Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Latinoamérica arrow Las asignaturas pendientes de América Latina

Las asignaturas pendientes de América Latina PDF Imprimir E-Mail
Dic-09-14 - por Rosendo Fraga

Al promediar la segunda década del siglo XXI, América Latina emerge como una región con grandes posibilidades. Los 20 países que la integran hacen que sea quizás la región más homogénea del mundo: raza, religión e historia la muestran con más semejanzas entre sus diversos países que las que tienen dentro de sí mismos no sólo los grandes "países continentes" como China, India y Rusia, o los 54 países del continente africano, sino incluso con los países europeos hoy amenazados por proyectos separatistas y los EEUU por los conflictos en torno a las minorías. En América Latina no hay conflictos raciales o religiosos ni nacionalismos extremos. A ello se agrega que es la región del mundo menos involucrada en el conflicto generado en torno al terrorismo del fundamentalismo islámico. Es una región sin armas nucleares, a diferencia de lo que sucede en el Asia. Aunque baje el precio de las materias primas y ello pueda afectar a alguno de los países -como es el caso de Venezuela con el petróleo-, como región tiene fuertes excedentes de alimentos, energía y agua. Es así como las dificultades y desequilibrios que hoy presenta el mundo son por lo general oportunidades para esta parte del mismo.

Pero aunque América Latina ha tenido un éxito indiscutible en reducir la pobreza y el hambre en la última década, sigue siendo la región del mundo más desigual en términos sociales. En toda la región, el auge del precio en las materias primas que exporta ha permitido una fuerte baja en el nivel de pobreza y el crecimiento de la clase media. El ejemplo más relevante es Brasil, donde por primera vez en la historia la clase media ha superado a la baja en cantidad de personas. En mayor o menor medida, este fenómeno se ha dado en toda la región. La cantidad de gente con hambre ha bajado a la mitad en dos décadas y en porcentaje lo ha hecho más. Esto explica la continuidad de gobiernos del mismo partido en la mayoría de los países durante estos años. Un ejemplo de ello son las cuatro elecciones presidenciales realizadas en América del Sur en 2014: en las cuatro ganó quien estaba gobernando. De esta manera, el centroderecha gobernará 16 años Colombia hasta 2018 y lo mismo sucederá con el PT en Brasil, mientras que el Frente Amplio estará en el poder en Uruguay 15 años seguidos hasta 2019 y lo mismo sucederá con Evo Morales en Bolivia. Pero la desigualdad -generalmente medida por el índice Gini que compara cuantas veces más del ingreso tiene el 10% más rico que el 10% más pobre- no ha mejorado. Como ejemplo, ya hace una década que el hombre más rico del mundo es un mexicano, Carlos Slim, que en algunos años bajó al segundo lugar. En promedio, la desigualdad social en América Latina sigue siendo más alta que en Asia y África.

La región continúa siendo la más insegura en términos de criminalidad. Por lo general se toma la cantidad de homicidios cada 100.000 habitantes para determinar la situación de un país en esta materia.

De los 10 países más inseguros del mundo de acuerdo a este cálculo, hay tres de América Central (Guatemala, Honduras y El Salvador) y uno de América del Sur (Venezuela). Brasil  y México sumados son dos tercios de los 20 países latinoamericanos en términos de PBI, territorio y población, y aunque la situación no es tan crítica como en los cuatro países mencionados, la criminalidad es un tema central. La gravedad social de esta cuestión la puso en evidencia en 2014 el gran incremento en la llegada de menores inmigrantes ilegales a los EEUU de los tres países de América Central mencionados, donde los homicidios tienen las tasas más altas del mundo. El narcotráfico explica parte del fenómeno y la desigualdad social otro tanto, pero también es cierto que la baja del la pobreza y el hambre no fueron acompañados de una disminución en la criminalidad, sino de un fuerte aumento. La baja calidad institucional, la ineficacia del estado y los altos niveles de corrupción son algunos de los factores concurrentes para explicar el fenómeno.

El alto nivel de corrupción es la tercera gran asignatura pendiente de América Latina al promediar la década. El Índice de Percepción de Corrupción de Transparency International es el más utilizado para analizar este problema en los diversos países y lugares del mundo. Sobre más de 170 países, América Latina es la región que está peor -excepto África como promedio y algunas regiones de Asia-. Pero la disparidad es muy grande: mientras Chile, Uruguay y Costa Rica se acercan por su bajo nivel de corrupción al mundo desarrollado, Venezuela, Ecuador, Paraguay, Nicaragua y otros países están en el promedio de África. Brasil y México, los dos países latinoamericanos más grandes, se encuentran en el tercio intermedio. Pero ambos países en los últimos días han puesto en evidencia la existencia de un nivel de corrupción estructural importante. En el primero ha sido la red de corrupción existente dentro de la petrolera estatal (Petrobras), que permitió un desvío de 9.000 millones de dólares hacia los políticos y los grandes grupos empresarios. En México, la complicidad entre autoridades y policía municipal con carteles de la droga en la desaparición de 43 estudiantes y la vinculación de la esposa del Presidente con uno de los grandes contratistas de obra pública, han deteriorado al gobierno de Peña Nieto. En estos días se realiza en México la XXIV Cumbre Iberoamericana, un evento que el Presidente Peña Nieto pensaba meses atrás que iba proyectar regional y globalmente a su país gracias a su éxito en la reforma energética y el acuerdo político con la oposición para realizar reformas, pero la desaparición de los estudiantes y las acusaciones de corrupción contra su esposa no se lo permitieron. Es un buen ejemplo de la incapacidad de América Latina para aprovechar oportunidades por sus altos niveles de desigualdad, inseguridad y corrupción.

En conclusión: América Latina es la región del mundo menos involucrada en los grandes conflictos globales y tiene superávit de las materias primas más importantes;  al mismo tiempo es la que registra los peores niveles de desigualdad social, criminalidad y corrupción;  estos tres factores pueden hacer que, como región, no sepa aprovechar las oportunidades que se le abren y la situación en la que México realiza la XXIV Cumbre de Presidentes Iberoamericanos es un ejemplo de ello.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores