Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Publicaciones arrow Libros arrow "Fuego Amigo", de Hugo Quinterno

"Fuego Amigo", de Hugo Quinterno PDF Imprimir E-Mail
Jul-08-14 - Reseña de Rosendo Fraga

FUEGO AMIGO: El ejército y el poder presidencial en Argentina (1880-1912)
Hugo Quinterno
Colección UAI-Investigación, Editorial Teseo, Buenos Aires, 2014

La relación entre el Presidente y el ejército entre 1880 y 1912 estuvo signada por una figura militar: el General Julio A. Roca, quien ejerció la Presidencia durante ese periodo en dos oportunidades, completando en ambos casos el período de seis años.

El eje del libro pasa por analizar las iniciativas en torno al reclutamiento militar, sus cambios, debates, marchas y contramarchas. Es un buen eje, dado que el reclutamiento militar es la base de la constitución y articulación de las Fuerzas Armadas. 

La actitud del autor es la de cuestionar las opiniones preestablecidas sobre el tema. Desde esta perspectiva, acierta al sostener que el establecimiento del servicio militar obligatorio por ley en 1901 no fue la irrupción de un nuevo sistema, sino una secuencia dentro de un proceso. Es más, se trataría de una manifestación de una situación que siempre existió.

Argumenta que la “prestación militar”, que también llama “prestación de sangre”, existió desde los tiempos coloniales a través de las milicias. En caso de emergencia, todos los hombres podían ser convocados a integrarlas.

Las invasiones inglesas mostraron cómo en Buenos Aires, con una población de aproximadamente 40.000 habitantes, se genera en 1806 una fuerza militar de 8.000, es decir que casi la totalidad de los varones adultos se transforman en soldados. 

Iniciado el proceso de la independencia, las milicias urbanas y rurales siguieron existiendo y alcanzan una mayor proyección -incluso política-, como sucediera en el tumultuoso año de 1820 en Buenos Aires con los cuerpos “cívicos” y con las milicias rurales que manda Juan Manuel de Rosas el mismo año. 

Después de Caseros, la organización de la Guardia Nacional sería la forma que adquiere la “prestación militar”. En Buenos Aires, tanto en las campañas que culminan en Cepeda y Pavón, como en la Guerra del Paraguay, su movilización será amplia, aunque tendrá menos alcance en el interior.

Las revoluciones de 1874, 1880, 1890 y 1893 mostraron la movilización de los guardias nacionales en estos conflictos.

Desde esta perspectiva, la primera conscripción, con las maniobras que se realizan en Curu Malal en la provincia de Buenos Aires y en el interior del país en Santiago del Estero, no diferiría sustancialmente de las convocatorias de las milicias en la primera mitad del siglo XIX y de los guardias nacionales en la segunda.

Las marchas y contramarchas del servicio militar obligatorio entre 1896 y 1912, con las modificaciones que se introducen en 1905, 1906 y los cambios en la aplicación de la ley en los años siguientes, son una evidencia de este proceso evolutivo.

Cabría agregar que, todavía en 1919, siete años después de finalizar el período en estudio, el entonces Comandante de la I División, General de Brigada José F. Uriburu, propone al Presidente Hipólito Yrigoyen -a través del ministro de Guerra- que aumente la incorporación de conscriptos y que el período bajo bandera se eleve a dos años.

También señala el libro cómo la eliminación de las milicias provinciales durante la primera Presidencia de Roca fue más gradual de lo que generalmente se sospecha.

Pero esta línea de interpretación valiosa, que permite ver los claroscuros de un proceso, en algunos temas puntuales peca por exceso. Por ejemplo cuando se afirma que en este período nunca existió un peligro real de guerra con Chile. El testimonio del General Riccheri el 19 de octubre de 1915 ante la tumba de Roca en el primer aniversario de su muerte, reveló cómo en la medianoche del 24 de diciembre de 1901, él estuvo a punto de hacerle firmar al Presidente la orden de movilización para ir a la guerra con Chile, reconociendo que la negativa de Roca tras largas horas de discusión evitó la guerra.

Lo mismo puede decirse de la afirmación acerca de que el servicio militar obligatorio incorporaba en los primeros años del siglo a la población pobre y se exceptuaba o lo eludían las personas con mayor nivel socioeconómico, fundamentando esta afirmación en el testimonio de un oficial, de acuerdo a quien el 54% de los soldados que un año se habían incorporado bajo su mando eran analfabetos. Esa era la cifra de analfabetos hacia 1910 en provincias como Santiago del Estero; el promedio de analfabetismo de la población de 20 años era del 30% en torno al Centenario, pero se trata de un promedio. En algunos lugares como la Capital no alcanzaba al 10% y en algunas provincias superaba el 50%. Por eso que en una unidad ese haya sido el porcentaje de analfabetos no se proyecta al promedio de la incorporación. Las cifras sobre ella muestran que el porcentaje de analfabetismo en los conscriptos era similar al promedio de los adultos.

El libro se concentra en el ejército, pero en las menciones a la Armada quizás se subestima su rol político aun antes de la creación del Ministerio de Marina en 1898. Al respecto, el libro de Isidoro Ruiz Moreno “La Marina Revolucionaria” publicado en 1998 ilustra acabadamente sobre el tema.

En conclusión, se trata de un aporte valioso para comprender los claroscuros del proceso de transformación del Ejército entre 1880 y 1912 y, sobre todo, para entender su faz evolutiva, gradual y a veces contradictoria, pero que en oportunidades peca por exceso, al pretender demoler también afirmaciones que son ciertas.  

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores