Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Latinoamérica arrow Costa Rica: La utopía del Presidente Solís choca con la amarga realidad

Costa Rica: La utopía del Presidente Solís choca con la amarga realidad PDF Imprimir E-Mail

May-14-14 - por Rogelio Nuñez (Infolatam)

La llegada de Luis Guillermo Solís ha supuesto una bocanada de aire fresco para Costa Rica. Pero los graves problemas que arrastra el país pueden acabar frustrando el proyecto de cambio que encabeza el nuevo presidente.

La propia elección de Solís fue una apuesta del país en favor del cambio porque él no provenía del mundo de la política y su partido, el Partido Acción Cívica, no pertenecía al duopolio que hegemonizó la política costarricense desde los 80.

De todas formas, como explica en el diario La Nación, el analista Jorge Vargas Cullell, “gran error cometería el nuevo Gobierno, si cree que el millón trescientos mil votos le pertenecen. La gran mayoría de quienes lo eligieron no son del PAC. Es gente que quiere cambio, aunque no sepa cuál; que cree que este puede hacerse en libertad y que dio una nueva oportunidad al sistema político de redimirse”.

La utopía de Solís…

Su propuesta y sus actitudes son también favorables al cambio. Su último gesto es muy significativo: ha ordenado quitar la barrera de arbustos que bloqueaba la vista de la calle a Casa Presidencial, en Zapote.

Mariano Figueres, director de la Dirección de Información y Seguridad (DIS), el objetivo es ser consecuentes con el discurso de transparencia impulsado por Solís:

“El presidente ha dicho que quiere que el edificio sea una casa de cristal para los costarricenses”, indicó Figueres.

Su discurso de toma de posesión fue toda una declaración de intenciones en una línea muy kennedyana o rooseveltiana.

“Cuando me equivoque, corríjanme; cuando me pierda, búsquenme; cuando flaquee, denme fuerzas. Si no les escucho, reclámenlo; si les abandono, si no estoy ahí cuando más me necesiten, si usurpare con aviesa intención la confianza depositada en mí con tanta generosidad por un pueblo que demanda honestidad y buen gobierno, repúdienme”, dijo.

Según sus propias palabras la decepción de los ciudadanos con “la política tradicional y sus estratagemas” se tradujeron en una demanda de cambio, en una “primavera política” que lo llevó a él hacia la Casa Presidencial.

…y la realidad de Costa Rica

Pero el proyecto de Solís enfrenta muy serios obstáculos, resistencias al cambio e inercias enraizadas desde que se forjó, ya hace más de medio siglo, el modelo político y socio-económico de este país.

Como apunta el analista Jorge Guardia en el diario La Nación, “el discurso inaugural del presidente Solís fue inspirador. Avivó muchas esperanzas pero, también, creó expectativas difíciles de cumplir… El reto es grande. Y no bastarán las buenas intenciones”.

Por ejemplo, su primer obstáculo han sido los intereses corporativos que defienden los maestros. El gobierno de Costa Rica no ha conseguido que los maestros de la educación pública abandonen las huelga que llevan impulsando desde hace unas semanas.

Y eso que el propio Solís ha pedido el final de la huelga: “Quiero apelar al sentido de responsabilidad y de patriotismo de los maestros y maestras, y pedirles que, en un acto de confianza y de responsabilidad con el país, pongan fin a las acciones que impiden que nuestros jóvenes, niños y niñas reciban lecciones”.

Los docentes se reunieron con la nueva ministra de Educación, Sonia Marta Mora, con quien ya tuvieron un primer encuentro el viernes pasado.

En esa cita, el Gobierno prometió desembolsar la suma debida a los maestros, aunque casi 40 de ellos deberán esperar a fechas venideras.

Los maestros elaboraron un pliego petitorio, cuando líderes del Sindicato de la Educación Costarricense, la Asociación Nacional de Educadores y la Asociación Nacional de Profesores de Segunda Enseñanza sostuvieron una junta para elaborar las nuevas propuestas.

Las protestas tienen lugar por incumplimientos de los pagos de los maestros en los meses de enero y febrero, así como por recortes no justificados en los salarios de algunos de ellos, una situación que afecta a unos siete mil educadores.

Pero además, su propuesta de transparencia entra en colisión con la necesidad de llegar a pactos con la oposición a fin de formar mayorías legislativas de las que ahora carece (tiene 13 diputados de 57).

“A la clase política en su conjunto, no solo al PAC, el electorado le dio la tarea de resolver el dilema de destrabar el país. Como nadie tiene un cheque en blanco, ello obligará a todos los partidos a proponer sus ideas de cambio para el nuevo siglo a un electorado joven y díscolo. Visto así, la responsabilidad histórica del nuevo Gobierno es, en lo esencial, no fracasar. Una gran desilusión arrastraría al endeble sistema de partidos por el turbulento sendero de la antipolítica y los liderazgos mesiánicos”, recuerda Vargas Cullel.

En ese sentido, sus primeros movimientos para alcanzar pactos han sido difíciles y ya le valió un patinazo político, y muchas críticas, cuando para formar el gobierno de la Asamblea pactó con la izquierda del Frente Amplio y con los evangélicos, contrarios al movimiento gay, el cual apoyó a Solís en las elecciones.

Solís, que tiene un ministro homosexual, tuvo que recular y romper la alianza coyuntural con los evangélicos ante las críticas de los colectivos gays porque la alianza con los evangélicos suponía posponer las leyes que reconocían los derechos de las minorías.

No ha sido el único choque entre realidad y principios. Incluso, cuando trata de hacer primer el pragmetismo, esto choca con las posiciones utópicas que mantiene su partido, el PAC que, por ejemplo, propone la disolución de la Dirección de Inteligencia y Seguridad.

Luis Guillermo Solís se opone (“a los diputados lo único que solicito es una cosa: si van a cerrar la Dirección de Inteligencia y Seguridad, potestad que pueden tener como legisladores, yo quisiera saber con qué la van a sustituir”) lo que le ha llevado a enfrentarse con referentes del partido como los diputados Ottón Solís, Epsy Campbell y Franklin Corella.

Así pues, todo indica que la realidad, la cruda realidad, va a acabar en muchas ocasiones ensombreciendo la utopía de Luis Guillermo Solís.

 

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores