Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

"Locos de Dios". Huellas proféticas en el ideal de justicia, por Santiago Kovadloff 

 La vinculación del pensamiento clásico con el presente, no solo resulta conveniente sino también   necesario.

 

     

portada_locos_de_dios_mod_3.jpg

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Nicaragua arrow La energía nuclear en América Latina y la posición de Nicaragua

La energía nuclear en América Latina y la posición de Nicaragua PDF Imprimir E-Mail
Jun-13-12 - por Lilly Soto Vásquez *

Los avances en la firma del Tratado de No proliferación de armas nucleares (TNP) por parte de los países de América Latina son una adecuada y razonable visión de que, por el momento, América Latina no está interesada en el uso de la energía nuclear con fines bélicos o militares, sino con el uso de la misma para fines pacíficos. Debemos recordar que este tratado se firmó en 1986 y que ha sido ratificado por 186 países de los 193 que conforman al 2012, la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Sin embargo, el tema de la energía nuclear cobra importancia en Nicaragua cuando se observa, desde la perspectiva diplomática, la amistad entre el gobierno de Irán y el de Nicaragua y las consabidas advertencias realizadas por la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton sobre ese tema.

Los orígenes del uso de la radioactividad datan de los primeros experimentos realizados en el siglo XIX por Wilhelm Röntgen, Antoine Henri Becquerels, Marie y Pierre Curie, entre otros.

En las siguientes décadas se realizaron investigaciones para fines militares y culminaron en el desarrollo de la bomba atómica, en 1945. Y se conoció de sus terribles consecuencias con el bombardeo de las dos ciudades símbolos del Japón que siempre recordamos: Hiroshima y Nagasaki.

Sin embargo el uso civil de la energía nuclear continuó su avance y en 1951, científicos estadounidenses consiguieron, por primera vez, producir electricidad mediante la fisión nuclear y, tres años más tarde, Rusia inauguró el primer reactor de gran capacidad.

En los años sesenta y setenta, fueron los años de la construcción de muchas centrales nucleares en todo el mundo. La popularidad de esa tecnología como alternativa limpia y barata frente a los combustibles fósiles se intensificó con la primera crisis del petróleo, en 1973. No olvidemos que en este año, la OPEP (Organización de los Países Exportadores de Petróleo) provocaron el embargo petrolero a Europa como parte de sus medidas estratégicas para la solución del conflicto del Medio Oriente.

La Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) afirma que 29 paises utilizan 440 reactores que producen el 14 % de la energía mundial. existen 65 centrales nucleares en construcción y más de 150 están planificadas para las siguientes dos décadas. Además, se operan 250 reactores de ensayos en 56 países,y 180 reactores suministran alrededor de 140 barcos y submarinos. (IAEA, s/f(c); IAEA,2009a; WNA, 2011).

La tecnología ha sido criticada no solo por el riesgo que representan los accidentes en plantas nucleares, sino también porque todavía no se ha encontrado ninguna solución para un tratamiento adecuado de los residuos radiactivos. Además, teniendo en cuenta todo lo que se requiere para producir energía nuclear (desde la construcción de las plantas y la minería del uranio, hasta el almacenamiento de los desechos radiactivos), realmente no es ni más barata ni más limpia que otras formas de generación de energía (Netzer, 2011: 3).

A pesar de varios tratados sobre el desarme y la no proliferación de tecnología nuclear, no se ha podido lograr que el mundo crezca sin armas atómicas. China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia, están oficialmente reconocidos como potencias nucleares por el Tratado de No Proliferación Nuclear, y Corea del Norte, Israel, India y Pakistán también cuentan con bombas atómicas.

En América Latina son tres los países que han avanzado en el uso civil de la energía nuclear, siendo estos : Brasil, Argentina y México.

Nicaragua aboga por el uso pacífico de la energía nuclear y por ello, respalda la posición de aquellos países que desean hacer uso de la misma con fines pacíficos. Este hecho ha generado numerosas suspicacias, pero considero que es pertinente aclarar una vez más la posición de Nicaragua de cara a cualquier malentendido sobre la misma.

Por ello, es importante para el gobierno central discutir todos estos temas, aclarar posiciones y mantener los canales abiertos al diálogo franco y productivo con las diferentes fuerzas económicas, políticas y sociales. Hablando se entiende la gente.

*Artículo publicado en www.confidencial.com.ni

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

ARGENTINA
Tomar decisiones sin compartir costos

LATINOAMÉRICA
América Latina al culminar marzo

INTERNACIONAL
El mundo entre Trump, Xi y Putin

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
Las reservas de las Fuerzas Armadas: una necesidad actual

OPINIÓN PÚBLICA
Una campaña de 20 meses

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores