Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Investigaciones arrow Defensa arrow El caso de Perú y el fondo del gas para la Defensa

El caso de Perú y el fondo del gas para la Defensa PDF Imprimir E-Mail

Mar-25-08 - por Fabián Calle

La cuestión de los recursos naturales tiene impacto directo en los procesos de adquisición de armamento sofisticado que están llevando adelante tanto Venezuela como Chile. El rol del alto precio del petróleo y del cobre así como la presencia de los respectivos Estados en estos procesos de extracción y venta (más los efectos de la Ley Secreta del cobre en Chile) ayudan a entender las recientes declaraciones de la Presidente M. Bachelet sobre su voluntad de adquirir sistemas de armas por 3000 millones de dólares entre el 2006 y 2009 y la existencia de contratos de la Venezuela de H. Chávez por casi 4000 mil millones de dólares con Rusia, España, China y en mucha menor medida Irán y Corea del Norte. Tal vez un caso menos conocido es el del Perú, que en los últimos tiempos ha comenzado a destinar parte  de las ganancias derivadas de la comercialización de las riquezas gasíferas de la zona de Camisea a un fondo específico para la modernización de sus FF.AA. (si bien a escala mucho menos que los dos países antes citados). Un factor a destacar es la presencia de capitales argentinos en la explotación de los recursos naturales antes mencionados1.

Lima parece estar empeñada en revertir el fuerte deterioro de su capacidad militar. El aumento del 10% en el presupuesto del año 2008, un fuerte énfasis en la reasignación de fondos para áreas operativas, las negociaciones en curso con Francia y Rusia para la reparación y modernización de los aviones de combate de ese origen adquiridos por Lima en el pasado, la compra de fragatas de segunda mano a Italia, y el interés de incrementar las capacidades antitanque y de control por radar del territorio nacional, son algunos de los pasos dados en este sentido. Todo ello complementado por la puesta en funcionamiento de un fondo especial para destinar parte de las ganancias de las exportaciones de gas a incrementar los montos para la modernización de las FF.AA.

A diferencia del caso argentino de las últimas dos décadas, el Perú del último tramo del Presidente Toledo y del "segundo Alan García", parece conservar ciertos reflejos más ligados a la tendencia sistémica propia de las Relaciones Internacionales de buscar equilibrios de poder. El fuerte crecimiento económico, derivado del aumento de las materias primas que exporta Perú tanto sean minerales como gas, y la estabilidad macroeconómica, han permitido que el fisco de ese país pueda comenzar a incrementar las partidas ligadas al área de la Defensa. Ello comienza a visualizarse más claramente a partir del año 2006 en un escenario en donde se hace crecientemente evidente la llegada de sofisticados sistemas de armas a Chile y comienza a formalizarse la negativa de Lima a reconocer los límites marítimos entre los dos países. Para sorpresa del algunos, este pragmático, pro-mercado, pro-Washington y anti-Chávez Alan García asumió el reactivado litigio fronterizo como bandera. Más allá que la decisión unánime del Congreso peruano de reclamar la soberanía sobre ese espacio marítimo previa a la asunción del su gobierno lo condicionara, también se podría combinar con la necesidad de restarle o debilitar algunas banderas nacionalistas al influyente Ollanta Humala. El cual cabe recordar, ganó la primera vuelta en las pasadas elecciones presidenciales y que conserva fuerte popularidad en las zonas rurales y, con particular fuerza, en el sur peruano lindante a Chile.

En este escenario, en donde se superponen las mejoras macroeconómicas, fuertes niveles de inequidad social que el crecimiento parece no poder revertir, la reactivación de un diferendo limítrofe (principalmente marítimo y en menor medida terrestre) con Chile, ciertos síntomas de un regreso (a pequeña escala y estrechamente ligado, según el gobierno, al narcotráfico) del grupo Sendero Luminoso y una imagen negativa del Presidente que superaba el 50% para comienzos del 2008, Lima ha venido reforzando el dinero destinado a la Defensa Nacional. Además de un aumento del presupuesto del sector del 10% para el presente año, se vigoriza el "Fondo de Defensa Nacional" que se nutre de parte de las regalías de los yacimientos gasíferos de Camisea, los cuales comienzan a producir cantidades crecientes y se han visto complementados por recientes descubrimientos de nuevas reservas en áreas cercanas. En este sentido, el Ministerio de Energía y Minas estimó que en la segunda mitad del año 2008 se duplicarían los recursos del Fondo de Defensa2. El mismo representa una tasa de retención del 12,5% sobre el total de las ganancias emanadas de dichos yacimientos. Los pedidos provenientes del Ministerio de Defensa para considerar la posibilidad de incrementar estos porcentajes, han encontrado resistencia en otras importantes áreas gubernamentales como el Ministerio de Economía3. Cabe recordar, que este esquema ad hoc de financiamiento fue creado a mediados del año 2005 durante la presidencia de Toledo y que contó con una partida inicial de 45 millones de dólares vis a vis los 110 a 115 millones estimados el presente año y el 20094. Asimismo, el Estado puede endeudarse en nombre de ese Fondo tal como ha ocurrido en febrero del 2008 cuando se autorizó una operación plurianual por un total de 189 millones de dólares destinada a solventar parte de los gastos del "Núcleo Básico Eficaz"5. Verdadero núcleo de la política disuasiva peruana que, entre el 2007 y el 2011, busca reforzar algunos sectores básicos tales como: 1) la modernización de los aviones Mirage 2000 y Mig-29; 2) la compra de misiles antitanque de última generación de origen ruso y en capacidad de neutralizar tanques como el Leopard II; 3) la mejora del sistema de Comando y Control y radarización del país; 4) potenciar la capacidad de desplazamiento de fuerzas especiales y de despliegue rápido; 5) la modernización de los misiles mar-mar de la flota y sus helicópteros.

En este nuevo síntoma del regreso de ciertas constantes de la geopolítica sudamericana, reflejado en la existencia de un "dilema de seguridad" entre Chile y Perú, existen no obstante algunas diferencias con respecto a lo visto en el pasado. En este sentido, cabe destacar la inexistencia, por el momento, de una revigorización de la relación histórica entre Lima y Buenos Aires así como también las tensiones político-ideológicas entre Lima y la Paz. En el primer caso, aún pesa la cuestión del contrabando de armas argentinas al Ecuador en 1995 y, en lo que respecta a Bolivia, las acusaciones desde el gobierno de Alan García sobre la existencia de "un centro de operaciones boliviariano" (con la confluencia Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Cuba, Nicaragua y Guatemala) en el territorio de Bolivia que, supuestamente, tiene como uno de sus objetivos alentar a sectores opositores a Alan García dentro del Perú. Al respecto, en los últimos días una Comisión investigadora del Congreso peruano ha ratificado tal hipótesis y ha ordenado la detención y expulsión de personas. Volviendo al vínculo con la Argentina, cabe recordar que la embajada de nuestro país en Lima ha estado vacante en el último año. En el caso de Chile, no ha escatimado gestos con el Ecuador para mantener y reforzar la tradicional alianza geopolítica. Postura que fue plenamente respaldada por el Presidente Correa del Ecuador y que se ha visto plasmada recientemente con la venta a precio preferencia de dos fragatas dadas de baja de la Marina chilena así como la posible venta de parte de los tanques Leopard I adquiridos por el Ejército de trasandino en la década pasada.

[1] http://www.camisea.com.pe/
[2] Agencia AFP, 27-1-2008.
[3] http://www.elcomercioperu.com.pe/ediciononline/HTML/2007-10-27/el_gobierno_no_aceptara_un_nue.html
[4] http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=41467
[5] http://www.andina.com.pe/Espanol/Noticia.aspx?id=OyvOF0tOeYc=

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores