Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Argentina arrow Las elecciones presidenciales argentinas desde 1853

Las elecciones presidenciales argentinas desde 1853 PDF Imprimir E-Mail
Oct-18-07 - por Rosendo Fraga

Image
La caída del gobierno del presidente Fernando de la Rúa en diciembre de 2001, ha mostrado que la Argentina presenta limitaciones para un normal funcionamiento institucional.
La del 28 de octubre será la elección presidencial número veintiocho que tiene lugar en la Argentina desde el año 1853, cuando se sancionó la Constitución Nacional.

Ello da un promedio de una elección presidencial cada cinco años y medio, lo que daría una idea de estabilidad que no fue real, dado que en seis oportunidades en el medio siglo que fue de 1930 hasta comienzos de los ochenta, el régimen institucional fue interrumpido por golpes militares.

Estas elecciones pueden dividirse en tres grandes períodos.

Uno inicial, el de la Argentina conservadora de la Generación del Ochenta, con su sistema de participación limitada o restringida. Once elecciones tuvieron lugar entre 1853 y 1910. Justo José de Urquiza fue elegido en 1854 y Santiago Derqui en 1860, quien renunció un año después, tras la batalla de Cepeda. A partir de 1862, año en que Bartolomé Mitre resultó elegido Presidente, las ocho elecciones presidenciales subsiguientes se realizaron en forma ininterrumpida cada seis años, como lo establecía la Constitución Nacional.

Durante todo este período, estuvo vigente el sistema de elección presidencial a través del Colegio Electoral, que permitió constituir amplias mayorías, ya que con excepción de la elección de Sarmiento en 1868, en todas las demás el candidato ganador había logrado la mayoría en el Colegio en la elección.

Así fue como se sucedieron las elecciones en las que fueron elegidos Nicolás Avellaneda (1874), Julio A. Roca (1880), Miguel Juárez Celman (1886), Luis Sáenz Peña (1892), Roca nuevamente (1898), Manuel Quintana (1904) y Roque Sáenz Peña (1910).

En 1916 se inició un segundo ciclo, al comenzar a regir la ley del voto universal, secreto y obligatorio, que permitió la participación de todos los ciudadanos. Se amplió el derecho al voto, pero se interrumpió la estabilidad institucional, ya que entre 1930 y 1983, las Fuerzas Armadas desplazaron a gobiernos constitucionales en seis oportunidades. Durante estos sesenta y siete años, tuvieron lugar otras once elecciones presidenciales, pero la Argentina tuvo veinticuatro presidentes, catorce de ellos militares y diez civiles, con un presidente cada 2,8 años como promedio.

 

NRO. AÑO PRESIDENTE ELECTO CARACTERISTICA INSTITUCIONAL DEL PERIODO SISTEMA DE ELECCION
1 1854 Justo José de Urquiza    
2 1860 Santiago Derqui    
3 1862 Bartolomé Mitre    
4 1868 Domingo Faustino Sarmiento PARTICIPACION  
5 1874 Nicolás Avellaneda ELECTORAL COLEGIO
6 1880 Julio Argentino Roca LIMITADA O ELECTORAL
7 1886 Miguel Juárez Celman RESTRINGIDA  
8 1892 Luis Sáenz Peña    
9 1898 Julio Argentino Roca    
10 1904 Manuel Quintana    
11 1910 Roque Sáenz Peña    
12 1916 Hipólito Yrigoyen    
13 1922 Marcelo Torcuato de Alvear    
14 1928 Hipólito Yrigoyen   COLEGIO
15 1931 Agustín Pedro Justo PARTICIPACION ELECTORAL
16 1937 Roberto Marcelino Ortiz ELECTORAL AMPLIA  
17 1946 Juan Domingo Perón E INESTABILIDAD  
18 1952 Juan Domingo Perón INSTITUCIONAL VOTO DIRECTO
19 1958 Arturo Frondizi   COLEGIO
20 1963 Arturo Illia   ELECTORAL
21 1973 Héctor José Cámpora    
22 1973 Juan Domingo Perón   BALOTAJE
23 1983 Raúl Ricardo Alfonsín   COLEGIO
24 1989 Carlos Saúl Menem PARTICIPACION ELECTORAL
25 1995 Carlos Saúl Menem ELECTORAL AMPLIA  
26 1999 Fernando de la Rúa Y ESTABILIDAD BALOTAJE
27 2003 Néstor Kirchner INSTITUCIONAL  
Centro de Estudios Nueva Mayoría

 

Así, con el cambio de sistema, se dieron los triunfos sucesivos de la Unión Cívica Radical con Hipólito Yrigoyen (1916), Marcelo T. de Alvear (1922) y nuevamente Yrigoyen (1928). En estos años, el radicalismo obtuvo amplias mayorías que le permitieron tener Colegio Electoral propio con el 47,7% cuando fue electo Alvear y 57,4% en la segunda de Don Hipólito. En 1916 con 45,6% en la primera elección de Yrigoyen, faltaron pocos electores, los que se obtuvieron en el Colegio.

La democracia se restableció luego del golpe del 30, pero con el radicalismo -la fuerza mayoritaria- excluido de la participación. Coaliciones de sesgo conservador impusieron a Justo en 1931 (superó el 51%) y a Ortiz en 1937 con el 53,8%, en ambos casos logrando el Colegio Electoral propio.

Nuevamente y después de la revolución de 1943, se restableció la democracia y Perón fue elegido en 1946 con el 52,4% y, seis años más tarde, reelecto con el 62,5%.

Luego de la revolución del 55 se realizaron dos elecciones con el peronismo proscripto. La de 1958, en la que ganó Frondizi con el 44,8% y Colegio propio; y la de 1963 -tras el derrocamiento del gobierno constitucional en 1962- en la que triunfó Illia con sólo el 25,2%, mediante alianzas que le permitieron desde la posición de primera minoría alcanzar la mayoría en el Colegio.

Después de la interrupción institucional de 1966, se restableció el sistema democrático en 1973 y hubo dos elecciones presidenciales sucesivas, con el sistema de voto directo y doble vuelta, impuesto por la enmienda constitucional del gobierno de facto de Lanusse. En ambas ganó el peronismo.

En marzo de 1973 resultó electo Cámpora con el 49,5%, porcentaje ante el cual la oposición renunció al balotaje. Meses después, Perón vence en la primera vuelta con el 61,8%, porcentaje que junto con el que alcanzara en 1951, son los más altos que registran las elecciones presidenciales en la Argentina desde el año 1916.

Tras el último gobierno de facto iniciado en 1976, se restableció la democracia en 1983 y comienza el tercer ciclo, en el cual se logra combinar el voto popular con la estabilidad institucional. Han tenido lugar cinco elecciones presidenciales sucesivas. Las dos primeras -la que gana Alfonsín con el 51,7% en 1983 y la de Menem en 1989 que vence con el 47,3% -ambos con Colegio Electoral propio- regidas por la Constitución de 1853.

En 1994, se reforma la Constitución Nacional y se elimina el Colegio Electoral, siendo sustituido por el sistema de voto directo y distrito único y con balotaje o segunda vuelta, pero con una característica especial: si el primero llega al 45% de los votos válidos -descontándose para este cómputo los blancos y los impugnados- se gana en primera vuelta y si se alcanza al 40% y se tiene más de 10 puntos de ventaja, también se impone en primera vuelta.

Han tenido lugar tres elecciones con este nuevo sistema. La primera fue el 14 de mayo de 1995, cuando Menem fue reelegido en primera vuelta con el 49,9% de los votos y la segunda fue el 24 de octubre de 1999, cuando gana De la Rúa también en la primera vuelta, con el 48,3%. La tercera el 27 de abril de 2003 cuando si bien Menem tuvo la primera minoría con el 24,4%, al renunciar al participar en el balotaje, terminó siendo elegido Kirchner.

Es así como la elección presidencial del próximo 28 de octubre, es la número veintiocho desde la vigencia de la Constitución Nacional, la número diecisiete desde que fue establecida la ley Sáenz Peña, la sexta elección presidencial consecutiva desde 1983 -desde 1928 la Argentina no tenía cinco elecciones de Presidentes sucesivas y nunca las tuvo con voto obligatorio- y la cuarta desde la vigencia de la nueva Constitución Nacional sancionada en agosto de 1994.

No ha sido fácil mantener la estabilidad político-institucional en la Argentina a lo largo de 154 años de historia constitucional según muestra esta simple revisión del ciclo histórico de las elecciones presidenciales. Primero se dio un ciclo (1853-1916) de estabilidad institucional pero participación electoral limitada. Después hubo otro ciclo de participación electoral amplia (1916-1983) -con las excepciones de la década del 30 y la proscripción del peronismo a fines de los 50 y principios de los 60- pero de inestabilidad institucional.

De acuerdo a este análisis, los veinticuatro años que han transcurrido desde 1983 indican el inicio de un tercer ciclo, en el cual la participación electoral amplia se logra en el marco de la democracia, aunque la caída de De la Rúa ha mostrado que la Argentina presenta limitaciones para un normal funcionamiento institucional.

Como conclusión:

a) La del 28 de octubre será la elección presidencial número veintiocho, que tiene lugar en la Argentina desde la sanción de la Constitución Nacional, en 1853.

b) Entre 1853 y 2007 se registró un promedio de una elección presidencial cada cinco años y medio, evidenciando que hubo una estabilidad que en realidad no fue tal, ya que en seis oportunidades en el medio siglo que va de 1930 hasta comienzos de los ochenta, el régimen institucional fue interrumpido por golpes militares.

c) Tres períodos se destacan en las elecciones presidenciales argentinas; el primero de 1853 a 1916 con once comicios, caracterizado por una participación electoral limitada o restringida, el segundo de 1916 a 1983 también con once elecciones, donde hubo participación electoral amplia e inestabilidad institucional, y el tercero, que comenzó a partir de 1983 con seis elecciones, caracterizado por el voto popular y estabilidad institucional.

 

 
CALENDARIOS ELECTORALES

ARGENTINA 2015

AMÉRICA LATINA 2014-2015

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El escenario laboral durante julio: I. El sindicalismo converge en la acción

LATINOAMERICA
La coyuntura política latinoamericana

INTERNACIONAL
Rusia: el 1º país a nivel extra-regional con el que Argentina celebra más tratados

EVOLUCION SOCIOPOLITICA
Indicadores de conflictividad social durante 2013 y su evolución desde 1980

DEFENSA
El Ejército en su 204º aniversario

OPINION PUBLICA
Julio 2014: Indicadores de opinión pública latinoamericana

HISTORIA
Uriburu, Yrigoyen y la reforma militar

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores