Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Internacional arrow El triunfo de Merkel y el rol de Alemania

El triunfo de Merkel y el rol de Alemania PDF Imprimir E-Mail

Oct-03-13 - por Rosendo Fraga

El triunfo de Merkel en Alemania es el primero de un gobierno en Europa desde que se precipitó la crisis económica global de 2007-2008. Desde entonces Brown fue derrotado en el Reino Unido, Sarkozy en Francia, cayó el gobierno de Berlusconi en Italia y perdió Rodríguez Zapatero en España. El primero y el cuarto son socialdemócratas; el segundo y el tercero de centroderecha. Ello indica que no hay una explicación ideológica, sino que el desgaste que genera gobernar con dificultades económicas alcanza a los gobernantes por igual, cualquiera sea su tendencia política o ideológica. Lo mismo ha sucedido con los países más afectados por la crisis: a quienes les estalló perdieron la elección, como sucedió con el gobierno de centroderecha en Irlanda y los socialdemócratas en Grecia y Portugal. Pero el cambio de gobierno por una derrota electoral también ha alcanzado a países que sobrellevaron bien la crisis, como ha sido el caso de Holanda y este mismo mes Noruega. En Austria ganó la coalición oficialista, pero con le mejor porcentaje de sus integrantes desde 1945. Puesto en este contexto, el triunfo de Merkel pone en evidencia que su manejo de la crisis ha sido muy bueno para el pueblo alemán -ha obtenido el máximo porcentaje desde la reunificación,- y ello reforzará sus políticas hacia adelante.

Pero también la victoria electoral de Merkel ratifica la idea de que la capital de Europa está dejando de ser Bruselas para trasladarse, de hecho, a Alemania. Es la primera economía de Europa y la cuarta del mundo. Su rol ha sido decisivo para evitar que el capítulo europeo de la crisis global -iniciado con el problema de confianza que afectó la deuda y los sistemas financieros de la Europa mediterránea- derivaran en una crisis del euro que pusiera en riesgo el proyecto de unidad política de la Unión Europea (UE). La propuesta alemana de que la austeridad sea la base de la recuperación europea fue muy cuestionada por los países más afectados por la crisis. En Grecia se llegó a plantear que Alemania debía pagar compensaciones por la ocupación durante la Segunda Guerra Mundial (un monto similar a la deuda griega). Pero Merkel supo sostener el equilibrio y mantuvo la política de austeridad apoyada por los alemanes en base a su propia experiencia y una política más flexible por parte del Banco Central Europeo. El triunfo de Merkel coincide con el momento en el cual Europa comienza a crecer nuevamente. Hacia adelante, Europa sigue con atención la política alemana, cuyo paso inmediato es la constitución de una nueva coalición de gobierno. Es que mientras la socialdemocracia tuvo un resultado record del 41,6%, sus aliados tradicionales, los liberales, no llegaron al 5%, con lo cual quedaron fuera del parlamento por primera vez en décadas. La posibilidad de que Merkel vuelva a una política de “gran coalición” gobernando con los socialdemócratas -que quedaron 16 puntos por debajo-, como ya lo hiciera en el pasado, es el mejor escenario para la mayoría de los países de Europa, comenzando por Francia, que está gobernada por un socialista (Hollande).

La realidad es que Merkel ha podido mostrar al mundo una Alemania con posiciones muy relevantes en temas como las exportaciones, el empleo, la inmigración y la educación. Es la cuarta economía del mundo, pero al mismo tiempo disputa a China el primer lugar como primer exportador. Es que hoy exporta más que EEUU y Japón, que tienen un PBI mayor. Es el país del mundo desarrollado que mejor parece haberse adaptado al escenario mundial en el cual China es un actor relevante. El desempleo está en 7%, más de 5 puntos por debajo del promedio europeo y más de uno que el de EEUU. No es un logro menor tras un período durante el cual la economía alemana ha crecido poco en el contexto de la crisis europea. En materia de inmigración lleva adelante una política buscando trabajo calificado y en 2012 ha recibido un millón, la misma cantidad que EEUU (aunque este país tiene el triple de población). En materia educativa tiene un sistema que articula la enseñanza con las necesidades del mercado laboral, lo que permite satisfacer las demandas crecientes de la industria alemana por mano de obra calificada y que es una de las claves de la baja tasa de desempleo. En la producción de bienes de capital puede ser la primera potencia del mundo, pero tiene un sistema laboral en el cual se trabaja menos horas que en EEUU y ha logrado mantener determinadas características del llamado “estado de bienestar”, aunque sin perder competividad.

En materia internacional, Alemania ha actuado con prudencia y firmeza, acompañando a los EEUU pero al mismo tiempo manteniendo posiciones independientes. Al igual que Francia, no acompañó a EEUU en Irak, pero sí lo hizo en Afganistán. Tampoco participó de la intervención militar en Libia, realizada por el Reino Unido y Francia con apoyo estadounidense, ni tampoco respaldó recientemente la propuesta de estos países de intervenir militarmente en Siria. Como actor global ha evitado el protagonismo, pero lo ha tenido en el conflicto que genera el desarrollo nuclear de Irán. El G6, integrado por los cinco miembros permanentes de Consejo de Seguridad de la UN más Alemania, viene llevando adelante las negociaciones con Irán y quizás sea el hecho que mejor evidencie el nuevo status que está teniendo la Alemania de Merkel. Pretende ser miembro permanente del Consejo si este se amplía, pero deja que países como India, Japón y Brasil lo reclamen más que ella. Frente al espionaje cibernético estadounidense ha adoptado una posición crítica, pero ha evitado sobreactuar, dado que un buen vínculo bilateral con los EEUU es una de las claves de la política exterior de posguerra que Merkel ha sabido mantener con esmero.

En conclusión: tras un lustro durante el cual la casi totalidad de los gobiernos europeos cayeron o fueron derrotados -cualquiera sea su orientación- por la crisis económica, Merkel ha logrado su reelección; este triunfo confirma para el resto de Europa la idea de que, en los hechos, la capital del continente ha dejado de ser Bruselas para trasladarse a Berlín; la realidad es que Merkel ha podido mostrar un país con posiciones muy relevantes en exportaciones, empleo, inmigración y educación, que la hacen el país desarrollado más equilibrado; por último, en el plano internacional Merkel ha mantenido como prioridad la buena relación bilateral con los EEUU, pero al mismo tiempo ha marcado posiciones independientes, como ha sido el caso de Siria.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores