Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Investigaciones arrow Defensa arrow El rol de los militares en América Latina

El rol de los militares en América Latina PDF Imprimir E-Mail

Nov-23-11 - por Rosendo Fraga

En forma coincidente, tanto Chávez como Evo Morales han ordenado que las Fuerzas Armadas de sus países pasen a patrullar las calles contra la delincuencia común. El Presidente venezolano dijo que si bien el tema está inflado por la campaña mediática, debe reconocer que la inseguridad es uno de los grandes problemas que no sólo aqueja a Venezuela, sino a todo el mundo. El país ha tenido 10.500 homicidios en lo que va del año, encontrándose entre los 14 países del mundo con más casos cada 100.000 habitantes. Por esta razón dispuso el despliegue de 3.000 soldados del Ejército en las calles. Estos integran un nuevo comando militar del que dependen tres regimientos ubicados en Caracas -la capital del país-, en el centro del país (Vargas) y en el este (Miranda). Al mismo tiempo pidió a las Fuerzas Armadas y de Seguridad abordar el problema con creatividad y no con la clásica cultura de la represión, evitando caer en la trampa capitalista de criminalizar a los pobres. Al mismo tiempo, el ministro de Defensa boliviano, Rubén Saavedra, anunció que los militares patrullarán las calles junto a la policía en un esfuerzo por poner fin a la violencia y la inseguridad en las principales ciudades del país. Dijo también que, como comienzo, 500 integrantes de la Policía Militar participarán en la tarea, pudiendo incrementarse el número de acuerdo a las necesidades.  

Estos dos países integrantes del ALBA se suman así a una tendencia que se ha ido imponiendo en casi toda la región. En México la participación militar en la lucha contra la droga es plena, en el contexto de la violencia narco que ha arrojado 50.000 muertos en los cinco años de gobierno del Presidente Calderón. Si bien hay críticas a esta participación y hay quienes dicen que los militares han resultado ineficaces, la realidad es que los resultados más importantes contra los carteles de la droga los han obtenido unidades especiales del Ejército y la Infantería de Marina. En Brasil, efectivos de las Fuerzas Armadas participan desde noviembre junto a la Policía Militar en la ocupación del conjunto de favelas más importante de Río de Janeiro, buscando terminar con el dominio de los carteles de la droga. También han participado fuerzas militares en la reciente ocupación de la favela más poblada de esta ciudad, la Rocinha, que ha tenido lugar a comienzos de noviembre. Esta participación militar también se proyecta para el próximo objetivo, que es el conjunto de favelas próximas al aeropuerto más importante de la ciudad. En Colombia, el tercer país de América Latina por su población, las Fuerzas Armadas están abocadas al combate contra las FARC, habiendo abatido este mes al jefe militar de la organización (Cano). También participan en este país en la lucha contra la droga. En Perú, la reaparición de comandos de Sendero Luminoso generó enfrentamientos con fuerzas militares. En este país funciona la escuela de los EEUU que dicta cursos en América del Sur para la cooperación militar-policial en la lucha contra la droga y la delincuencia organizada. 

En América Central se ha generalizado la participación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el crimen organizado y los carteles de la droga. El triunfo en las elecciones presidenciales guatemaltecas de un  general retirado partidario de la mano dura contra la droga y el crimen organizado (Pérez Molina) profundiza una tendencia. En la campaña, anunció que utilizará las unidades de élite del Ejército para combatir a los carteles más violentos provenientes de México, como los Zetas. En El Salvador funciona la otra escuela de los EEUU que promueve mediante cursos de perfeccionamiento la cooperación militar-policial en la región. En este país, el gobierno de centro-izquierda del Presidente Funes desde hace tiempo ya utiliza a las Fuerzas Armadas contra el crimen organizado. En Honduras, uno de los países del mundo con más homicidios cada 100.000 habitantes, el gobierno de centro-derecha también está haciendo participar a las Fuerzas Armadas en la lucha contra el crimen organizado. Aunque Costa Rica y Panamá no tienen Fuerzas Armadas sino Guardias Nacionales que cumplen una doble función, esta cooperación no está funcionando, aunque ambos países están intensificando las acciones de seguridad contra la droga y el crimen organizado.  

En los países del Cono Sur no se dan estas acciones, pero hay señales de una mayor utilización de los militares en funciones que no hacen a la defensa. En Paraguay, el Presidente Lugo ya ordenó el año pasado que los militares participen en la represión del grupo guerrillero EGP, que actúa en el interior del país. En Chile, el año pasado, el terremoto llevó a que las Fuerzas Armadas se hicieran cargo en la emergencia de la seguridad en distintas zonas del país para evitar saqueos y disturbios. En Argentina -el país de la región que más ha avanzado en la doctrina de separar defensa y seguridad- desde 2010 las Fuerzas Armadas están participando con radares y otros medios en la lucha contra la droga y la Presidente, frente a un paro en los aeropuertos, volvió a militarizar los controladores aéreos de los aeropuertos, que habían salido del área militar en 2009. Esta tendencia a la mayor utilización  de las Fuerzas Armadas para el orden interno se da al mismo tiempo que en Brasil, Uruguay, Chile y Argentina y otros países continúan, avanzan y se profundizan investigaciones de distintos tipo sobre las violaciones a los derechos humanos durante los gobiernos militares de los años setenta. Sigue pese a que en México, Brasil y Colombia se han denunciado abusos de distinto grado de fuerzas militares contra los derechos humanos. Continúa dándose, aunque los 12 países de UNASUR suscriben una doctrina diferente, de acuerdo a la cual la cooperación militar está centrada sólo en la hipotética defensa de los recursos naturales y las fuerzas de paz. En los hechos, los gobiernos de la región van aceptando que no pueden dejar de utilizar a los militares para enfrentar desafíos a los estados, como son hoy los carteles de la droga y el crimen organizado.  

En conclusión: Chávez y Evo Morales han dispuesto que las Fuerzas Armadas salgan a patrullar las calles contra la delincuencia común, en un giro en su política de no utilizarlas para esta función; ya en Colombia, México y Brasil -los tres países más poblados de América Latina- las Fuerzas Armadas estaban cumpliendo este tipo de rol; lo mismo sucede en América Central, donde tiende a intensificarse la cooperación militar-policial impulsada por EEUU en la mayoría de los países y en el Cono sur hay diversas manifestaciones de esta tendencia, la que se contrapone con la doctrina militar elaborada por UNASUR.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores