Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Investigaciones arrow Defensa arrow Qué significa la retirada del ALBA de la JID

Qué significa la retirada del ALBA de la JID PDF Imprimir E-Mail

Jun-07-13 - por Rosendo Fraga

En coincidencia con la asamblea anual de cancilleres de la OEA que se realiza en Guatemala, los países del ALBA anunciaron que se retiran de la Junta Interamericana de Defensa (JID).

Este organismo es uno de los que integran el sistema interamericano de defensa, que se ha ido desarrollando sin una planificación previa y en forma paralela -no integrada- con la OEA.

Este sistema tiene como punto de partida el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), por el cual cualquier país del continente que sufra una agresión extra-continental tendrá la ayuda militar de los demás. Generado a finales de la Segunda Guerra Mundial y potenciado durante la Guerra Fría, el TIAR entró en crisis con la guerra de Malvinas, dado que no se aplicó. A ello se sumó la década posterior al fin de la Guerra Fría, que le quitó gran parte de su sentido inicial. Pese a ello no se ha reformulado, habiendo perdido en lo hechos el significado que tuvo hasta los años ochenta.

En paralelo, desde la década del cuarenta se han venido realizando con una frecuencia anual las reuniones de jefes de los ejércitos, las armadas y las fuerzas áreas del continente. Cada una de ellas tiene una secretaría, que ejerce anualmente el país que va a ser sede de la conferencia siguiente.

Simultáneamente, la JID se constituyó al mismo tiempo que se firmó el TIAR, con la idea de que fuera una suerte de órgano ejecutivo. Ha funcionado en Washington desde los años cuarenta, sin una relación formal con la OEA ni con las conferencias anuales de los jefes de las tres Fuerzas Armadas que se realizan separadamente.

En los años noventa se sumó la Conferencia de Ministros de Defensa del continente, que comenzó reuniéndose anualmente para después hacerlo cada dos años. Esta conferencia nunca se insertó en la OEA y no tiene una relación institucional ni con la JID ni con las Conferencias anuales de los jefes de las tres Fuerzas Armadas.

Es decir que la JID, si bien es un órgano del sistema militar o de defensa interamericano, no esta articulado institucionalmente, sino que se ha ido desarrollando con distintos instrumentos que no están interconectados.

En años recientes la UNASUR -creada en la primera década del siglo XXI- comenzó a desarrollar un sistema de defensa sudamericano. Este cuenta con una conferencia periódica de los ministros de Defensa y un centro de estudios de carácter académico donde se planifica un organismo de capacitación.

Por su parte el ALBA, fundado por Chávez y Fidel también en la primera década de este siglo, lanzó iniciativas que nunca se concretaron, como crear fuerzas armadas regionales o academias militares latinoamericanas. Estos proyectos en alguna medida se superponen con los de UNASUR.

Mientras en el ALBA hay cohesión ideológica en la línea del nacionalismo populista antinorteamericano, en UNASUR no la hay, ya que en ella conviven al mismo tiempo países de la Asociación el Pacífico (Colombia, Perú y Chile) que están cercanos a los EEUU, con los del Mercosur, que ahora han incorporado al grupo a los países sudamericanos del ALBA.

La decisión de Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua -los cuatro países del ALBA en el territorio continental latinoamericano- de abandonar la JID no implica su final, pero sí destaca la crisis por su falta de sentido concreto en este momento.

Que estos países del ALBA hayan adoptado esta decisión tres meses después de la muerte de Chávez es una señal de que, pese a ella, el grupo regional se mantiene activo. Pero su supervivencia dependerá del éxito del Chavismo en Venezuela, que con la gestión presidencial de Maduro está generando más incertidumbres que certezas.

La realidad es que EEUU no se encuentra hoy en condiciones de generar un sistema de defensa operativo en el continente, pero al mismo tiempo tampoco lo puede hacer Brasil, ni siquiera en el ámbito de América del Sur.

Hechos como la intención de Colombia de establecer una relación formal con la OTAN, al mismo tiempo que los países del ALBA dejan la JID, confirma la inviabilidad de construir en el corto plazo un sistema de defensa regional efectivo en este momento.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores