo XXI, enfrenta el mismo desafío.

Ello requiere hoy no sólo una adecuada estrategia nacional para no desperdiciar esta oportunidad, sino también de una regional. Es que si bien Argentina es hoy el mayor exportador de alimentos per cápita del mundo, el Mercosur es el productor más importante.

En conclusión, Castro ha escrito un libro que hace pensar en el largo plazo de nuestro país, pero que a la vez tiene la virtud de inspirar la necesaria acción para que el país sepa aprovecharlo, como sucedió en el pasado.  

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores