Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Latinoamérica arrow América Latina en 2030

América Latina en 2030 PDF Imprimir E-Mail

Nov-13-13 - por Rosendo Fraga

“Tendencias Globales 2030: mundos alternativos” es el título del documento con el cual el Consejo Nacional de Inteligencia de EEUU anticipa cómo será el mundo en el largo plazo. Se trata del marco con el cual todos los servicios de inteligencia de este país desarrollan sus actividades en función de los escenarios esperados para el futuro. Es el quinto documento que esta agencia viene presentando -cada cuatro años- antes de iniciarse cada uno de los últimos cinco períodos presidenciales. En este quinto documento, presentado tras la reelección de Obama a fines de 2012, el capítulo referente a América Latina se titula “América Latina: más próspera pero frágil por naturaleza”. No otorga a esta región especial relevancia, ni le dedica demasiado espacio en la visión mundial. Pero quizás esto se deba a que no es una región conflictiva o amenazante para los EEUU, en comparación con otras. Sostiene, en un balance positivo, que América Latina ha tenido “un crecimiento económico importante, la firma de tratados de libre comercio regionales e interregionales y notables avances en la disminución de pobreza en la última década”, pero que, a pesar de ello, su evolución “en los próximos 15-20 años se caracterizará por fragilidad, y se condicionará tanto por la situación global como por políticas nacionales y regionales”. El término “fragilidad” que utiliza tiene una connotación negativa, más allá de su aparente neutralidad, y apunta al hecho de las previsiones no cumplidas en la región en los cuatro documentos anteriores. La duda es si se mantendrán o no los progresos alcanzados.

En cuanto a la situación global y las políticas nacionales y regionales a las cuales condiciona el mantenimiento de los logros alcanzados, destaca fundamentalmente dos. Uno interno y otro externo, los que “determinarán el crecimiento económico y la calidad de vida en la región en el 2030”. El primero es el crecimiento global de la economía, que tendrá un impacto directo en la demanda de los productos y servicios latinoamericanos. En realidad, la gran cuestión para la región es el precio de las materias primas que exporta, las que han sido la clave del crecimiento y los logros sociales alcanzados en la primera década del siglo XXI. Es que América Latina seguirá siendo muy vulnerable al cambio de precios de lo que exporta. El segundo es “la capacidad de los distintos gobiernos latinoamericanos para impulsar medidas que capturen estas oportunidades económicas”. En la visión de este informe, la cuestión es si la región va avanzar o no en la apertura de los mercados, tema en el cual se evidencian hoy diferentes velocidades y grados. A ello se agrega la necesidad de “una inversión importante en su infraestructura e instituciones”. La realidad es que si bien América Latina durante la primera década del siglo XXI aprovechó -en términos macroeconómicos- la fuerte mejora en el precio de las materias primas y aumentó la clase media, haciendo que por primera vez en la historia quienes la integran superan a los que están en los sectores bajos, la mejora en la infraestructura ha sido escasa y la mejor calidad de las instituciones no parece haber sido una prioridad. La insatisfacción que están mostrando las nuevas clases medias y las limitaciones de los gobiernos de fuerzas políticas que llevan una década o más en el poder son una manifestación de esta situación.

El informe además sostiene que, enfrentada por una coyuntura económica global cada vez más compleja, la estabilidad de la región puede complicarse por distintas situaciones. Menciona el problema transnacional de narcotráfico y la debilidad institucional “a raíz de políticas populistas o desastres naturales, los que ya han tenido lugar en América Central y el Caribe”. Advierte que EEUU no se quedaría al margen de semejante crisis sino que, por el contrario, se vería enfrentado con una serie de dilemas políticos y económicos derivados de los riesgos que plantea América Latina. Es que la presencia hispana en los EEUU para 2030 podría superar ya el 25% de la población total, determinada por la mayor natalidad y la inmigración, la que seguirá proviniendo en forma mayoritaria de México, América Central y el Caribe. Destaca que aun con una economía global favorable, es posible que subregiones como América Central o el Caribe tengan dificultades en materia de seguridad y gobernabilidad. El crecimiento del crimen organizado en estos países, en combinación con el narcotráfico, aparece como la principal amenaza. Cabe recordar que América Latina es la región del mundo con la mayor tasa de homicidios por habitantes del mundo, el indicador universal sobre la intensidad de la criminalidad en el ámbito internacional. Es que Honduras, Salvador, Guatemala y Venezuela están entre los diez países del mundo con más homicidios cada 100.000 habitantes. Pero también menciona “la falta de competitividad de las economías centroamericanas y la sobre-dependencia del comercio con EEUU” como una situación que dificultará la creación de empleos para la próxima generación de jóvenes. Es que el fenómeno de los llamados “ni-ni”, los jóvenes que ni estudian ni trabajan, si bien es global, en América Latina está adquiriendo creciente significación y crea espacio para el avance del narcotráfico y el crimen organizado, con manifestaciones como las “maras” centroamericanas.

El trabajo citado plantea dudas respecto a Brasil, el “líder regional”, que enfrentará desafíos que no serán fáciles de resolver. Este informe fue presentado seis meses antes de que estallaran las protestas en los grandes centros urbanos de Brasil y de esta forma fue anticipatorio. Destaca que “además de una red de criminalidad difícil de controlar y una infraestructura deficiente” -que son las vulnerabilidades mencionadas antes como regionales-, “no hay que descartar el medioambiente como fuente posible de problemas”. Dice que la deforestación a gran escala de la Amazonía no sólo puede tener un efecto devastador en la agricultura de la región, en particular la de Brasil y de Argentina, sino también que tiene la capacidad de modificar el ciclo hidrológico del continente. Dieciséis años antes, cuando se presentaba el primer informe, se planteaba una visión pesimista sobre los países de la región andina y una más optimista sobre los que integran el Mercosur. En cambio ahora se percibe una visión más optimista sobre México -que al presentarse el primer informe a fines de 1996 acababa de enfrentar la insurrección zapatista-, debido a las reformas energéticas, fiscales y educacionales impulsadas por el nuevo gobierno de Peña Nieto. La visión entonces era negativa respecto a países como Colombia y Perú y, en cambio, relativamente optimista para Argentina. Pero en la revisión de los informes anteriores, el CNI reconoce que en general le ha sido más fácil acertar con las tendencias que con los tiempos y esto también ha sucedido con América Latina, donde algunos cambios fueron más rápidos que los previstos y otros más lentos.

Sobre la región, agrega algunos datos y visiones, sobre capacidades y vulnerabilidades de ella. Sostiene que China ha impulsado al demanda de materias primas de América Latina, pero a costa de colocar manufacturas baratas y aumentando la “primerización” de las exportaciones; si la región sigue creciendo 3,5 anualmente, en 2030 su PBI será la mitad del de EEUU; disminuirá la tasa de nacimientos y para 2030 el PBI per capita puede alcanzar 14.000 dólares, 50% más que ahora; carteles de México pueden complicar a América Central que ha perdido competividad; y Brasil puede ir a una actitud más aislacionista en la región y su cae el crecimiento global y la demanda de materias primas, pueden desatarse crisis por la sobrepoblación en las grandes ciudades el desarrollo del crimen organizado en ellas y la falta de aumento de la inversión en educación.

En conclusión: la próxima década y media puede ser un período de crecimiento en América Latina y las cifras muestran cierto optimismo: se proyecta que el PBI per cápita en el 2030 podría llegar a $14,000 (más del 50% el promedio actual); sin embargo, este crecimiento depende, por un lado, de la capacidad para realizar reformas en lo institucional y en infraestructura y, por el otro, en la capacidad de enfrentar desafíos como el narcotráfico y el crimen organizado; el ritmo del crecimiento global será la variable clave que afectará la demanda de las materias primas de la región, de las cuales seguirá dependiendo su bienestar económico; si bien no es una región prioritaria para EEUU, el informe reconoce que no podrá quedar al margen de las alteraciones que tengan lugar en ella a consecuencia de su “fragilidad” y el fenómeno demográfico y las dudas sobre el futuro de Brasil, son un dato relevante en la visión latinoamericana del informe del CIN.

Notas relacionadas:
El mundo en 2030 - por Rosendo Fraga

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores