Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Internacional arrow España: La actividad periodística en el actual entorno

España: La actividad periodística en el actual entorno PDF Imprimir E-Mail

Oct-05-13 - por Alberto Vila Porto

Suelen confundirse las profesiones con los profesionales. El sistema educativo produce, a juicio de su capacidad para adaptarse a estas turbulencias del entorno, un número desmesurado de frustrados o, al menos, mejorables profesionales, puebla las listas del paro. La realidad del ejercicio no deja tiempo para la reflexión. El eterno dilema entre lo urgente y lo importante. Hay una proporción nada desdeñable que lo ve como un trabajo que permite subsistir. Para este grupo, les sugiero que consideren a la profesión como un fin en sí misma. Claro que, por el contrario, la manada del periodismo estomacal, es nutrida.

Frente a esta conocida practica ¿qué reacción adoptan las nuevas personas en desear tener un sitio en la actividad? Según lo que se aprecia, dadas las estrecheces del mercado de la información en las actuales circunstancias, a lo que se añade el proceso transformador de los soportes, el comportamiento más elemental, es ver a la actividad como un "medio de vida". Error. El periodismo es una función que caracteriza a la sociedad que la contiene.

Cuando la historia transita momentos difíciles, los actuales son un claro ejemplo, es entonces que la calidad de la profesión se manifiesta, para bien o mal. El ejercicio periodístico es complejo. Obliga a renuncias que pocos individuos están dispuestos a asumir. Los estados autoritarios reconocen que sus abusos pueden quedar evidenciados por esos profesionales. La historia tiene innumerables ejemplos de cuan peligroso es un periodista en una sociedad con las libertades limitadas.

“La revolución de los medios ha planteado el problema fundamental de cómo entender el mundo”. Dicho por Kapuscinski, parece sugerir que esta función esclarecedora es la esencia del ejercicio periodístico actual (1).

La opinión pública vive sometida a una sobreexposición de información. Ello supone, sin atisbo de duda, la construcción de una realidad ficticia. ¿Curioso oximorón?

La visión única del relato oficial, que es una de las condiciones para la discrecionalidad del poder, solo puede imponerse si se neutraliza ese cometido profesional del periodismo. La opinión publicada, por tanto, se fuerza hasta límites de acoso personal. La expulsión de la posibilidad del ejercicio es otro de los escenarios posibles. El temor es frecuente.

De allí, ¿qué periodismo tenemos? Personas con un ego bastante mayor que su capacidad pueblan tertulias y columnas, poniendo de manifiesto un enciclopedismo más cercano a la rigurosidad del Reader`s Digest, que a los protagonistas de la Ilustración. En realidad, según Kapuscinski, el periodista se ha convertido en un "media worker", formando parte de equipos en donde su opinión personal claudica frente a la "presión" del nivel supraliminal. Allí, los inversores, responsables de redacción, lobbies, grupos políticos y centros gubernamentales de decisión, desarrollan las batallas de la opinión en tiempo real.

Kapuscinski pone de manifiesto el dilema ético que enfrenta al profesional de los medios, con los intereses de los empresarios que han invertido en ellos. Sin embargo, los nuevos paradigmas tecnológicos hacen posible, aunque nada fácil, la posibilidad de interactuar directamente con sus públicos. En ese escenario sí que se podría recuperar el sentido de libertad de opinión del ejercicio periodístico.

En España, según el I Informe Sobre TV Conectada, realizado por IAB, Interactive Advertising Bureau, dos de cada 10 personas tienen una Smart TV, con conexión directa a Internet. Sin embargo, el 64% de ellas no lo ha conectado a la red, según se desprende del Informe presentado en Madrid. En él se revela que sus principales motivos para no conectarla es la falta de tiempo o costumbre o porque usan otros dispositivos. Este resultado supone una muestra de la deficiencia con la que los medios digitales promueven el ajuste en los modos de consumo televisivo, en el sentido de captar a esos usuarios.

El estudio, realizado con los resultados de una encuesta por Internet en la que han participado 1.147 personas con un error de +/- 2,8%, tuvo como principal objetivo profundizar en cómo los espectadores consumen los contenidos televisivos y comprobar si está variando la forma de ver televisión con las posibilidades que ofrecen los nuevos dispositivos digitales. Todo un campo en el que aún no se ha efectuado una labor de promoción actitudinal sobre los públicos.

En su ensayo “La Tercera Ola”, Alvin Toffler ya advertía sobre la posibilidad de producir una desmasificación de los medios. Estamos hablando de comienzos de los años `80. En la actualidad se está produciendo la “tormenta perfecta” en el mercado mediático. Los grandes medios impresos han sido desplazados por publicaciones más modestas y de mayor proximidad al lector, en términos de compromiso editorial. La financiación de estos medios puede ser posible con el aporte de los suscriptores digitales. La publicidad y otras fuentes alternativas, le pueden conferir la libertad de redacción que imprima la impronta ideológica del medio, sin aquel acoso intelectual que la limitaba.

Entonces, por un lado, la caída del hábito de compra del periódico, lleva a las estructuras desproporcionadas de los grandes periódicos, a producir ajustes sucesivos, e infructuosos, con la esperanza de sobrevivir. Los resultados operativos de los diarios de información general, según Deloitte en 2012, descendieron un 55%.

Los lectores de prensa impresa siguen estables. Compran menos pero leen más, mientras los lectores de prensa digital siguen creciendo. El descenso de la difusión afecta a la venta de ejemplares y contrae los ingresos de explotación. Entre 2007 y 2012 disminuyeron un 41.7%. Pese a ello, en España, unos 10,6 millones de personas leen cotidianamente prensa impresa y digital. La prensa deportiva sufrió una caída del resultado operativo del 39%. La prensa económica empeoró su resultado operativo en un 50%. Disminución de ingresos fue del 8%, pero la de gastos sólo el 6%. Todo, el resultado del universo online y los efectos de la denominada, “crisis económica”.

Por otro, la posibilidad tecnológica que ya anunciaba Toffler. Para el año 1979 cuando fue publicada la obra “La Tercera Ola” no se conocía el Internet como ahora, aunque sabemos que para el año 1964 ya era una realidad. Fue a partir de 1994 que el público tuvo acceso a la Web. Hoy casi no podemos imaginarnos un mundo sin este servicio que lo engloba todo a nivel de informática, comunicaciones múltiples y simultáneas. No dudo que el avance que logrado a nivel tecnológico ha contribuido enormemente a la desmasificación de los medios, mas, en los años anteriores al 1994 y un poco más atrás de los ochenta existieron diversas maneras de desmasificarlos.

Nuevas formas de comunicación han implicado al público en general, y a las generaciones más recientes en especial, con la telefonía interactiva o las tablet. Leer prensa online es la segunda actividad más frecuente en una tablet. Estas prácticas consolidan la idea de permitir la comunicación en dos vías, donde el público puede responder instantáneamente al mensaje de su transmisor, diferenciándose de los medios tradicionales, donde sólo era posible la comunicación en una sola dirección.

En ese entorno la realidad y la ficción, eterna pugna, efecto de la interpretación de lo acontecido y del propio contenido liminal del producto periodístico, sigue generando escenarios en constante tensión. Muchas propuestas de formatos periodísticos exhiben estas confrontaciones.

Retornando a Kapuscinski, este afirma en aquél ensayo que, “…vivimos en un mundo de tantas culturas que solamente un reducido grupo de especialistas es capaz de entender y atender algo de lo que está pasando. El resto accede al discurso fragmentado y superficial que los grandes medios condensan en un minuto: se trata de un problema que seguiremos sufriendo mientras las noticias muevan tanto dinero, estén influidas por el capital y compitan como productos de los dueños de los medios”.

Dado este escenario y las posibilidades que algunos pioneros están poniendo en práctica en la Red. ¿Está la mayoría de los profesionales en aptitud de ser intérprete de la realidad acontecida? ¿Son conscientes del rol que la Historia les ha reservado?

Cuando se observa el ninguneo a que se somete a los profesionales en ruedas de prensa. Al escarnio o burla de figuras políticas, que carecen del menor recato a la hora de mentir de manera descarada, en la respuesta a las preguntas formuladas. Cuando ocurren tales episodios, los integrantes del público solemos preguntarnos: ¿qué impide a los profesionales decir claramente que se está incurriendo en reiteradas faltas a la verdad? Probablemente sea que se tema por el puesto de trabajo. Regresamos así al primer párrafo de esta reflexión.

¿Serán los nuevos medios digitales los que permitan el resurgir de un periodismo digno frente a los abusos del poder? ¿Superarán los nuevos profesionales esa “fatiga intelectual” por perfeccionarse en las habilidades para ser adecuados interpretes de la realidad?

La mayoría del conjunto social lo está aguardando. Confío en que los verdaderos profesionales lo hagan posible.

(1) KAPUSCINSKI, Ryszard. “Los cinco sentidos del periodista (estar, ver, oír, compartir, pensar)”. Fondo de Cultura Económica. FUNDACION NUEVO PERIODISMO IBEROAMERICANO. FUNDACION PROA. FCE, México 2003.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores