Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Latinoamérica arrow La visita del Papa a Brasil

La visita del Papa a Brasil PDF Imprimir E-Mail

Jul-25-13 - por Rosendo Fraga

La visita del Papa a Brasil confirma el rol estratégico que asigna a América Latina para el futuro de la Iglesia Católica. Según el Anuario Estadístico de la Iglesia, en América Latina vive el 42% de los católicos del mundo: 501.000 millones de fieles. Si se agregan los que viven en EEUU y Canadá -gran parte de ellos de origen latinoamericano-, los viven en el continente americano superan el 60% y los de origen latinoamericano son más de la mitad. En 2020 pueden ser dos tercios y en 2050 superarían las tres cuartas partes. A ello se agrega que mientras el crecimiento demográfico en Europa es muy bajo y en particular lo es en los países con mayor porcentaje de católicos, como España e Italia, en América Latina es mucho más alta, aunque haya descendido en los últimos años. Pero un dato clave es que mientras en Europa concurre al oficio religioso -de todas las religiones- sólo 6%, en América Latina lo hace más del 25%. Es decir que la participación en el culto de los fieles católicos es mucho más alta. A ello se agrega que en Asia, África y Oceanía, el catolicismo es, por razones culturales, una religión minoritaria y lo seguirá siendo, más allá de que en algunos países y regiones esté creciendo. Brasil es el país con más católicos del mundo y al mismo tiempo el más poblado de América Latina, por eso su importancia para el futuro de la Iglesia Católica. Una de las diferencias entre Francisco I y Benedicto XVI es que mientras el primero está convencido de que el futuro de la Iglesia está en América Latina, el segundo piensa que depende de revitalizarlo en Europa.

Pero al mismo tiempo, los católicos muestran un descenso en Brasil. A fines del siglo XIX los católicos eran casi el 100% de la población del país; dos décadas atrás, en el siglo XX, alcanzaban el 75%; hoy, según el Instituto de Geografía y Estadística de Brasil (IBGE), han descendido al 63,4%, Ello no ha sido por el aumento del secularismo, como está sucediendo en Europa, sino por el avance de otros cultos y religiones. Los evangélicos en sus diversas versiones ya son el 22% y tienen peso creciente en la política, habiendo alcanzado ya la Vicepresidencia del país y teniendo el tercer candidato a Presidente en la última elección, Marina Silva. A esto se agrega que el 8% son espiritistas. Estos comenzaron a aumentar desde 1980 y los evangélicos lo hicieron desde 1960. Quienes no tienen religión son sólo el 2% y ello explica que el decrecimiento de los católicos brasileños como porcentaje sobre la población total es porque han perdido fieles por el crecimiento de las religiones no católicas. Por esta razón, la visita del Papa apunta a revitalizar al catolicismo en el país del mundo con más fieles, que es al mismo tiempo uno de los países latinoamericanos en los cuales más ha retrocedido.

Esta visita del Papa también tiene un significado político en momentos en que en la región están sucediendo cambios. Los gobiernos latinoamericanos del ALBA (Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua) han tenido distintos grados de enfrentamiento con la Iglesia Católica. No sólo por las críticas recibidas de ella por el autoritarismo, sino porque actitudes como las de Morales y Correa de asumir por el rito indígena y no jurando por los Evangelios, han mostrado la intención de sustituir el rol histórico que la Iglesia Católica ha tenido durante los últimos cinco siglos en los sectores populares en la región. Rousseff había mantenido una postura distante, Kirchner tuvo enfrentamientos y Mujica siempre se había mantenido al margen de la Iglesia, siguiendo la tradición laicista de su país. Pero la crisis el modelo venezolano, el surgimiento de las protestas en Brasil y la crecimiento de la oposición en Argentina hacen que ninguno de sus gobiernos tenga asegurado hoy el control de la sucesión, cuando sus economías enfrentan problemas. Dada la inmensa popularidad del Papa en el mundo y en la región, varios de los presidentes aceptaron la invitación de Dilma para asistir a la misa que el Papa oficiará el 27 de julio en Aparecida, donde en 2007 se reunió por última vez la Conferencia Episcopal para América Latina (Celam). Los presidentes más debilitados políticamente optan ahora por acercarse al Papa, buscando con ello recuperar popularidad.

En el caso concreto de Brasil, eventos deportivos y protestas dan también interés coyuntural a la visita. En 2014 se realiza el mundial de Fútbol en el país y en 2016 las Olimpiadas. Ambos eventos concentrarán la atención del mundo en Brasil y el gobierno se prepara para ello desde hace tiempo. La visita de Papa es una suerte de adelanto de estos eventos y ponen a prueba la capacidad organizativa del país y en particular su seguridad, ya que la violencia es un punto débil de Brasil, al combinarse el narcotráfico y el crimen organizado desafiando la presencia estatal en las favelas. Pero las protestas lideradas por jóvenes organizados desde las redes sociales constituyen el problema inmediato para la Administración de Dilma Rousseff, que ha visto caer su nivel de aprobación en casi 30 puntos en un mes, creando incertidumbre sobre su reelección en las presidenciales del año próximo. El riesgo es que quienes protestan aprovechen la visita del Papa y la expectativa mundial que genera, para insistir en sus reclamos, entre los que se cuentan la corrupción, los gastos excesivos en las obras para el Mundial de Fútbol y el costo y calidad del transporte público. Pero también la visita de Francisco I puede generar un efecto de distensión que alivie la presión que viene sufriendo el gobierno brasileño en las calles. La llegada del Papa, ha tenido ya un efecto importante en cuanto a movilización juvenil e impacto mediático.

En conclusión: la visita que realiza el Papa a Brasil confirma el rol estratégico que asigna a América Latina para el futuro de la Iglesia Católica en el mundo; también busca revertir el descenso de católicos como porcentaje sobre el total de la población que se viene produciendo en este país; las circunstancias dan a la visita un significado político, dados los cambios que están teniendo lugar en la región y particularmente en países como Brasil, Argentina y Venezuela y para el gobierno brasileño implica riesgos y también ventajas, dadas las recientes protestas que irrumpieron en las calles y deterioraron la imagen de la Presidente y sus posibilidades de reelección.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores