Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Latinoamérica arrow Commodities y política en América Latina

Commodities y política en América Latina PDF Imprimir E-Mail

Ago-28-13 - por Rosendo Fraga

En la economía internacional se confirma como tendencia el menor crecimiento relativo de los BRICS y el mayor del mundo desarrollado. Hasta el año pasado se estimaba que en la década en curso China seguirá teniendo una tasa de crecimiento cinco o seis veces más que los EEUU y ahora comienza a asumirse que lo hará sólo dos o tres veces. El escenario mundial en el cual China crecía 11% frente al 1 ó 2% de la primera potencia del mundo en el curso de la primera década del siglo, podría alcanzar ahora sólo 6% para la potencia asiática y 3% para los EEUU. No cambia la tendencia o dirección, pero sí su velocidad. Una década atrás, cuando el banco de inversión Goldman Sachs presentó el llamado informe BRIC pronosticando que Brasil, Rusia, India y China, que no estaban entre las diez primeras economías del mundo, lo iban a estar antes de 2020, acertó con la tendencia pero no con la velocidad, ya que ello ocurrió antes de 2010. Ahora sucede lo contrario. Cuatro años atrás Brasil superó el PBI del Reino Unido y se convirtió en la sexta economía del mundo. Se estimaba entonces que, al comenzar esta década, superaría a Francia y pasaría a ser la quinta economía detrás de Alemania y eso no fue así. La economía brasileña se estancó los últimos dos años y la francesa en cambio cayó menos de lo esperado y ha empezado a recuperarse. Esta situación tiene impacto no sólo económico, sino también político en el llamado mundo emergente.

La década de fuerte crecimiento del mundo emergente impulsado por el alto precio de las materias primas generó en América Latina gobiernos de una década o más. Ello sucedió con fuerzas de centroderecha como el PAN en México, que gobernó entre 2000 y 2012, o la coalición de la misma orientación en Colombia, que llega al poder en 2002 y se mantiene seguro hasta 2014. También se da la misma tendencia en gobiernos de izquierda moderada o socialdemócrata como el caso el PT en Brasil, que también llegó al poder en 2002 y tendrá tres períodos consecutivos de cuatro años. En esta orientación está también el Frente Amplio de Uruguay, que habrá gobernado 10 años continuos de 2004 a 2014. En el caso de los gobiernos populistas, el Chavismo viene gobernando casi quince años seguidos, en Ecuador Correa ha sido electo por tercera vez consecutiva, lo mismo ha sucedido con Ortega en Nicaragua, posiblemente sucederá con Evo Morales a fin de este año en Bolivia y viene sucediendo en Argentina con el Kirchnerismo, que llegó al poder en 2003 y termina su tercer período consecutivo en 2015. Los gobiernos de una misma fuerza política en el poder durante una década o más se han dado en países que en conjunto reúnen más de tres cuartas partes del electorado latinoamericano.

Este fenómeno político ha comenzado a cambiar en paralelo con la desaceleración del crecimiento del mundo emergente. Comenzó por México, donde el PAN tras dos períodos consecutivos de seis años en el gobierno fue derrotado por el PRI, que así retornó al poder tras doce años de no haberlo ocupado, después de setenta y un años de ejercerlo en forma continua. En Brasil, donde la reelección de Dilma Rousseff en 2014 era un hecho hasta hace un par de meses y se preveían entonces cuatro períodos consecutivos el PT. Hoy ello está en discusión tras la caída en su imagen que generaron las grandes protestas urbanas convocadas desde las redes sociales. En el caso de Colombia, si hoy se votara el Presidente Santos no sería reelecto en las presidenciales del año próximo y por eso busca utilizar las negociaciones con las FARC y la convocatoria a una consulta popular sobre éstas para recuperar consenso electoral. En Argentina, el resultado de las recientes Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias parece no sólo cerrar el paso a un posible tercer mandato consecutivo de Cristina Kirchner al no tener los dos tercios del Congreso paras reformar la Constitución, sino también a la posibilidad de un cuarto mandato consecutivo el Kirchnerismo. Se trata de cuatro países que en conjunto reúnen tres cuartas partes del electorado latinoamericano.

La posibilidad de cambios políticos en la región se da cuando hay señales también de cambio ideológico, junto con la desaceleración del crecimiento de los emergentes. América Latina está dividida en dos bloques comerciales con diferente ubicación geográfica y también con enfoques políticos relativamente diferenciados. Por un lado se ha constituido la Alianza del Pacífico, integrada por México, Colombia, Perú y Chile. Se trata de países que tienen TLC con EEUU y costa sobre el Pacífico. Se han incorporado como observadores Costa Rica, Panamá, Paraguay y EEUU. Del otro lado está el Mercosur, integrado hoy por Brasil, Argentina, Uruguay y Venezuela, que está incorporando a Bolivia y ha invitado a Ecuador. Salvo este último país, todos los demás tienen costa sobre el Atlántico y ninguno TLC con EEUU. La cuestión es que frente al menor crecimiento de la región, los países de la Alianza del Pacífico están creciendo el doble que los del Mercosur. A esto se suma la posibilidad de un colapso del modelo venezolano en razón de que el régimen chavista enfrenta crecientes dificultades políticas y económicas, sin que el Presidente Maduro tenga la misma capacidad de Chávez para manejarlas. En materia de política internacional, los países que integran la Alianza del Pacífico en general han mostrado posiciones más coincidentes con EEUU y la UE, mientras que los del Mercosur lo han hecho con las potencias del grupo BRICS, que hace tres años incorporó a Sudáfrica. Tras una década en la cual la izquierda en sus diversas expresiones mantuvo el predominio ideológico en la región, hoy parecen generarse alternativas.

En conclusión: en la década presente el crecimiento de los BRICS se desacelera y crece relativamente el mundo desarrollado, acortándose la brecha entre ambos mundos; políticamente, la década pasada se caracterizó en América Latina por gobiernos de una década o más y el precio de las materias primas que exporta la región tuvo mucho que ver en ello; acontecimientos político-electorales que tienen lugar en países como México, Brasil, Colombia y Argentina parecen indicar que se está produciendo cierto cambio al respecto y la región parece dividirse en dos bloques comerciales y geográficos con incidencia política entorno al Mercosur y la Alianza del Pacífico.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores