Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Coyuntura Latinoamericana arrow La inevitable levedad de Mercosur

La inevitable levedad de Mercosur PDF Imprimir E-Mail
Jul-02-12 - por Carlos Malamud (Infolatam)

En la última cumbre de Mercosur se tomaron dos medidas consecutivas, casi simultáneas, relacionadas entre si. Para comenzar, los presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay suspendieron la membresía de Paraguay hasta la celebración de elecciones y la recuperación de la “normalidad democrática”, alterada por el cese de Fernando Lugo. Casi sin solución de continuidad los mismos actores dieron por válida la plena incorporación de Venezuela a Mercosur.

Lo primero que se puede pensar después de tales medidas es que Fernández, Mujica y Rousseff firmaron la partida de defunción del mercado austral. Sin embargo, a la vista del proceso de integración latinoamericano donde nunca mueren del todo las numerosas instituciones que van surgiendo, lo más probable es que Mercosur comience un largo período de aletargamiento e irrelevancia.

El presidente del Consejo de Comercio Exterior brasileño cree que los responsables directos del fin de Mercosur son las autoridades argentinas. Si bien fueron la presidente Fernández y su ministro de Exteriores quienes dispararon el gatillo, valdría la pena no olvidar que Rousseff y Mujica convalidaron lo actuado. Por eso cabe preguntarse qué quiere Brasil de Mercosur y cuál es para él su utilidad futura, dado su creciente peso internacional y su alianza con los BRICS.

Posteriormente Unasur siguió los pasos de Mercosur y los países miembros (Chile y Colombia incluidos) decidieron suspender a Paraguay del bloque regional. Como allí reina la concertación política en lugar del comercio y los intereses económicos, los paraguayos no se inmutaron y dijeron que cumplido el período de suspensión lo más probable es que no se reincorporasen.

¿Ocurrirá algo similar con Mercosur? La respuesta dependerá básicamente de lo que pase en los próximos meses. Al estar fuera, aunque sea temporalmente, Paraguay se sentirá libre para negociar acuerdos bilaterales (de libre comercio, inversiones u otros) con quien estime oportuno, comenzando por EEUU e inclusive con China, con quien, por cierto, no tiene relaciones. También se podría plantear la posibilidad de una negociación bilateral UE Paraguay, al margen de Mercosur, aunque de momento es poco probable.

China es un caso interesante y será un buen test sobre el futuro de Mercosur. Durante la visita del primer ministro chino Wen Jiabao a Argentina se anunciaron a bombo y platillo negociaciones en torno a un tratado de libre comercio (TLC) con Mercosur. Esto ocurrió tras el cese de Lugo y el presidente Franco fue excluido de la teleconferencia en que se produjo tan trascendental anuncio. Para Pekín, su contencioso con Taiwan es prioritario a otros objetivos diplomáticos. Por eso, cobrarse el trofeo mayor del reconocimiento de Paraguay, el único país de América del Sur que tiene relaciones con Taiwan, bien merecería abandonar temporalmente unas negociaciones imposibles con Mercosur.

Así, el futuro del bloque regional será irrelevante por varios motivos. Primero porque atraviesa una situación de bloqueo muy seria, agravada por el extremo proteccionismo argentino. En Mendoza, a instancias argentinas, se discutió aumentar de 100 a 400 el número de productos gravados con el arancel externo común, lo que fue rechazado por los brasileños. Pero no sólo eso. Las desavenencias y el malestar de Brasil con Argentina es creciente, como mostró la agria disputa entre dos altas funcionarias de los ministerios de Comercio en la cumbre de Mendoza.

A esto se agrega la incorporación de Venezuela. Según el comunicado leído por el ministro Timerman, ésta es irreversible. Sin embargo, muchos políticos y académicos se preguntan por la legalidad de la medida y lo que podría ocurrir tras el regreso de Paraguay, en el caso de que éste se produzca. De todos modos, e independientemente del futuro de Venezuela, de momento lo que está garantizada es una mayor politización de Mercosur y un menor peso de las cuestiones comerciales y económicas, que pasarán a un segundo plano.

El ingreso de Venezuela como miembro pleno de Mercosur también implicaba la adecuación de la legislación venezolana sobre comercio exterior a las normativas del mercado austral. Temo que poco se haya avanzado al respecto, aunque esto no represente un problema para nadie. Como señaló el presidente Chávez en una breve intervención telefónica, su ingreso a Mercosur es una dura derrota para el imperio y las burguesías lacayas. La gran duda que queda es si también es una gran victoria para los pueblos que integran el Mercosur, que así verían mejorar sus condiciones de vida, o sólo será un nuevo brindis al sol, de esos a que nos tienen tan acostumbrados quienes manejan la retórica bolivariana.

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores