Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Coyuntura Latinoamericana arrow Ecuador: Balance en año electoral

Ecuador: Balance en año electoral PDF Imprimir E-Mail
Ene-03-13 - por Simón Pachano (Infolatam)

Ecuador concluye el año con índices aceptables en lo económico, pasables en lo social y reprobables en lo político.

Económicamente, el país comparte la ola positiva que vive América Latina frente a la crisis norteamericana y europea. Es indudable que el alejamiento del recetario del consenso de Washington y las buenas condiciones para las commodities en el mercado mundial crearon un entorno favorable para países que, como Ecuador, dependen fundamentalmente de la exportación petrolera. No se puede, minimizar, ciertamente, el incremento de la recaudación impositiva que, sin duda, será uno de los mayores logros a largo plazo de las administraciones de Rafael Correa.

Sin embargo, al tener como correlato un gasto público excesivamente alto –que es la condición indispensable para mantener su clientela electoral-, se minimizan los efectos potenciales de esta situación, lo que se expresa en una tasa de crecimiento que apenas superará el 4%. Además, el impulso a una política de control de la economía desde el Estado y la inseguridad jurídica, se han convertido en serios limitantes de la inversión privada y de la diversificación económica. Por ello, no es errado afirmar que las condiciones positivas han venido fundamentalmente desde afuera, mientras desde el interior se ha respondido con la colocación de obstáculos, lo que deja muchas dudas acerca de las posibilidades de permanencia del ciclo relativamente positivo.

Socialmente, el gobierno ha reivindicado como uno de sus mayores logros la reducción de los niveles de pobreza, la contracción de la brecha en el ingreso y el incremento de la inversión en educación y salud. Pero, como siempre ocurre con las cifras, depende en gran medida de la manera en que se las utiliza y los parámetros para su comparación. Así, es cierto que la pobreza ha descendido alrededor de cinco puntos porcentuales durante los seis años que lleva la revolución ciudadana, pero se debe considerar que en los cinco años previos se redujo en más de quince puntos, lo que lleva a pensar que la causa se encuentra en factores diferentes a las políticas del actual gobierno.

La brecha de ingreso, por el contrario, sí parece derivarse de su mejor recaudación impositiva y de la generación de empleo asociada fundamentalmente al auge de sectores como el de la construcción. La inversión en las áreas sociales ha superado levemente los niveles que tuvo en los años del auge petrolero, en la década de los setenta, pero es ahí precisamente donde quedan las dudas acerca de la sustentabilidad.

En lo político, el gobierno no ha abandonado su línea de control de los otros poderes de Estado, ha profundizado su enfrentamiento con los medios de comunicación, pero a la vez se muestra desconcertado frente a una oposición multifacética. En lo primero, ha tenido éxito a pesar de un cierto desgaste en sus niveles de apoyo. La intervención en el sistema judicial se revistió de ropaje legal con los resultados del referendo de mayo del año pasado y con la actitud sumisa de los jueces que ponen el mantenimiento de su cargo por encima de cualquier criterio de justicia.

La arremetida contra los medios continúa a pesar escasos momentos de retroceso obligados por la presión internacional. La indagación y la difusión de actos de corrupción –como el de la falsificación del título profesional por un primo que formaba parte de su entorno inmediato- son hechos inadmisibles dentro de un proceso que reivindica la limpieza de manos junto a los corazones ardientes. La cercanía a las elecciones generales, por último, ha configurado un panorama relativamente diferente al que caracterizó a anteriores comicios y que obliga a detenerse en un par de detalles.

Aunque tiene muchas probabilidades de ser reelecto, el Presidente Rafael Correa denota cierto nerviosismo por la confluencia de dos hechos. Por un lado, el surgimiento de una oposición de izquierda agrupada en torno a Alberto Acosta, ex ideólogo de este proceso, que ya se hizo evidente en el referendo del año pasado. La derrota de la opción presidencial en varias provincias de la sierra donde tradicionalmente han sido fuertes los movimientos sociales, anuncia una elección reñida que obligará a imaginar estrategias alejadas del triunfalismo que ha caracterizado a su larga gestión. Por otro lado, el crecimiento de la intención de voto hacia Guillermo Lasso, el candidato que a pesar de su perfil extremadamente conservador expresaría una renovación de la derecha, puede significar una reducción del apoyo con que ha contado hasta ahora en varias provincias de la costa.

Dentro de este contexto, es innegable que el gobierno tiene algo que exhibir y lo hace con frecuencia en la campaña permanente que incluye varias cadenas semanales de medios e interrupciones de programas para responder a artículos de opinión o a simples titulares de periódicos. A la vez, no resulta extraño el anuncio de su dedicación a tiempo a completo a la campaña, acogiéndose a una licencia a la que no está obligado. Puede ser un indicador del difícil balance entre los resultados de su gestión y las demandas de la nueva elección.

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores