Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Cadenas y candados en la selva colombiana PDF Imprimir E-Mail
Mar-28-12 - por Carlos Malamud (Infolatam)

A mediados de marzo, el Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC señaló que estaban listos “para iniciar el proceso de liberación” de diez de los “prisioneros de guerra” en su poder. Pero como nada es gratis en todo lo que rodea al mundo de la organización terrorista, había una pequeña condicionalidad: “sólo hace falta que el presidente Juan Manuel Santos permita la visita humanitaria proyectada por Mujeres del Mundo por la Paz a los prisioneros políticos y de guerra en los centros de reclusión del país”.

Para dar mayor fuerza a su palabra, las FARC acompañaron sus comunicados con las imágenes de los diez rehenes. Eran diez fotos de los militares y policías que en lo más profundo de la selva colombiana continúan en manos de la organización terrorista. Si bien las fotos impactaban por su crudeza, lo más llamativo no eran los gestos de desesperanza, ni las profundas ojeras que en algunos casos deformaban los rostros de los rehenes para convertirse en gestos de dolor. No. Lo que más impresionaba eran las cadenas y los varios candados que cada uno de ellos llevaba colgados a sus cuellos.

Las fotos, tomadas por los captores, son una evidencia más de su nivel de barbarie. Ni siquiera se molestaron en quitar las cadenas y los candados a sus rehenes a la hora de mostrarlos a la opinión pública colombiana y mundial. Tan convencidos están de que la razón es suya que consideran innecesarios estos mínimos gestos de piedad. Por eso resulta grotesco hablar de “intercambio humanitario”, cuando la tortura física y moral forma parte de la existencia cotidiana de quienes están o han estado en poder de las FARC.

El desarrollo de todo el proceso muestra la falta de palabra de los narcoterroristas. En diciembre de 2011 se comenzó a hablar del tema, pero fue en marzo cuando se lo dio como un hecho irreversible. Sin embargo, en los últimos días la liberación se pospuso en tres oportunidades. Inicialmente se iba a producir el 26 de marzo, luego se pasó al 30 y posteriormente al 2 de abril. Esperemos que sea la fecha definitiva.

Piedad Córdoba ha jugado un papel esencial en todo este proceso y ha sido especialmente beligerante a la hora de reivindicar los derechos de los “presos políticos y de guerra”. Sin embargo, su preocupación por las condiciones de vida de los rehenes de las FARC es prácticamente inexistente. Ni ella ni las otras damas que la acompañan en la iniciativa de las Mujeres del Mundo por la Paz han mencionado las cadenas ni los candados de los presos de las FARC, esos que suelen ser invisibles y de los que apenas se habla. De ahí la paradoja del llamado intercambio humanitario, que no sólo no es intercambio, sino mucho menos humanitario.

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores