Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Publicaciones arrow Libros arrow "El cielo por asalto", de Vicente Massot

"El cielo por asalto", de Vicente Massot PDF Imprimir E-Mail

Jun-14-13 - Reseña de Rosendo Fraga

EL CIELO POR ASALTO: ERP, Montoneros y las razones de la lucha armada
Vicente Massot
El Ateneo, Buenos Aires, 2013 

Este nuevo libro de Vicente Massot es un válido y relevante intento por poner en contexto histórico la debatida y controvertida violencia política que sufrió la argentina en los años setenta.

Su idea central es que los movimientos guerrilleros y en particular los dos más relevantes, ERP y Montoneros, cuando decidieron adoptar la lucha armada para tomar el poder, no lo hicieron en función de una decisión irracional, sino en un contexto mundial en el cual parecía posible la toma del poder por las armas.

El autor señala con exactitud que el éxito de la guerrilla castrista -que había llegado al poder por la vía armada algo más de una década antes y que había logrado sobrevivir al asedio de los EEUU-, era un modelo de viabilidad que podía trasladarse -quizás pediendo la objetividad sobre su posibilidad en un país concreto- en un momento determinado.

También es cierto que se optaba por tomar la experiencia cubana como válida y se desechaba la reciente experiencia del fracaso del Che Guevara en Bolivia, donde la indiferencia e incluso hostilidad de la población indígena frente al intento revolucionario guerrillero mostraba que las vanguardias revolucionarias no siempre se conectan con las bases populares a las cuales pretenden representar.

Pero a favor de la tesis de Massot, cabe recordar que a comienzos de los años setenta se produce el fracaso militar de los EEUU en Vietnam. Que una guerrilla como el Vietcong hubiese derrotado a la primera potencia de occidente en el campo de batalla era entonces un argumento fáctico que se sumaba a la experiencia cubana, para argumentar que el occidente anti-comunista había entrado en una declinación irreversible y que era posible el triunfo por la vía armada contra sus aliados locales.

Avanzando más en concreto, la alocada contraofensiva de Montoneros -ya entrado el gobierno militar- se da en un contexto regional en el cual la guerrilla sandinista había logrado derrotar militarmente al régimen de Somoza y las guerrillas en El Salvador y Guatemala mantenían una capacidad ofensiva importante, todo lo cual hacía pensar en un efecto dominó que hiciese llegar gobiernos populares revolucionarios -aliados del régimen cubano y la Panamá de Torrijos- hasta la frontera de México, amenazando como nunca antes el propio territorio de los EEUU.

Esta suma de acontecimientos internacionales (triunfo de Castro en Cuba, derrota militar de EEUU en Vietnam -que precipitaría el surgimiento de regímenes comunistas también en Laos y Camboya-, y la caída de Somoza en Nicaragua, que parecía ser el detonante de un efecto dominó en América Central), converge para que los líderes guerrilleros -al igual que en los demás países de América del Sur en estos tiempos- pensasen que era posible tomar el poder por la vía armada. El pensamiento mecánico de la ideología impedía al mismo tiempo contemplar ejemplos contrarios, como el fracaso del Che Guevara en la selva boliviana.

Como destaca Massot, el error que cometieron fue la subestimación de sus enemigos y en particular de las Fuerzas Armadas.

A comienzos de 1975, al iniciarse el Operativo Independencia en Tucumán que puso un tercio de la provincia bajo jurisdicción militar, el período del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) -el brazo político del ERP de orientación trotskista- sostenía que si con 300 combatientes de su brazo armado se había logrado aferrar toda una Brigada del Ejército -la V, con comando en Tucumán y sus unidades desplegadas en Salta y Jujuy-, con 3000 se aferraría a las diez Brigadas que en total tenía el Ejército. Para ese momento, el ERP había organizado cuatro compañías más en distintos lugares del país.

Además, como lo señala Massot, tanto ERP como Montoneros asumen durante el gobierno de Isabel Martínez de Perón organizaciones internas de tipo militar, con unidades, grados, códigos de justicia, y en el caso de la segunda, hasta capellanes. Adoptan la orgánica de sus adversarios, algo que no sucedió en la mayoría de las organizaciones guerrilleras que actuaron en esos años en América del Sur.

En conclusión, este nuevo libro de Vicente Massot resulta un aporte relevante para entender la génesis y desarrollo de la violencia política que sufrió Argentina en los años setenta y para ello lo hace poniéndola en su tiempo y su contexto histórico.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores