Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Iberoamérica arrow La Argentina y el triunfo de Rajoy

La Argentina y el triunfo de Rajoy PDF Imprimir E-Mail
Nov-20-11 - por Rosendo Fraga

La evolución política de España y Argentina muestra cierto paralelismo.  

Los dos países avanzaron en el proceso de democratización al comenzar los años ochenta. Al comienzo de ambos procesos se produjo un hecho traumático: el fallido intento de golpe liderado por Tejero en 1981 para España y la guerra de Malvinas el año siguiente en Argentina.  

Los cinco años y medio de gobierno de Raúl Alfonsín coincidieron ideológicamente con la administración socialdemócrata de Felipe González en España, lo que generó afinidades políticas.

Si bien el gobierno de Menem que se alineó internacionalmente con el centroderecha coincidió con el tercer gobierno del PSOE en España, ello no impidió las fuertes inversiones españolas en las privatizaciones argentinas.  

El primero gobierno de Aznar coincide con el segundo de Menem y allí se profundizó  la relación económica con la compra de YPF por Repsol, ya en un contexto de coincidencia ideológica entre los dos gobiernos.  

El segundo mandato de Aznar se corresponde con las presidencias de De la Rúa y Duhalde en la crisis de 2001-2002 en Argentina. Pese al costo que la situación implicó para las inversiones españolas, ninguna relevante se retiró del país entonces.  

A poco de asumir Kirchner, gana nuevamente el PSOE con Rodríguez Zapatero en España y sus dos mandatos correspondieron con los dos del kirchnerismo en Argentina, estableciéndose una relación facilitada por la afinidad ideológica.  

Ahora, con el triunfo de Rajoy la ideología vuelve a dividir los gobiernos y sus discursos. Es que el nuevo Presidente del gobierno español está firmemente comprometido con una política de austeridad fiscal, fuertemente criticada por la Presidente argentina.  

Pero las relaciones personales pueden atemperar estas diferencias y algo de eso ha sucedido entre la Presidente argentina y su colega francés, Nicolás Sarkozy.  

La influencia española en América Latina en general y en Argentina en particular ha disminuido. La ausencia de 11 presidentes latinoamericanos en la Cumbre Iberoamericana de este año en Asunción, presidida por el Rey, fue una evidencia al respecto. Cuando hace veinte años comenzó el MERCOSUR, el PBI español superaba a los cuatro países del grupo regional. Ahora sólo Brasil se acerca a duplicarlo.   

El rol de España sigue y seguirá siendo importante para la región y nuestro país. En la política interna argentina quien se relaciona con el PP es el PRO de Mauricio Macri y la llegada al poder de Rajoy puede sumar para el Jefe de Gobierno porteño una buena relación con el Presidente del gobierno de la quinta economía de Europa, más allá de sus fuertes dificultades.  

Pero la lección más importante que deja la elección española para la Argentina es confirmar una vez más la importancia que tiene la economía para ganar o perder elecciones, aunque se trate de un principio obvio.  

En Irlanda cayó un gobierno de centro-derecha y asumió uno de centro-izquierda; en Portugal, en cambio, por las mismas razones económicas se fue uno socialdemócrata y llegó otro de centro-derecha; en Italia cayó un gobierno de centro-derecha y en Grecia uno social-demócrata (en ambos casos por su incapacidad para generar confianza económica).  

Ahora ha sido España donde la crisis económica ha jugado un rol fundamental para explicar que el PSOE haya tenido su peor resultado en casi tres décadas y el PP el mejor.  

En la Argentina Cristina tiene el mejor resultado desde el restablecimiento de la democracia en gran medida por el éxito económico y en España Rajoy también ganó por la economía. Pero en el primer caso el gobierno gana por el crecimiento y el consumo y en el segundo lo hace la oposición por la recesión y el aumento del desempleo.  

De las cinco elecciones que ha tenido el kirchnerismo en el ámbito nacional ha ganado cuatro y perdido sólo una, la legislativa de 2009, el único año de los ocho y medio en la cual la economía estuvo en recesión por la crisis global.  

Una relación política bilateral quizás un poco más compleja y la confirmación una vez más de la importancia de la economía para ganar o perder elecciones, sean quizás las consideraciones más relevantes que deja el categórico triunfo de Rajoy para la Argentina.
 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores