Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

El primer año de Sudán del Sur: esperanza, sangre y petróleo PDF Imprimir E-Mail
Jul-09-12 - por Norma Domínguez

El 9 de julio de 2011 la nación más joven del mundo, Sudan del Sur, declaraba su Independencia tras más de 50 años de guerras civiles contra el régimen de Jartum. Con 9 millones de ciudadanos cristianos y animistas nació por Referéndum (celebrado en enero de ese año) el Estado número 54 de África y el número 193 de Naciones Unidas.

Hace un año exactamente, miles de sursudaneses se lanzaban a las calles bailando, cantando y agitando banderas para celebrar ‘estar libres de los musulmanes y árabes del Norte’. Al mismo tiempo, su aventura secesionista era mirada con ojos bien abiertos por tunecinos, egipcios, argelinos y libios que albergaban la esperanza de la libertad.

Hoy la realidad muestra que los resultados no fueron los esperados. Aún cuando hay algunos progresos, Sudan del Sur continúa siendo uno de los países más pobres del planeta y el conflicto con el Norte sigue abierto. Las migraciones internas y la enorme inmigración que llega principalmente desde Sudán, no da respiro.

Los cálculos para la supervivencia y el desarrollo trazados por Juba no se cumplieron y se complica el acceso a los propios recursos naturales en una nación rica en petróleo, oro, diamantes, cinc, cobre y otros metales, todos recursos que hasta hace un año estuvieron bajo el exclusivo control del gobierno central de Jartum.

Es decir, el nuevo Estado tiene los recursos pero no la infraestructura para su explotación. El cese de su producción de petróleo lo dejó sin el 98% de sus ingresos y el aceite, que está en su mayor parte en esta región del sur, sólo puede ser refinado en el norte.

Además, según informes de la FAO y del Programa Mundial de Alimentos (PMA), las malas cosechas, la producción cerealera deficitaria, la inflación y los desplazamientos internos han puesto al país en situación de inseguridad alimentaria.

La flamante nación sigue siendo vulnerable a los desastres naturales tales como las inundaciones y las sequías, y además, continúan latentes conflictos internos, como quedó claro después de los recientes enfrentamientos en Jonglei, que llevaron al Presidente Salva Kiir Mayardit a enfocar su último discurso sobre este tema.

Puesto en perspectiva, Sudán del Sur sale de la guerra civil más larga de África y todos saben que el proceso será muy largo. También que viene con estadísticas de desarrollo aplazadísimas y que el entorno inmediato es más de lo mismo, aunque quizás peor. Y esto, sumado a que muchos aún conservan la esperanza de que saldrá adelante, podría ser lo que explique las altas tasas de refugiados que el nuevo Estado recibe de a miles a diario.

El llamado del Presidente en el 1er Aniversario


El Presidente de la República, Salva Kiir Mayardit, a pedido, en su discurso oficial del primer aniversario de Sudan del Sur, “reflexionar sobre el pasado” y “construir un país pacífico, seguro, próspero y estable”

También dijo que “es lamentable que el país celebra este nuevo comienzo, con conflictos tribales por ganado en el estado de Jonglei (al norte del país) entre los Lou Nuer y otras tribus” y exhortó a la juventud de Lou Nuer “a que desista de la cultura de robar ganado y secuestrar niños y mujeres de sus vecinos”, además de ordenar al Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLA), mover y proteger a los civiles.

Asimismo el Presidente hizo un llamado al Ministerio de Asuntos Humanitarios y a las Naciones Unidas “a trabajar de la mano para mejorar la asistencia humanitaria y a cooperar con las autoridades estatales y nacionales para facilitar el retorno de los niños y mujeres secuestrados de vuelta a sus familias y asegurar que el ganado robado también sea devuelto a sus legítimos dueños”

Guerrila - Secesión - Guerra


Tras años de guerrillas y enfrentamientos internos Sudán y el ahora Estado de Sudán del Sur dieron fin oficialmente el conflicto armado con la firma de un acuerdo de paz en enero de 2005 entre el gobierno sudanés y el Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán (ELPS). Con ese acuerdo se estableció un gobierno autónomo sursudanés por seis años, que culminaría con un referendo que determinaría la posible secesión.

Entonces se promulgó una constitución provisional del Gobierno Autónomo de Sudán del Sur que funcionó como ley suprema del territorio, en conjunto con la constitución sudanesa hasta 2011.

A partir de declarada la Independencia, Sudán del Sur aprobó una constitución transitoria efectiva que establece al país como “república democrática, entidad multiétnica, multicultural, multilingüe, multirreligiosa y multirracial”. Implanta además la separación entre Iglesia y Estado y la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Lamentablemente Juba y Jartum continúan en guerra. El tema principal es el petróleo y el escenario las zonas fronterizas entre ambas naciones donde yace el ‘oro negro’.

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores