Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Brasil frente a la Segunda Vuelta PDF Imprimir E-Mail

Oct-7-14 - por Carlos Malamud (Infolatam )

La votación del domingo 5 permitió aclarar algunas de las incertidumbres de las que pende el futuro político de Brasil, aunque dejó en el aire la principal de todas ellas, la identidad del próximo/próxima presidente del país. Del proceso electoral destaca la multiplicidad de alternativas de los últimos cuatro meses, que han dejado a la luz una realidad sumamente variada y más compleja de lo que muchos pretenden.

A medida que se acercaba el Mundial de fútbol fue quedando claro que al igual que en elecciones pasadas habría una segunda vuelta y que en ella se enfrentarían Dilma Rousseff (PT) y Aécio Neves (PSDB), lo que finalmente ocurrió. Por aquel entonces la campaña de Eduardo Campos no terminaba de despegar y los cálculos giraban en torno a las opciones de los otros dos candidatos de cara a la jornada crucial del 26 de octubre. El lamentable accidente de Campos el 13 de agosto pasado cambió todo y en pocas jornadas se asistió a lo que parecía la imparable ascensión de Marina Silva.

El nuevo escenario desplazó a Neves al tercer lugar, dejándolo fuera de la carrera decisiva, a la vez que amenazaba seriamente las opciones de Rousseff de ser reelegida. Con este peligro inminente el PT y Lula da Silva acudieron al rescate de su candidata, comenzando una durísima campaña de deconstrucción de la imagen de Marina Silva. Incluso el día de la votación el ex presidente Lula abundó en sus ataques al comentar que el resultado de la elección sería la prueba fehaciente de que una candidata, por Marina, no se improvisa en un día.

Para complicar más las cosas, hace unas tres semanas las encuestas comenzaron a apuntar algunos cambios en superficie pero que hablaban de un fenómeno de mayor calado, aunque todavía no sepamos exactamente su recorrido potencial. Marina comenzó a bajar, Dilma se recuperaba aunque luego su auge se estancó y después de unos días de cierta somnolencia la candidatura de Aécio retomó la senda del crecimiento.

Las últimas encuestas publicadas los días previos a la elección ya avisaban de la posibilidad de que la segunda vuelta no fuera un duelo entre candidatas sino entre Rousseff y Neves, algo que finalmente ocurrió. De lo que no pudieron dar cuenta las mismas encuestas fue de la magnitud del resultado final, dado el elevado número de indecisos detectado, que en algunos estados llegaba al 30%. Se esperaba una mejor votación del PT y una más floja del PSDB, aunque ocurrió lo contrario. Esto nos coloca ante la segunda vuelta en un contexto de gran incertidumbre y anuncia que la elección está totalmente abierta.

Si bien ante cada segunda vuelta se repite el mantra de que ésta es una nueva elección, en esta ocasión el aserto es indiscutible. En la noche electoral Clóvis Rossi señalaba que el 5 de octubre la oposición era sin duda alguna mayoritaria en Brasil, aunque se preguntaba qué pasaría el día 26, el de la segunda vuelta. Es decir, ¿cómo se decantará la ciudadanía brasileña frente a un duelo que amenaza con ser inmisericorde y que convertirá la dureza de la primera vuelta en un episodio puramente anecdótico? ¿Mantendrá Neves su imagen victoriosa o Rousseff podrá ser reelecta?

Todavía es pronto para especular, pero hay algunos datos interesantes para analizar el futuro. Pese a haber obtenido el peor resultado desde la llegada al poder de Lula en 2002, el PT tiene un piso muy sólido por encima del 40%, junto a una estructura partidaria y una militancia capaz de grandes esfuerzos, como se ha podido ver en el resultado de algunos estados. Al mismo tiempo su 41,59% frente al 33,55% del candidato del PSDB coloca a Rousseff en mejor posición para iniciar la segunda vuelta. Pero junto a estas fortalezas hay algunas debilidades a tener en cuenta.

Primero, la economía. Los tres trimestres acumulados de recesión más una tasa de inflación por encima de las metas del Banco Central han comenzado a impactar en la población. Segundo, la corrupción (a los casos del mensalâo se suma el de Petrobras) si bien no se han convertido en un elemento determinante si han tenido un impacto evidente en el deseo de cambio de mucha gente. Tercero, de cara a la segunda vuelta el neto predominio del PT en los tiempos asignados de televisión dejará lugar a una campaña con igual participación entre los dos candidatos. Esto ocurrirá también en los debates y aquí habrá que ver el comportamiento de los dos candidatos en los cara a cara que se celebren.

Finalmente hay que tener en cuenta la trayectoria reciente en la evolución del voto de Rousseff y Neves. Mientras Dilma tras recuperar los votos perdidos con el ascenso de Marina se estancó, e incluso obtuvo en la elección menos apoyo popular del que vaticinaban las encuestas, el caso de Aécio es diferente. Su ascenso en las últimas semanas se ha potenciado y el resultado obtenido ha superado todas las expectativas. A ello hay que agregar que Rousseff provoca un mayor rechazo en el electorado que Neves, junto a un fuerte sentimiento anti PT en muchas zonas del país. ¿Se mantendrán estas tendencias hasta el día 26 o habrá una reversión completa?

La respuesta depende en gran medida de cómo responda la gente a las propuestas y desafíos de los dos candidatos, a la fidelidad de sus votantes, pero también cómo reaccionen quienes se decantaron en la primera vuelta por otras opciones, especialmente aquellos que se inclinaron por Marina Silva. La segunda vuelta, a la vista de cómo se forjan las alianzas electorales en Brasil, no es un clásico enfrentamiento entre izquierda y derecha, es mucho más que ello. En este sentido el papel del gobernante PMDB, que funciona más como la sumatoria de diversos partidos regionales, también puede decantar la balanza en un determinado sentido. Hasta el 26, de momento, cualquier cosa es posible.

 

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores