Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Latinoamérica arrow Lo que dejó políticamente 2013 para América Latina

Lo que dejó políticamente 2013 para América Latina PDF Imprimir E-Mail
Ene-03-14 - por Rosendo Fraga

El año 2013 en América Latina ha dejado como cuestión central la articulación de la región en dos ejes: la Alianza del Pacífico y el Mercosur. La primera, integrada por México, Colombia, Perú y Chile, se ha consolidado como bloque comercial y puede mostrar cierto protagonismo político. Los cuatro países tienen costa sobre el Pacífico, TLC con EEUU y mayor apertura y más crecimiento que el Mercosur. De América Central, Panamá y Costa Rica se han incorporado como observadores y de América del Sur también lo han hecho dos países del Mercosur, Paraguay y Uruguay, y EEUU también se ha incorporado en 2013 en esta condición. Este grupo, aunque tiene menos población y menor PBI que el Mercosur, tiene mayor volumen de comercio exterior. Por su parte el Mercosur, en el cual Brasil es el país más importante, logró reordenarse institucionalmente con la reincorporación de Paraguay tras la elección del Presidente Cartes y la aprobación por parte del senado paraguayo de Venezuela como miembro pleno. La reiniciada negociación con la UE para un TLC es una oportunidad para consolidar este grupo como actor global, pero también puede precipitar su crisis si no tiene éxito la negociación y Europa optara por un acuerdo solamente con Brasil.

Las dudas sobre este país constituyen otro hecho central para la región en el año que ha finalizado. Aunque el desempleo es el más bajo en la historia del país, la economía se ha frenado y en 2013 creció sólo alrededor de 2%, muy poco para una potencia emergente. Los preparativos para el Mundial de Fútbol de 2014 mostraron riesgos y limitaciones, como el control en materia de seguridad. La irrupción de las protestas violentas protagonizadas por jóvenes insatisfechos de clase media marcó una señal de alerta para el gobierno del PT. Sin embargo la imagen de la Presidenta, que cayó por las protestas, se fue recuperando en los últimos meses del año y hoy es la candidata con más intención de voto para las presidenciales del año que se inicia. Los mercados han comenzado con dudas sobre la sostenibilidad del éxito económico de Brasil y la Presidenta terminó el año denunciando una suerte de complot para sembrar el pesimismo económico respecto al país. La relación bilateral con EEUU se deterioró a raíz del espionaje electrónico, lo cual llevó a Dilma a suspender su visita como jefe de estado a Washington. Este cambio de opinión internacional respecto a Brasil se dio en el marco de un giro similar respecto a los llamados países BIITS por sus siglas: Brasil, India, Indonesia, Turquía y Sudáfrica, es decir países emergentes exitosos. La baja relativa del precio de las materias primas y la perspectiva de la suba de la tasa de interés en EEUU contribuyen a este cambio de perspectiva.

Por el contrario, en México el gobierno del PRI cumplió un año de gestión, consolidando una perspectiva más positiva que en el pasado inmediato. Peña Nieto logró avanzar en la reforma petrolera que permitirá, por primera vez en casi setenta años, la inversión privada en la petrolera estatal (Pemex). También dio pasos importantes en las reformas educativa y fiscal. Para ello contó con el apoyo del PAN, el partido de centroderecha que gobernó el país los doce años precedentes y que comparte el programa de reformas al firmar el “Pacto por México”. Pero el crecimiento de 2013 no llega al 2%, el partido más importante de la izquierda (PRD) dejó dicho acuerdo pasando a la oposición y la inseguridad generada por el narcotráfico sigue siendo un problema a resolver, aunque han sido capturados algunos jefes importantes de los carteles de la droga. México cierra el año cumpliendo veinte años de dos hechos que tuvieron fuerte impacto: la insurrección zapatista y la entrada en vigencia del NAFTA. El primero muestra que la política de negociación realizada por el estado mexicano ha tenido éxito: los municipios que gobierna el MZLN en Chiapas han registrado bajo su gobierno un aumento de la pobreza y no han generado ningún efecto de imitación en el resto del país. Respecto al TLC con EEUU y Canadá, se plantea relanzarlo en el marco del impulso que la administración Obama quiere dar al libre comercio como eje de su política latinoamericana.

Las cinco elecciones presidenciales realizadas en América Latina en 2015 muestran diversidad ideológica y no homogeneidad. Ganó el centroizquierda en Chile con la vuelta de Bachelet al poder tras un período de gobierno de la derecha. En Paraguay, el centroderecha ganó con la elección de Cartes, quien se impuso ampliamente sobre la coalición de centroizquierda del destituido ex obispo Lugo. También ganó esta corriente política en Honduras, donde fracasó electoralmente la esposa del ex presidente Zelaya, quien sigue denunciando fraude. En Venezuela el Chavismo logró retener el poder al imponerse Maduro en las presidenciales posteriores a la muerte de Chávez y en Ecuador, Correa ganó su tercera elección presidencial consecutiva. Ideológicamente hay dos triunfos del centroderecha y dos de la izquierda populista, siendo el restante de la izquierda moderada o socialdemócrata. Esta diversidad político-ideológica es una característica central en la región. En Colombia, el Presidente Santos logró recomponer su imagen y presentó su candidatura para las presidenciales de 2014; también la presentó Evo Morales en Bolivia y el ex Presidente Tabaré en Uruguay, mientras que en Argentina, la derrota en las legislativas cerró el paso a una eventual candidatura de Cristina Kirchner en las presidenciales de 2015.

En conclusión: en 2013 se consolidó la articulación de América Latina en dos ejes regionales, la Alianza del Pacífico y el Mercosur; surgieron dudas sobre el éxito de Brasil con la irrupción de protestas violentas en las grandes ciudades y la modificación de la actitud favorable de los mercados; en cambio, México logró consolidar una mejor imagen -pese al bajo crecimiento- con el avance en la reforma petrolera; por último, las cinco elecciones presidenciales realizadas en 2013 muestran la diversidad político-ideológica de la región.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores