Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

"Locos de Dios". Huellas proféticas en el ideal de justicia, por Santiago Kovadloff 

 La vinculación del pensamiento clásico con el presente, no solo resulta conveniente sino también   necesario.

 

     

portada_locos_de_dios_mod_3.jpg

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Internacional arrow ¿Ucrania: entre recesión y guerra civil?

¿Ucrania: entre recesión y guerra civil? PDF Imprimir E-Mail

Abr-16-14 - por Rosendo Fraga

La crisis de Ucrania escala peligrosamente a horas del encuentro que se realizará mañana jueves (17.4) para encauzarla, entre Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y el gobierno de Oleksandr Turchynov.

 

Para los “apaciguadores”,  Vladimir Putin ha escalado la crisis, impulsando la toma de oficinas públicas, estaciones de policía y servicios de transporte por parte de milicias pro-rusas en el este del país, para llegar fortalecido a esta reunión.

 

Del otro lado, para los “realistas”, Moscú ha precipitado la secesión creando una situación de hecho antes de la reunión.

 

Lo cierto es que el ultimátum del gobierno provisional de Ucrania para que las milicias pro-rusas -según varias denuncias integradas por agentes y militares rusos encubiertos como sucediera en Crimea- dejen las armas y desocupen las oficinas publicas tomadas, no fue acatado, precipitándose enfrentamientos armados entre ellas y fuerzas que se mantienen leales a Kiev en las regiones de mayoría rusa.

 

El gobierno ucraniano, viéndose importante para usar la fuerza -lo que podría pretextar la intervención militar rusa-, ha aceptado la decisión de los pro-rusos de Donetsk (provincia minera, con instalaciones industriales que tiene casi el 10% de la población del país) de convocar un referéndum el 11 de mayo-dos semanas antes de las elecciones presidenciales convocados por el gobierno ucraniano-, para definir su status, que algunos pro-rusos suponen será una transformación del sistema unitario en federal o confederal o directamente la anexión a Rusia como ha sucedido con Crimea.

 

El malestar por las medidas de ajuste que el gobierno ucraniano ha comenzado a imponer a cambio de la asistencia financiera internacional, contribuye al malestar de la población pro-rusa. La recuperación por fuerzas ucranianas de un aeropuerto que estaba en manos pro-rusas indica que el gobierno ucraniano, pese a su debilidad, no abandona la posibilidad de usar la fuerza.

 

Rusia ha advertido sobre el riesgo de guerra civil en Ucrania y le ha dado un ultimátum  y amenazado a la UE con cortar el suministro de gas. Putin ha advertido al gobierno ucraniano que “no cometa un error irreparable” y exigió que pague al contado el gas que le suministra, reclamando cobrar la subvención que otorgó cuando Viktor Yanucovich estaba en el poder.

 

Quince de los 28 países de la UE dependen del suministro de gas ruso y ello condiciona su posición. El Consejo de Europa amenazó a Rusia con más sanciones si no replegaba sus tropas de la frontera con Ucrania y en la noche del domingo 13 de abril el Consejo de Seguridad se reunió de emergencia para tratar la escalada que está teniendo lugar, evidenciándose el aislamiento internacional ruso.

 

China, por su parte, reiteró su neutralidad, limitándose a pedir una solución diplomática del conflicto.

 

En lo económico, la salida de capitales de Rusia se está intensificando y la crisis que se está produciendo comienza a generar perjuicios concretos a la economía del país. El parlamento ruso ha autorizado a Putin a emplear las Fuerzas Armadas para defender a las minorías pro-rusas en Ucrania y éste ha mantenido varias decenas de miles de hombres sobre la frontera ucraniana, pese a los reclamos para que las repliegue de EEUU y la UE.

 

La caída de Yanucovich parece haber convencido a Putin de que no puede dominar Ucrania con un gobierno pro-ruso y entonces parece haber optado por la división del país.

 

Al mismo tiempo, el primer ministro ruso Dmitri Medvedev sostuvo que Ucrania está al borde de la guerra civil, coincidiendo con lo afirmado previamente por Putin.

 

La UE ha dado concesiones arancelarias y financieras a Ucrania mostrando su respaldo y estaría decidida a incluir más rusos y ucranianos pro-rusos en la lista de personas con bienes congelados en el continente. Los millonarios rusos llamados “oligarcas” juegan un rol político importante. En la región ucraniana de Donetsk, donde más ha avanzado el proyecto de secesión, los pro-rusos son liderados por uno de ellos, mientras que el gobierno ucraniano que ha perdido el control, se había apoyado en otro.

 

Algunas estimaciones sostienen que la UE perdería 0,5% de crecimiento si se aplican las sanciones de la tercera fase y Rusia 1,5%. Para Europa sería la débil recuperación que se espera para 2014, tras seis años de crisis, y por eso varios gobiernos se resisten a entrar en esta suerte de “guerra económica”.

 

El Reino Unido, Suecia, Polonia y los demás países que sufrieron la dominación soviética, y Francia con matices, se inclinan por aumentar las sanciones, pese al costo económico, mientras que Alemania, Italia y España prefieren no hacerlo por el daño que puede implicar para la incipiente recuperación. El gobierno Alemán, sin embargo, informó el lunes 14 que Rusia tiene dispuestos tanques para entrar en el este de Ucrania.    

 

La OTAN y EEUU muestran una posición más firme, frente al avance ruso. El Secretario permanente de dicha organización, Anders Fogh Rasmussen, dijo que Rusia se está comportando como un “adversario” y mostró imágenes satelitales del despliegue militar ruso en la frontera con Ucrania, que se mantiene hasta hoy. Agregó después que está “profundamente preocupado” por el avance de la secesión y anunció medidas colectivas de la organización para mejorar las defensas en tierra, aire y mar.

 

Desde Washington, Barack Obama exhortó a Putin a cesar el apoyo a las milicias pro-rusas del este de Ucrania, pero el Presidente ruso llamó a su colega estadounidense reclamándole que frene el uso de la fuerza por parte del gobierno ucraniano, diciéndole “me piden ayuda del este de Ucrania”, advirtiendo así su disposición a intervenir si los incidentes violentos que han comenzado en una decena de ciudades de Donetsk, se extendieran.

 

La diplomacia estadounidense trata de acentuar el aislamiento internacional de Rusia y al mismo tiempo asumir una postura más activa en lo militar a través de la OTAN. Pero Washington no parece dispuesto a usar la fuerza en caso de intervención militar rusa en el este de Ucrania, pero sí, a diferencia de la UE, a aumentar las sanciones económicas.

 

La falta de acciones concretas para enfrentar a Putin es argumento central de la crítica republicana. Durante el fin de semana, el jefe de la CIA visitó Kiev en una muestra de respaldo al gobierno ucraniano. 

 

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

ARGENTINA
Macri consigue el presupuesto y Cristina avanza

LATINOAMÉRICA
Opinión pública, insatisfacción e instituciones en América Latina

INTERNACIONAL
Se debilita la cohesión política de Europa

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Informe de conflictividad social en Argentina (Nov-18)

DEFENSA
Investigación judicial sobre defensa

OPINIÓN PÚBLICA
Cómo salir del péndulo ideológico

OPINIÓN
Una necesaria cultura de defensa

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores