Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Internacional arrow España: La pugna entre crecimiento y desarrollo

España: La pugna entre crecimiento y desarrollo PDF Imprimir E-Mail

Oct-10-13 - por Alberto Vila Porto

El mundo emergente ya no es la locomotora que tiró de la actividad global cuando, en 2008, las economías de las potencias centrales manifestaron el colapso. Este escenario pone de manifiesto actualmente, que la desaceleración de las economías emergentes, no puede ser compensada por la incipiente recuperación de las grandes economías.

Por ello el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó, en su informe dado a conocer el 8 de octubre, las previsiones de crecimiento global. Resaltemos aquí, que lo hace por sexto año consecutivo. Sus estimaciones anticipan que el PBI mundial crecerá un 2,9% en 2013. Esto son tres décimas menos de lo anunciado en julio último. En cuanto a 2014, según la misma fuente, el crecimiento será del 3,6%, frente al 3,8% estimado en informes anteriores.

Estos indicadores no pueden ser la base para los entusiasmos heroicos que está canalizando el gobierno español. Toda una macro campaña de Opinión Publicada, para contrarrestar la debacle electoral que anunciaban las encuestas de intención de voto parece basarse en ello. Algunos del entorno cercano a Rajoy lo han convencido de que la batalla que se libra es de acción psicológica más que de realismo económico. Si se confirman esos trascendidos, será peor para todos los españoles.

El informe del FMI, para el caso de la India, uno de los Brics con mayores problemas, anuncia que crecerá en casi dos puntos menos de lo previsto este año. Las repercusiones exteriores serán significativas. Para Brasil, la mayor economía de la región iberoamericana, el fondo mantuvo su previsión de crecimiento en 2013 en un 2,5%. En cambio, redujo de 3,2% a 2,5% el pronóstico para 2014. Es una de las mayores caídas dentro del grupo de países emergentes. Y no es una buena noticia para la región que más inversiones españolas tiene.

China, según ese informe, crecerá menos que en los últimos años. En 2013 un 7,6% y, en 2014, un 7,3%. Estas previsiones afectarán especialmente a las economías exportadoras de materias primas. Básicamente, países emergentes y en desarrollo. El FMI considera que no existe consenso en la idea de que China aplique un fuerte paquete de estímulo si el crecimiento cae por debajo del objetivo oficial del 7,5%.

En conjunto, mientras China se contrae y el resto de BRICS se desaceleran, la eurozona comienza a “ver la luz al final del túnel”, aunque el crecimiento permanece ausente, se contraerá 0,4%. En la UE persisten viejos problemas, entre otros, la fragmentación del sistema financiero y un altísimo nivel de paro.

Nos detendremos un momento para analizar la afirmación “ver la luz al final del túnel”. La confrontación entre modelos pone de manifiesto la búsqueda de indicios que justifiquen la adopción de medidas para implantar uno y deshacer otro. En esa línea sería adecuado recordar la diferencia entre Crecimiento y Desarrollo.

En esta diferencia, subyace la confrontación en los modos de gestionar los recursos disponibles, frente al Principio de la Escasez. Esto, supone recursos escasos para atender necesidades múltiples.

Cuando en Macroeconomía se habla de Crecimiento, se alude a un incremento en las variables tales como % del PBI, resultado de la Balanza Comercial (diferencia entre exportaciones e importaciones), etc.. Es decir, atiende a la dimensión “cuantitativa” de la Economía.

En la opción del Desarrollo, se considera no sólo el aspecto cuantitativo de la actividad económica, en él se incluye el concepto de Progreso, que tiene incorporada la dimensión cualitativa. Por tanto, esa expansión debe contener una mejora en las condiciones de vida, lo que repercutirá en una mejora de las expectativas económicas de la población. De allí a la mejora de variables como el nivel salarial, y la disponibilidad de medios para el consumo, sólo un paso.

Por el contrario, luego de décadas en las que el “músculo industrial” español se había construido en torno al impulso de la “burbuja de la construcción”, y se estaba consolidando un entramado de micro y pequeñas empresas. La política ejecutada en tan sólo unos meses, se ha llevado por delante buena parte de esa estructura que se había creado en la dimensión del Desarrollo. Pues bien, la recuperación española puede estar agonizando al mismo tiempo que esa estructura industrial. Ella debería ser la que generase empleo.

Sin embargo, este equipo económico sólo legisla en la dimensión del Crecimiento, orientado a corporaciones con negocios internacionales y beneficios tributarios. Todo, sin contar con el fenómeno de los paraísos fiscales. Parte este último, de la dificultad en la recuperación económica.

Volviendo al Informe del FMI, la fragilidad de la actual situación, es tal, que si se produce una modificación en los escenarios, los efectos sobre la distintas economías puede ser catastrófica. En particular me refiero a que, hace pocos días que el Estado federal norteamericano se encuentra parcialmente paralizado porque demócratas y republicanos. En concreto el grupo del Tea Party. Enfrentados por el sistema de salud que pretende Obama, no logran ponerse de acuerdo en el Congreso para aprobar el presupuesto del año 2014.

De la misma manera que la expansión monetaria, diseñada por la autoridad pertinente en EE.UU., ha servido para impulsar una leve recuperación de las economías centrales, este país puede provocar un colapso similar al de 2008. Estados Unidos tiene hasta el 17 de octubre próximo para que los legisladores autoricen más emisión de deuda. De no conseguirlo podría entrar en default por primera vez en su historia.

"Si hubiese algún problema en poder quitar el tope de la deuda, podría muy bien suceder que lo que ahora es recuperación se convertiría en una recesión o aún peor", advirtió Olivier Blanchard, Economista Jefe del organismo.

Las "enormes consecuencias" de esta conflictiva situación, afirmó, serían extensas. No sólo "descarrilaría la recuperación de la economía de Estados Unidos", sino que tendría "trastornos potencialmente importantísimos" en los mercados globales. La recesión mundial volvería a instalarse para bastante tiempo.

El director del Departamento de Asuntos Monetarios del FMI, José Viñals, subrayó durante la presentación del documento Panorama Económico Mundial, World Economic Outlook (WEO), que la "abultada" deuda de las empresas en Italia, Portugal y España, sumada a la "debilidad" de los bancos en esos países, es uno de los principales obstáculos al flujo del crédito y a la recuperación económica. "Cerca del 50% de la deuda en Portugal, el 40% en España, y el 30% en Italia está en manos de empresas (...) que serían incapaces de hacer frente a sus deudas a medio plazo a menos que hagan ajustes como una reducción de la deuda, de los costes operativos o de los gastos de capital", señala el Fondo en su informe de Estabilidad Financiera.

Se anticipa que esta elevada deuda "puede afectar al sistema bancario a través de pérdidas en los préstamos a empresas". Viñals afirmó que "algunos bancos necesitarán aprovisionarse contra estas pérdidas", para lo que tendrán que usar "una gran porción de futuros beneficios" y en algunos casos capital. Cómo se observa, podríamos decir: Adiós, crédito productivo a empresas…¡adiós!

Según los cálculos del Fondo, las provisiones de los bancos de España permitirían hacer frente a estas pérdidas, que en el peor escenario alcanzarían los 104.000 millones de euros. En Italia llegarían a 125.000 millones de euros, en el peor escenario. En Portugal hasta 20.000 millones de euros, con lo que agotarían sus provisiones.

De los efectos sobre los ciudadanos poco se dice. Este modelo se basa en la procura del Crecimiento, como ya se ha dicho. Pero, según parece, los riesgos de que aún así el aporte ciudadano sea inútil, son altos.

Tal vez suele olvidarse que la Ciencia Económica es una Ciencia Social y, por ende, debe centrase en las personas. De aquí, cuando pensamos en el Desarrollo de la Sociedad e incluimos en él la idea de Progreso, a la que me afilio como economista, me viene a la memoria un pensamiento de Ortega y Gasset: “El progreso no consiste en aniquilar hoy el ayer, sino, al revés, en conservar aquella esencia del ayer que tuvo la virtud de crear ese hoy mejor”.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores