Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Internacional arrow El mundo en 2030

El mundo en 2030 PDF Imprimir E-Mail

Nov-14-14 - por Rosendo Fraga

“Tendencias globales: mundos alternativos 2030” es el título del último trabajo del Consejo Nacional de Inteligencia de los EEUU (NIC) para dar un marco a la tarea de sus servicios de inteligencia. Ha sido elaborado en forma cuatrianual desde 1996 y presentado al comenzar las últimas cinco administraciones del país (la segunda de Clinton, las dos de Bush y las dos de Obama). La misión de este organismo es unificar la visión de largo plazo de las 17 agencias que trabajan en inteligencia, aportando “un marco para pensar el futuro”. El último documento fue presentado en diciembre de 2012 y coincidió con el inicio de la segunda Presidencia de Obama. Incluye un estudio académico que revisa críticamente los cuatro informes anteriores. Señala que en general se ha acertado con la dirección de las tendencias, pero no con su velocidad, y menciona que el surgimiento de China como potencia global fue más rápido de lo pronosticado; que se puso poca atención en EEUU como actor global y en los gobiernos, otorgando demasiada importancia a los actores no estatales; que no siempre se logró diferenciar las tendencias de sus discontinuidades y sus crisis; que se ha dado demasiada importancia a la ideología y que se dio poca relevancia a las consecuencias de segundo y tercer orden que podían generar dichas tendencias.

Expuesta esta autocrítica, el trabajo define cuatro “megatendencias” que van a ocurrir, bajo cualquier circunstancia, en las próximas dos décadas. La primera es definida como el “empoderamiento individual”: continuará la reducción de la pobreza, se va a acelerar el crecimiento global de la clase media, los avances en la salud, el progreso en educación y el uso creciente de las nuevas tecnologías para la educación y la producción. La segunda señala la difusión o dispersión del poder: no habrá un poder hegemónico y éste se ejercerá desde las redes sociales y las coaliciones, en un mundo multipolar. La tercera se refiere a los “patrones demográficos”: 60% de la población mundial será urbana -hoy es el 50%- y los países cuya población envejezca verán declinar su economía y la inmigración aumentará. La cuarta se refiere a la relación entre alimentos, energía y agua: la demanda de estos elementos crecerá sustancialmente en la población global y el mayor consumo de uno de ellos traerá mayor uso de los otros.

El trabajo señala que tendrán lugar siete “cambios estructurales” de acá a 2030, en línea con las dichas megatendencias. 1) El aumento y las nuevas demandas de las clases medias, que seguirán creciendo a consecuencia de la reducción de la pobreza en el mundo emergente; 2) el hecho de que nuevas tecnologías con uso bélico letal estarán a disposición de personas y grupos privados, y fuera del control de los estados; 3) será definitivo el cambio del eje del poder económico de occidente hacia el este y el sur del mundo; 4) agrega que el envejecimiento de la población crecerá en velocidad y cantidad sin precedentes en el mundo desarrollado y los emergentes exitosos, creando nuevos problemas y conflictos; 5) el aumento de la urbanización será otro cambio estructural inevitable, al igual que el crecimiento de las mega-ciudades en el mundo emergente; 6) la vulnerabilidad mundial por la creciente demanda de agua y alimentos irá inevitablemente en aumento; y 7) EEUU alcanzará la independencia energética: será exportador de energía por su explotación del shale gas, lo que puede producir una fuerte baja en el precio del crudo, pérdida del control de su precio por parte de la OPEP y el colapso de los exportadores de petróleo. Las consecuencias de este último punto pueden ser múltiples y van desde el colapso de las monarquías del Golfo hasta la pérdida de prioridad estratégica de Israel.

Define también media docena de variables cambiantes o imprecisas que están “lejos de ser ciertas”. Ellas son: a) la crisis en la economía global, que será una suerte de riesgo permanente, ya que la economía estará sometida a una fuerte “volatilidad”, es decir que nadie podrá saber cuándo y con qué intensidad pueden precipitarse crisis como la de Lehman en 2008; b) está planteada la pregunta acerca de si tanto gobiernos como instituciones tendrán la capacidad de adaptarse a los cambios que tendrán lugar; c) estos pueden generar más conflictos entre los estados y dentro de ellos y sus potenciales consecuencias no son previsibles; d) surge la pregunta de si la inestabilidad en Medio Oriente y en el sur de Asia puede derivar en conflictos de escala global; e) está también el interrogante de si la tecnología tendrá la aplicación necesaria para que la productividad económica pueda resolver los problemas que vendrán a consecuencia del aumento de la población, la rápida urbanización y el cambio climático; y por último f) si podrá EEUU adaptarse a la necesidad de compartir el poder con nuevos socios para reinventar el sistema internacional.

Avanzando sobre la incertidumbre, menciona a ocho imponderables o “potenciales cisnes negros” que pueden alterar los escenarios esperados. 1) La posibilidad de severas pandemias que se extiendan por el mundo; 2) que el cambio climático se produzca mucho antes de lo esperado y provoque grandes catástrofes, con Asia como el continente más afectado por las mismas, y que esta situación pueda afectar la producción de alimentos; 3) que tenga lugar el colapso del euro y que se produzca una crisis de la UE, y señala también que la salida de Grecia del euro puede costar en términos de recursos financieros ocho veces la caída de Lehman Brothers; 4) el colapso de China, ya sea por su economía o por la insatisfacción de demandas políticas y sociales, de lo que puede derivar el resurgimiento del nacionalismo; 5) un cisne negro positivo que destaca es la llegada de un gobierno reformista en Irán -que tuvo lugar a los pocos meses de presentado el informe-, que llegue a un acuerdo sobre el tema nuclear, democratice el país y se concentre en el desarrollo económico; 6) el uso de armas nucleares o ciberataques, los que podrían ser realizados por Rusia o Pakistán (para compensar su debilidad económica) y también por Irán y Corea del Norte, además de su uso por actores no estatales; 7) que tengan lugar tormentas solares geomagnéticas que derriben los satélites provocando un caos de las comunicaciones y otras graves consecuencias; y 8) un colapso o retirada súbita de EEUU del liderazgo mundial, el que puede producir una situación anárquica al dejar de ser el garante del orden internacional.

En cuanto al rol global de EEUU en 2030, sostiene que ya desde 2020 dejará de ser la potencia hegemónica para ser “el primero entre iguales”. Sostiene respecto al futuro del país que la declinación económica respecto a otros países ya es un hecho, pero más difícil es pronosticar su declinación como potencia global; ya para 2020 será el primero entre iguales; su preponderancia ha sido consecuencia de su predominio tanto en hard como soft power; seguirá siendo uno de los países más abiertos, flexibles e innovadores del mundo; con menos del 5% de la población en su territorio se patentan el 28% de los inventos del mundo y tiene el 40% de las mejores universalidades; su gasto en salud es 50% más alto que el del siguiente país de la OCDE; sin mejorar la educación primaria y secundaria, la calidad del trabajador seguirá disminuyendo respecto a otros países. A ello agrega como tendencias: su economía seguirá disminuyendo como porcentaje del PBI mundial y será superada por China en pocos años; tendrá que disminuir el gasto militar; no hay sistema competitivo alternativo a la democracia occidental; China recién podrá competir en determinadas áreas de ciencia y tecnología después de 2030; y la potencia asiática no será un rival en soft power en 2030. Completa el análisis elaborando una ponderación del porcentaje del poder mundial que tendrán los distintos países en 2030 en base a 11 variables (energía, poder militar, comunicaciones, capital humano, etc.). De acuerdo a ella, EEUU tendrá para esa fecha el 20% del poder mundial, China 15%, India 8%, Japón 5%, el Reino Unido 4% y Francia, Alemania y Rusia 3% cada uno. Deja planteada como pregunta central cómo otros actores pueden responder a una declinación del poder de los EEUU.

Como conclusión, el informe plantea “Mundos alternativos” que de acuerdo a la combinación de lo descripto podrían determinar el futuro orden mundial:

a) En el peor de los casos, la globalización fracasa, EEUU se repliega sobre sí mismo y los conflictos interestatales aumentan.

b) En el mejor escenario China y EEUU cooperan en los temas centrales de la agenda mundial generando una nueva era de cooperación global.

c) Estalla la desigualdad entre naciones exitosas y fracasadas con la explosión de tensiones sociales y conflictos dentro de los estados y entre estados, cuando EEUU ya ha dejado el rol de policía global.

d) Aprovechando las capacidades de las nuevas tecnologías, actores no estatales sustituyen a los estados en el manejo de los desafíos mundiales.

Notas relacionadas:
América Latina en 2030 - por Rosendo Fraga

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores