Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Latinoamérica arrow Reflexiones sobre la crisis en Brasil

Reflexiones sobre la crisis en Brasil PDF Imprimir E-Mail

Jun-19-13 - por Rosendo Fraga

Las protestas que han estallado en Brasil muestran que el incremento de las clases medias suele aumentar el nivel y calidad de los reclamos sociales. Como ha sucedido en todo el mundo emergente, en la primera década del siglo el fuerte crecimiento ha traído la reducción de la pobreza y el aumento de los sectores medios. Ha sido un fenómeno general, que se ha registrado tanto en China como en India, Turquía, Sudáfrica y América Latina. En el caso de Brasil, al terminar Lula su segundo mandato pudo mostrar como logro que, por primera vez en su historia, el país tenía más personas en la clase media que en la baja. Pero estos procesos de crecimiento y cambio social generan nuevos reclamos y otras expectativas. Un ejemplo de ello ha sido el de Chile. El país tuvo el mejor crecimiento de América Latina en los años noventa y fue, en el último cuarto de siglo, el que más redujo la pobreza, lo que implica el incremento de los sectores medios. Sin embargo, el estallido hace ya más de dos años de las protestas juveniles reclamando contra el costo de la educación pública -la universidad estatal es cara y arancelada- mostraba que subyacía una insatisfacción creciente. La agenda de los sectores medios se combina en este tipo de protestas con el reclamo juvenil. En todo el mundo el desempleo entre los más jóvenes duplica al promedio. Sucede en las economías que crecen y en las que están en recesión. El protagonismo juvenil -potenciado porque es el segmento etario que más usa las redes sociales- se suma y ha mostrado en los últimos dos años y medio protestas con predomino juvenil de distinto tipo y razón en Argentina, Chile y Venezuela en América Latina, el mundo Árabe, Europa, los EE.UU. y ahora Turquía.

En el caso de Brasil, al estallar las protestas la economía brasileña crece poco menos del 1% y la imagen de la presidenta Dilma Rousseff, si bien alcanza el 57%, perdió ocho puntos en un mes. Los sondeos de opinión publicados dos semanas atrás en los diarios brasileños mostraban que, en las presidenciales que tendrán lugar a fines de 2014, si ella se presenta a la reelección, gana en primera vuelta contra cualquier candidato. En el ámbito empresario, hace un año atrás era considerada más moderada que Lula tanto en lo ideológico como en lo económico. Pero esta visión ha cambiado en los últimos meses, imponiéndose la de que ella es más estatista que su antecesor y menos dispuesta a negociar en lo político. Ello es cierto y su posición firme contra la corrupción en las propias filas del gobierno -reemplazó una decena de ministros afectados por denuncias- le generó fuerte apoyo popular, pero también resentimientos en la clase política dentro de su misma coalición. Ahora es la primera vez que Dilma sufre una caída de popularidad y tiene que reprimir protestas violentas. Es un lugar en el cual no está cómoda.

La sorpresa para muchos fue que los gastos del Mundial, que iban a ser un gran activo político para ella en 2014, sea uno de los reclamos de las protestas. Estallaron en San Pablo por el aumento del boleto de transporte. Se fueron extendiendo a Río de Janeiro, Brasilia, Belo Horizonte y otras ciudades. A este reclamo se le sumaron otros exigiendo mejorar las condiciones del sistema de transporte y luego contra los excesivos gastos para el Mundial de Fútbol que se realiza el año que viene en el país. Se trata de una protesta de base social y no política, en la que participan predominantemente jóvenes de clase media. Los enfrentamientos con la policía han ido escalando y la participación se cuenta en centenares de miles, aunque sobre una población cercana a los 200 millones de habitantes. Dilma fluctuó entre denuncias al terrorismo informativo como causante de la expansión y violencia de las protestas, y asumir posiciones más moderadas, reconociendo el derecho a la protesta en democracia. Esta conmoción tiene lugar justo un mes antes de que el Papa visite Brasil a partir del 22 de julio. El país es la nación del mundo con más católicos y ello explica por qué el nuevo Papa lo elige como primer destino internacional de su Papado, aunque las gestiones hayan sido iniciadas por su antecesor. No es fácil para el gobierno brasileño manejar esta visita en un clima de tensión social.

La cuestión que se plantea es si estas protestas -a más de una década de la llegada del PT al poder- pueden ser el inicio en la declinación de su ciclo. Hasta la irrupción de este imponderable en la política brasileña, se daba por descontado otro período del partido gobernante -un cuarto mandato consecutivo- con la reelección de Dilma a fines del año próximo. Esto es lo que ha cambiado ahora. En la oposición, el partido del ex presidente Cardoso pre-lanzó hace un mes la candidatura del senador Aécio Neves, hijo del que fuera el primer presidente al reestablecerse la democracia y que murió inmediatamente al asumir. Puede ser un candidato con posibilidades, con un año y medio por delante para buscar adhesiones. Dentro del PT no puede descartarse que se intente una nueva candidatura de Lula como alternativa para retener el poder, con un candidato competitivo. Muchas cosas están cambiando en la política brasileña en muy poco tiempo y hasta las elecciones falta un año y medio, pero las alternativas que parecían imposibles hoy encuentran un escenario nuevo. Mientras tanto, la gran cuestión de Brasil es cómo recupera la competitividad, al exportar materias primas fundamentalmente a China y al mismo tiempo exportando industria sólo a la Argentina y Venezuela. Este es el problema de fondo que está detrás del freno de la economía brasileña y el tema que Rousseff hasta ahora no logró encauzar.

En conclusión: la protesta que estalló en Brasil confirma que el incremento de las clases medias suele incorporar nuevas demandas más allá de la pobreza y el empleo; al estallar la protesta, la economía de Brasil se encuentra estancada, el empleo hace varios meses que no crece y la imagen de la Presidente -aunque mantiene una aprobación del 57%- ha perdido 8 puntos en un mes; las protestas se inician contra el aumento del transporte, se amplían a sus condiciones e incorporan la crítica a los gastos para el Mundial 2014 y el escenario político ha cambiado, ya que la reelección de Dilma pasa a estar en discusión y hasta el triunfo del PT a fin del año próximo puede complicarse.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores